domingo, 17 de mayo de 2015

El símbolo del circulo.


Nos encontramos ante el gran señor de los símbolos, el circulo. Estamos ante una curva que se prolonga hasta volverse a encontrar. El circulo es un punto extendido y sus propiedades son también comunes a las del punto: perfección, igualdad, ausencia de división o de distinción. El circulo se considera en su totalidad indivisible, sin movimiento, sin comienzo ni fin y sin variación alguna.


No teniendo ni  principio, ni fin, el circulo es también signo de Dios y de lo eterno. En las practicas mágicas es signo de protección contra los malos espíritus y el demonio. Todos los amuletos en forma circular están diseñados para dar protección. La tradición de utilizar anillos y cinturones como protección a cualquier mal, también es debido a esta creencia popular tan arraigada. 


Los luchadores trazan un circulo alrededor de sus cuerpos antes de entablar combate. Los círculos dentro del mundo mágico no solamente eran usados como adorno. Han sido considerados auténticos estabilizadores y los encargados de mantener la cohesión del alma y el cuerpo. 


También posee todos los atributos de la curva descritos en el anterior articulo. Por tanto el circulo también simboliza el cielo cósmico. El circulo simboliza la actividad celestial, su inserción dinámica en el cosmos y su capacidad de relacionarse con las cosas de la tierra.



El circulo es un símbolo que encontramos en todas las culturas y civilizaciones, posiblemente fue de las primeras figuras que el ser humano utilizo para comunicar ideas y conceptos. El circulo en la mayoría de las culturas simboliza el sol, la totalidad, el ciclo de la vida y la piedra filosofal de la alquimia. El circulo al carecer de principio y de fin, ha sido relacionado con la eternidad, la perfección, el infinito y el cosmos. Simboliza el tiempo y los ciclos de la vida y el mundo natural. La Luna, los planetas y el Zodiaco utilizan la  forma circular y cuando se quiere expresar igualdad se emplea la forma circular como en las mesas redondas de la ONU o la misma Tabla Redonda del rey Arturo.


En gran numero de culturas el ritual de caminar alrededor de un objeto sagrado, de fine y santifica el espacio que dicho movimiento circular encierra. Al dar una vuelta sobre el objeto sagrado, el orador imita a los ciclos solares y astrales, rindiendo homenaje a las fuerzas celestiales. Un buen ejemplo de estas ceremonias la tenemos en que practican los musulmanes en la Meca cuando dan vueltas entorno al cubo sagrado, la Kaaba. En la cultura mediterránea también encontramos la tradición de dar vueltas entorno a la hoguera de la noche de San Juan, la noche mas corta del año.

El Paraíso terrenal es circular. El Cielo se mueve con movimiento circular y Plotinio se preguntaba el porque. Y es el mismo Plotinio que nos respondía de forma categórica: Porque imita a la Inteligencia. En el budismo zen encontramos a menudo círculos concéntricos que simbolizan la etapa ultima de perfeccionamiento interior donde luce la armonía que el espíritu ha ido adquiriendo.


El nombre de estos dibujos aparecidos en algunos terrenos de cultivo, ya nos
indican la forma predominante que tienen:
"Círculos de las Cosechas"
Los dibujos que aparecen sobre los campos de trigo no fueron bautizados con cualquier nombre. No son "los cuadrados de las cosechas", ni tampoco los llaman "las estrellas de las cosechas". El nombre de "los círculos de las cosechas" describe a la perfección, no tan solo su forma,... nos apunta su origen y posible causa.

El circulo y el tiempo están relacionados desde la mas lejana antigüedad. Los babilónicos ya lo utilizaron para medir el tiempo y lo dividieron en 360 grados. En Grecia se siguió con esta relación que se represento con la imagen de la serpiente mordiéndose la cola. Entre los indios de norte América la luna,  la noche, el día, son círculos por encima de nuestro mundo. Para muchas de estas tribu americanas, el tiempo del año es un circulo alrededor del borde del mundo.


Circulo y lineas curvas ,... naturaleza y vida!
El circulo expresa el soplo de la divinidad sin comienzo ni fin. Este soplo se prosigue continuamente y en todos los sentidos. Si el soplo se detuviese, habría enseguida una absorción del mundo. El sol y el oro que es su imagen, se designan con un circulo. En la antigüedad el plano circular se asociaba al cultura del fuego, de los héroes y de la divinidad. El redondel posee un sentido universal que el globo o orbis, simboliza.

En la tradición islámica la forma circular es la considerada mas perfecta de todas. Sus poetas dicen que el circulo formado por la boca, es la mas bella de todas las formas porque es completamente redonda. La bóveda rodante de los cielos o la rueda de los cielos son expresiones que implican la idea de destino.


La danza circular de los derviches mawlawi, esta inspirada en el simbolismo cósmico. Imitan la ronda de los planetas alrededor del sol, el remolino de todo lo que se mueve pero también la búsqueda de Dios simbolizado por el sol.  Cada uno de los bailarines va girando sobre si mismo, mientras que todos ellos forman un gran circulo sobre el escenario. Al cabo de unos minutos entran en trance al son de una música característica. El trance lo alcanzan sin necesidad de haberse tomado ninguna "pastillita". Todo es puro movimiento giratorio, donde la quimica de las drogas queda aparcada. Son conocidos con el nombre de los deviches giratorios.


La vida no sabe de rectas,...
todo son círculos y curvas

El trono de dios se representa sobre la base de un circulo, se trata del horizonte supremo. Platón presenta a la psquie como una esfera. La complementad del cielo y la tierra expresada por el circulo y el cuadrado, ya fue utilizada por los babilonios. Jung ha demostrado que el circulo es una imagen arquetipo de la totalidad de la psique, el símbolo del si mismo, mientras que el cuadrado es la materia terrena, del cuerpo y de la realidad en donde experimentamos la dualidad. Por tal razón el próximo símbolo que humildemente analizaremos en este rincón sera el cuadrado.

PAZ para todos
Johnny McClue 2015