viernes, 23 de febrero de 2018

El color rojo, símbolo y arquetipo universal sinónimo de vida y pasión


El color rojo es símbolo esencial de toda fuerza vital y representa toda potencia impulsiva y generosa que encarna las virtudes guerreras y promueve un eros libre y triunfante. Fue uno de los primeros colores que el hombre primitivo supo confeccionar en forma de óxido de hierro. El rojo se relaciona con los procesos de la digestión, la maduración y la regeneración de todo ser o toda obra.


Para muchos  pueblos y civilizaciones, el color rojo ha representado el color más significativo e importante. Es el color del fuego y de la sangre, por lo que esta asociado tanto a la destrucción, como a la vida.

Como no podía ser de otro modo, el color rojo representa a todos los cuerpos de bomberos y da nombre a una de las instituciones internacionales más dedicadas a ayudar al prójimo: la Cruz Roja. En todas las cuestiones relacionadas con las emergencias, el color rojo es el más utilizado. Tradicionalmente las ambulancias y los coches de bomberos lucen en rojo cuando circulan por nuestras ciudades y carreteras.

El rojo es un color muy ambivalente ya que dentro de un cuerpo es símbolo de vida, pero cuando se derrama y esparce equivale a la muerte. No hay que olvidar que es el color preferido del diablo y que, junto al color negro, representa todo lo que se refiere al infierno.

El rojo es un color con tintes de secretismo por el misterio vital que encierra, por lo que es el color del corazón, del libido y del alma. Todo ser animado y vital se relaciona con el rojo.

El color rojo atrae y llama la atención, se trata de una tonalidad que destaca con diferencia del resto de colores. El famoso mito de la "mujer de rojo" refleja de forma espléndida las cualidades de este color tan atrayente y dominante. Las tendencias sadomasoquistas y el color rojo se relacionan a la perfección desde los tiempos del Marques de Sade.

El rojo también es el color de la ciencia y del conocimiento esotérico prohibido a los no iniciados. Es el conocimiento que los sabios esconden bajo sus mantos y túnicas rojas. Por tal motivo, las capas rojas son un atributo de los dioses y humanos relacionados con la sabiduría y el conocimiento.

La siguiente imagen del dios Hermes nos ofrece un magnífico ejemplo de como los grandes artistas no pintaban los elementos emblemáticos con cualquier color:



En las cartas del Tarot también encontramos unos bonitos ejemplos de la utilización del color rojo en la indumentaria de personajes relacionados con el conocimiento y el poder. La capa roja de El Mago y la de la Emperatriz, la túnica roja del Ermitaño, nos demuestran que los artistas esotéricos no manejan los colores al azar.

La importancia de los colores en las cartas del Tarot es fundamental, ningún detalle es casual. El gran Salvador Dalí con su capa roja fueron muy conscientes de ello, cuando el polifacético artista catalán diseñó sus espectaculares y esotéricas cartas.

Por su relación con la menstruación de las mujeres, el color rojo en muchos pueblos es protagonista de numerosos mitos y leyendas relacionadas con la procreación y la fecundidad. El color rojo y el sexo van de la mano. Ya hemos comentado que el rojo como color dominante frente a los demás, ha estado muy utilizado dentro de la estética sadomasoquista.

Los indios nativos americanos tenían la costumbre de pintarse el cuerpo y la cara con pintura encarnada diluida en aceite. Entre los jóvenes indios de ambos sexos, se creía que el color rojo estimulaba las fuerzas y despertaba el deseo. Bajo este contexto el color rojo adquiere todo tipo de virtudes médicas y se llega a convertir en una indispensable panacea.

En el cristianismo el color rojo esta asociado a la sangre de Cristo y representa a todos los mártires que han muerto defendiendo a Jesucristo. En la época de Pentecostés, el rojo también representa las llamas entorno al espíritu Santo y el Sagrado Corazón de Jesus. Los sacerdotes visten de rojo en memoria de la sangre derramada por Cristo durante la Pasión.

Se dice que el color rojo estimula a la mente humana, aumentando la capacidad respiratoria y la tensión muscular. Bajo este contexto, el rojo es sinónimo de potencia y rapidez. El mundo de la industria y la sociedad de consumo han sacado buen partido del poder encerrado dentro del color rojo. Uno de los mejores ejemplos de la utilización del color rojo en nuestros días es el de los coches deportivos fabricados por Ferrari. La fábrica italiana apostó desde el principio por el color rojo,como medio de distinción y personalidad dentro del mundo de las 4 ruedas. Hasta un niño de corta edad es capaz de relacionar un coche deportivo de color rojo con la marca italiana del "caballito rampante".



El rojo representa a un color eminentemente deportivo y competitivo. Es uno de los colores más utilizados en escudos deportivos e indumentarias deportivas. En todos los deportes podemos encontrar referencias al color rojo: la marea roja, los reeds, los diablos rojos, etc.

En la política y en los movimientos sociales, el rojo siempre ha estado representando a uno de los dos extremos. En la Guerra Civil española uno de los dos bandos se denominaron de forma popular como "los rojos". Desde hace décadas el rojo simboliza a los movimientos comunistas y socialistas que suelen identificarse con un clavel o una rosa rojas.

En el artículo dedicado al análisis simbolico del nuevo emblema de las FARC de Colombia, ya comentamos como el color rojo es utilizado como muestra de revolución y cambio para el pueblo de forma muy poco convencional. Un pueblo que ya esta harto de que solamente unos pocos se repartan el pastel.


En USA el color rojo representa a uno de los partidos por la que la gente puede votar y creer que están eligiendo a su presidente. Es el rojo de los republicanos contra el azul de los demócratas que tiene divididos a los ciudadanos norteamericanos desde hace décadas.

Rojos contra azules con el fin de poner en práctica la máxima del "Divide y vencerás". No importa quien gane, los dos partidos tienen el mismo dueño, mientras los ciudadanos hacen una inocente siesta. Es el llamado "sueño americano"



El rojo también encierra cierto aspecto prohibitivo que es utilizado en numerosas señales de tráfico y en todos los semáforos. Bajo este contexto el rojo es sinónimo de "prohibido el paso" y de "Stop" en todas las carreteras y calles del Planeta. Al estar relacionado con el peligro y las emergencias, el color rojo no suele emplearse para otros menesteres. El rojo es el color que los profesores utilizan para corregir los exámenes y escribir la nota clasificatoria, tanto de los que suspenden, como de los que aprueban.

Preferir el color rojo entre los demás colores implica ser una persona vital, con mucha energía para gastar, agresiva y estar siempre preparado para la acción. Muchos expertos afirman que el rojo exalta las pasiones y desata los impulsos eróticos, aumentando la actividad sexual de los seres humanos. Es uno de los colores menos recomendables para pintar las paredes de centros penitenciarios y centros sanitarios.

Un exceso de gusto hacia el color rojo puede provocar un temperamento exorbitante que puede llegar a la ninfomanía y satiromanía, en donde el sujeto no puede nunca sentirse satisfecho y siempre quiere más. Un rechazo al color rojo indica cierta falta de vitalidad y mucha fatiga psíquica y nerviosa. El apetito sexual suele estar directamente relacionado con los gustos hacia los colores rojizos. No es de extrañar que el color rojo sea el más utilizado en las Sex-Shops de todo el mundo.

En la geometría de los Sólidos Platónicos el color rojo suele adjudicarse al tetraedro, la primera de las cinco figuras que representa al elemento Fuego:


El color rojo oscuro es un color iniciático y que también ha sido empleado en ritos funerarios. Es el color que muchos definen como púrpura y que en todas las religiones y ritos relacionados con la muerte tiene un destacado papel simbólico.

En el budismo japones, la aureola roja y el loto rojo están asociados al gesto de concentración de Dainichi-Nyorai, también llamado el Gran Iluminador. En todas las leyendas de Europa y Asia el espíritu del fuego siempre aparece vestido de rojo y porta un gorro del mismo color.

En Roma el rojo era el color de los generales, de la nobleza, de los patricios y del propio emperador. El rojo fue en el imperio romano el símbolo del poder supremo y hasta se llegó a prohibir la venta en los mercados de paños de color rojo. En la francmasonería, el rojo designa el sistema de altos grados del rito escocés.


En esoterismo el color rojo representa al planeta Marte y al elemento del Fuego. De forma popular, el planeta Marte es conocido con el sobrenombre de "Planeta Rojo". Muchos son los que sospechan que la NASA tiene un interés muy especial en hacer creer que en Marte todo tiene tonos rojizos. En la actualidad existen muchas pruebas que apuntan hacia un planeta Marte con agua y atmósfera azul.

En Numerología simboliza los valores del número tres y ocupa el tercer lugar representando al planeta Marte, detrás de Saturno y Júpiter. Dentro de los 3 componentes del ser humano, cuerpo, anima y espíritu, el color rojo ya hemos comentado anteriormente que simboliza a toda su parte anímica.


En la alquimia, el rojo está intimamente relacionado con la Piedra Filosofal y con el color blanco para formar un sistema dual en el que simboliza el azufre, el que quema. En el hermetismo islámico encontramos el término "azufre rojo".

Veamos como el gran Basilio Valentino definía el color de la Piedra Filosofal:
"Su color tira del rojo encarnado al carmesí, como si un gran rubí se convirtiera en una gran granada. Es una piedra pura con un color puro, ya que esta compuesta por los rayos del sol."
En Astrología el color rojo corresponde al signo de Aries y al de Escorpio, no en vano Aries representa a la guerra y Escorpio representa a la muerte y al Ave Fenix resurgiendo de sus cenizas. Muchos autores consideran que los 3 signos del elemento Fuego, Leo, Sagitario y Aries, se sienten atraídos por los colores rojizos.

El color rojo siempre ha estado relacionado con los atributos varoniles y los pueblos etruscos e indostanos nos han dejado buenas muestras de ello. Rojo en hebreo es Adam, palabra que equivale a tierra y al "primer hombre". La misma palabra sin la letra "A" delante, "Dam", significa sangre.

El rojo es el color del cuarto principio en el hombre, llamado "Kâma" que esta relacionado con los deseos. Con el color rojo también suele representarse el tercer principio denominado "Rajas", que se relaciona con la pasión.

En Japón el rojo, "aka", lo llevan de forma casi exclusiva las mujeres, siendo el símbolo de la sinceridad y de la dicha. El día en que los reclutas japoneses se licencian, lo celebran portando cada uno de ellos un sendo cinturón de color rojo, como muestra máxima de fidelidad hacia la madre patria del sol naciente. En la China medieval el color rojo era el color del dios de la buena suerte que concedía riquezas y bienestar.

En la heráldica el color rojo se denomina "gules" y es uno de los colores más utilizados, como podemos comprobar en el escudo de España. Según los expertos en estas lides un escudo de armas en rojo denota grandes virtudes espirituales y un gran amor hacia Dios y hacia el prójimo. Como virtudes mundanas del color rojo, podemos nombrar la valentía y la fuerza. Dentro de los vicios, el color rojo simboliza la crueldad, el homicidio y las matanzas. El rojo y las actitudes coléricas, van de la mano.

En la bandera nacional de China, el color rojo es el protagonista indiscutible. El color rojo y el color blanco son los colores más utilizados en todo tipo de banderas, gracias a su extrema visibilidad a grandes distancias. La bandera Suiza, la de Japón y la de Nepal son una buena muestra del contraste que ofrece el color rojo con el color blanco. En el artículo dedicado al símbolo de la BANDERA, ya comentamos que la bandera de Nepal es la única bandera nacional que no tiene forma rectangular.


Para el pueblo de los bambara, el color rojo hace pensar en todo lo caliente, en el fuego, la sangre, la excitación, la dificultad, la sabiduría y todo lo inacesible. Los bambara consideran que su monarca o gobernante puede solamente ser representado por el color rojo.

En la climatología, el color rojo anuncia el fin de la tranquilidad y un cambio brusco en el buen tiempo que se estaba disfrutando.

La sabiduría popular afirma que cuando el cielo adquiere tintes rojizos, se avecina lluvia o viento, tal y como reza este viejo refrán catalán:
"Cel rogent,... aigua o vent!!!"
(Cielo rojizo,... agua o viento!!!)

Johnny McClue 2018