miércoles, 1 de julio de 2015

El mito de los desaparecidos, terrible realidad en pleno siglo 21


Para la mayoría de ciudadanos el tema de los desaparecidos se asocia con las desapariciones ocurridas durante los gobiernos militares de Argentina y Chile. Lo asocian al pasado como una consecuencia de gobiernos dictatoriales como el de Pinochet. En Europa se piensa que con la llegada de la democracia todas estas historias ya no ocurren. Pero la verdad es muy distinta y en la actualidad siguen desapareciendo miles de latino-americanos sin que nadie sepa que es lo que ocurre con ellos.


Si en el siglo 20 fueron los argentinos y chilenos los afectados, en nuestros días este cáncer se ha extendido hacia todos los latino-americanos que emigran en pos de un mejor trabajo y condiciones de vida. Hombres y mujeres que abandonan lo poco que tienen y ponen rumbo al Norte. Pero una gran mayoría nunca llegan a su ansiado destino, desaparecen sin dejar rastro. No son decenas, no son centenas,... son millares de familias las que buscan desesperada-mente a uno de sus miembros.


Todos los desaparecidos son latinoamericanos que abandonan sus hogares y familias intentando alcanzar el tan deseado sueño americano. Ellos piensan que el sueño americano ya no se puede realizar en sus países natales. Todos están completamente convencidos que en la actualidad el sueño americano solamente se puede realizar en un lugar: USA.

En la mayoría de los casos no es una huida individual en donde uno abandona a la familia y se intenta salvar solo él. Todos realizan el viaje hacia USA con la intención de mandar dólares a sus familias. Todos piensan que cuando su vida mejore en USA, podrán empezar a acoger a sus familiares en su nuevo mundo.

Se trata de un viaje de miles de kilómetros rumbo al norte. Ciudadanos de América del Sur y de América Central que viajan en solitario vía terrestre con una misma dirección: rumbo Norte hacia USA. Viajan muy ligeros de equipaje, conscientes que el tipo de viaje no permite transportar bienes preciados. Pero cuando el viaje hacia el Norte va poniendo tierra entre ellos y sus respectivas familias, se convierten en presa fácil para gente desalmada. Demasiado fácil.

Desapareces en un lugar por el que estás de paso, nadie te conoce, no tienes parientes, ni amigos que puedan denunciar tu desaparición de inmediato. Desapareces en un lugar en donde nadie se entera que has desaparecido.

Si hay alguien que necesita de seres humanos vivos, este río de latinoamericanos subiendo hacia el Norte es una autentica mina de recursos inagotables. En algún lugar hay unos seres desalmados que están jugando con nuestras vidas y nuestros sentimientos. Para una madre no hay peor cosa. No saber si tu hijo esta vivo, es el peor de los martirios.

Los culpables en la actualidad de tantas desapariciones ya no actúan por motivos políticos. Sus fines son mucho mas macabros, egoístas y económicos. El tipo de víctimas escogidas para hacerlas desaparecer, demuestran la cobardía y falta total de amor al prójimo.


No se trata de unas desapariciones producto de unos cuantos asesinos dementes. Estamos ante una operación de inmensas proporciones que no puede estar orquestada por un cualquiera. En otras circunstancias la justicia y la policía ya hubieran eliminado el problema y ajusticiado a los culpables. 


Las desapariciones actuales, huelen a podrido porque los gobiernos o están implicados, o cierran los ojos a cambio de algo.

Una de las opiniones mas extendidas en la actualidad es la que relaciona las desapariciones con el pujante negocio de la venta de órganos para trasplantes. Argumentan que los órganos para trasplantes en hospitales europeos y norteamericanos, provienen de personas desaparecidas que intentaban llegar a USA.

Pero desgraciadamente estoy convencido de que los órganos no son el principal motivo de las desapariciones. Los órganos no son mas que las despojas de un acto mucho mas macabro: la energía de la vida. Estamos ante el tráfico de las energías  anímicas de todos estos hombres y mujeres desaparecidos. Hay algún extraño ser que se alimenta de estar fuertes energías encerradas en nuestras almas y espíritus. Pero solo puede obtener su preciado alimento de los seres humanos vivos. A este mal nacido, no le sirven los muertos. Este hijo puta, no sacia su hambre yendo a un cementerio. Este cabrón en un cementerio, no se come un rosco. Necesita comer vida, la muerte no le alimenta.


En muchos relatos de sujetos abducidos han sido descritos estos laboratorios subterráneos en donde las energías anímicas son completamente manipuladas y transferidas a otro ser. Son estudios realizados por científicos y universidades. No es ciencia ficción, desgraciadamente es la pura verdad, como nos demuestran las investigaciones del profesor Corrado Malanga y su equipo de colaboradores de la universidad de Pisa. La descripción de estos lugares siempre coincide en muchos aspectos: laboratorio subterráneo con paredes metálicas, mesas-camilla y extraños cilindros donde los sujetos son introducidos.


Visión desde lo alto de un laboratorio con cilindros


La tecnología para manipular estas energías vivas parece ser que esta bastante mas evolucionada de lo que nos imaginamos. Y en esta tecnología los cilindros tienen un papel fundamental, sin lugar a dudas. 

Para poder extraer estas energías necesitan que el sujeto este vivo. Todos los relatos cuentan la intensa sensación de frío sufrida dentro del cilindro.

Yo soy uno de los que esta convencido que el guionista de los Simpson maneja "información privilegiada" y con los cilindros de su famoso episodio, tenemos un claro ejemplo. Se divierten enseñandonos estas horripilantes verdades camufladas dentro de unos dibujos animados que mirarán millones de familias del planeta. Se ríen de nuestra ignorancia, se creen superiores y dueños de la granja.

Según los expertos en estas cuestiones poco difundidas, son varias las razas alienígenas que visitan nuestro planeta en pos de alimento. Algunas de estas razas no precisan alimentarse de seres humanos, y las vacas ya les satisfacen sus necesidades. Sin embargo hay otras que solo les interesa una parte del cuerpo: la parte anímica. Y esta parte anímica solamente parece ser que la poseen los seres humanos. Pero por lo que se ve y podemos deducir, una de estas razas quiso ahorrarse tantos viajecitos y prefirió pactar con el pastor del ganado.

Siempre me he preguntado cuales fueron los terminos del pacto de algunos gobiernos con los "extraterrestres". Se cuenta que ellos nos facilitaron algunas de sus avanzadas tecnologías. Pero, ¿que demonios fue lo que les dimos nosotros a cambio? Desgraciadamente me parece que dichos gobiernos aún les están dando lo pactado.

Me complace compartir este sencillo vídeo musical montado con las imagenes encontradas en internet tras poner en el buscador la palabra "desaparecidos". Las imagenes muestran la amplitud del problema y la enorme cantidad de países afectados. Madres de Nicaragua, Costa Rica, México, Honduras, Colombia, Paraguay, etc, que buscan desesperadamente a su hijo desaparecido.
PAZ 
Johnny McClue