viernes, 25 de diciembre de 2015

Vladimir Putin matando al dragón delante de toda la población




Que la simbología es utilizada constantemente por las élites gobernantes del planeta, es un secreto a voces. Las personas responsables de cuidar la imagen de Rusia y la de su Presidente Putin, son una excelente muestra de dicha importancia. Los asesores del presidente ruso tienen muy presente la fuerza de las imagenes cuando van acompañadas  de una cuidada puesta en escena. El equipo que asesora la actual imagen del mandatario ruso esta formado por auténticos especialistas en simbología.


Como es natural, la mayoría de presidentes y reyes, siempre hacen sus declaraciones y proclamas junto a la bandera de su país. Pero el caso del presidente Putín es muy especial y digno de estudio. En todas sus declaraciones la bandera de Rusia que le acompaña siempre muestra de forma clara la figura de San Jorge matando a un negro dragón. No he podido encontrar una foto oficial de Putin donde por culpa de las lógicas arrugas de la tela de la bandera, no se muestre perfectamente la figura del jinete matando al dragón. Los cuidadores de la imagen pública de Putín, son muy cuidadosos, valga la redundancia.




El dragón no simboliza lo mismo en oriente que en occidente. Estamos ante un símbolo y un mito que hasta puede representar significados completamente opuestos según estemos en el mundo occidental o mundo oriental. Con el dragón de San Jorge estamos ante el típico dragón occidental completamente influenciado por la cultura cristiana, ortodoxa y medieval.

La etimología de la palabra dragón es otro de los aspectos que también pueden llevarnos a la confusión. Dragón viene del latín, en concreto de la palabra "draco", pero en latín la palabra draco se traduce como serpiente. Y aqui es donde tenemos que aclarar conceptos porque estamos ante dos animales completamente distintos. El dragón se caracteriza por tener patas y alas, mientras que la serpiente carece de cualquier tipo de miembros anteriores o posteriores. En simbología la serpiente, nada tiene que ver con el dragón, sus significados y atributos son completamente distintos.

El excelente libro titulado "Mitología alemana", del experto Jakob Grimm, nos aclara estos conceptos:
"La serpiente se arrastra o se enrosca en el suelo, pero si tiene alas y garras, se llama dragón."

En el caso de la bandera de Rusia, no hay lugar a dudas que estamos ante la representación de un dragón con alas y garras de color completamente negro. También se cuenta que la capa del santo jinete era azul celeste y su espléndido caballo era de color blanco. Estamos ante la misma representación simbólica que la del escudo de la ciudad de Moscú.

Un dragón simboliza al arquetipo de un animal muy malvado, poderoso y con mucha hambre de carne humana. Con esta escena, donde el presidente ruso se nos aparece constantemente junto a San Jorge matando al dragón, Putín y sus asesores están mandando un claro mensaje simbólico:
Rusia = San Jorge = Luchar contra el mal = Matar al dragón = Ser el vencedor

Hay muchos mitos y leyendas en donde el héroe se enfrenta y mata a una malvada bestia.

  1. el mito de Perseo liberando a la bella Andrómeda de un terrible monstruo marino
  2. la leyenda de la prisionera Angélica y su virtuoso salvador
  3. la leyenda del caballero Yvain y su fiel león, con el que vence al dragón
  4. El valeroso Cadmo de la mitología griega que al matar al dragon, planta sus dientes en la tierra
  5. El gran dios griego Apolo matando al monstruo Pitón con su arco y flechas
  6. el mito de Jasón y Medea que tras vencer al dragón, reclama el vellocinio de oro
  7. la leyenda de Heracles y su lucha contra la terrible Hidra de 7 cabezas
  8. San Miguel y su leyenda donde aparece como "mata-dragones"
  9. Santa Marta y su lucha contra el dragón utilizando agua bendita
  10. Santa Margarita de Antioquía que mediante la señal de la cruz, partió en dos el dragón que se la había tragado
  11. el obispo del sur de Gales, San Sansón y sus 4 enfrentamientos contra el dragón
  12. el valeroso Sigurd dando muerte al dragón en el "Cantar de los Nibelungos"
  13. el mito de Fafnir y el oro del Rin donde no faltan cuevas y dragones
  14. la muerte del malvado dragón Gauta en manos del anciano rey Beowulf
  15. los daneses Frodo y Fridlevus, enfrentandose a los dragones que defendían un enorme tesoro en una remota isla

En todos estos anteriores 15 puntos, tenemos mitos y leyendas en donde los humanos se enfrentan a un malvado dragón. Pero la leyenda de San Jorge extendida en occidente tiene unos denominadores comunes muy concretos:

  1. El dragón es muy malo y vive alejado de la ciudad en el interior de una cueva de las montañas
  2. Pero a menudo el dragón baja de las montañas y ataca la ciudad.
  3. Se alimenta de carne humana y su plato preferido son las doncellas vírgenes.
  4. Tiene a toda la ciudad atemorizada y ningún ciudadano se atreve a ir contra el dragón
  5. Para calmar las ansias de destrucción del dragón, la ciudad le ofrece periódicamente a una doncella de la villa.
  6. Llega el momento en que la victima que se ofrece al dragón es la propia hija del rey
  7. En este instante aparece un caballero extranjero que se enfrenta a la bestia y lo vence
  8. Final A: el valiente caballero se casa con la princesa, son muy felices y comen muchas perdices.
  9. Final B: el valiente caballero se va por donde ha venido y desaparece para siempre.


Esta leyenda tiene poderosas razones para quedar grabada en el mas profundo de nuestro subconsciente. El encargado de que siempre aparezca visible San Jorge y el dragón cuando Putin sale al estrado, no esta haciendo ninguna tontería.

La mayoría de monarcas y presidentes no muestran atención a este tipo de detalles. Para encontrar claros ejemplos de como se manejan las cuestiones simbólicas en otros lugares, no hace falta ir muy lejos. En la propia Península Ibérica estas cuestiones no se tienen en cuenta, como podemos comprobar en los 3 siguientes ejemplos:

En el discurso de abdicación es el propio cuerpo del rey Borbón el que
imposibilita que el escudo de la bandera española sea visible.
El rey se coloca por delante de su reino y muestra la foto
donde aparece con su hijo y su nieta.
Toda la orquesta familiar preparada para tocar por los siglos de los siglos

En el discurso de investidura "una monumental arruga parte en dos" al
escudo español de la bandera que preside el acto. Un monarca que
empieza su reinado con el país dividido.

Los asesores de imagen del actual monarca, tienen otras preocupaciones,
la simbología no esta entre sus prioridades. El escudo español solo
muestra una de sus mitades, grave error del señor asesor real
La bandera española no tiene un escudo con un gran impacto simbólico en concreto como el caso de la rusa. Pero todos los numerosos elementos que incluye están cargados de un profundo significado simbólico e histórico. Su elemento mas visible es la gran corona dorada que lo identifica como una monarquía real. Pero pararece ser que el propio monarca no le da mucha importancia a estas cuestiones simbólicas.

Volviendo al tema de San Jorge y el dragón, es importante no confundirlos con el arcángel San Miguel. La principal diferencia simbólica es que el arcángel San Miguel no monta a caballo, pues tiene un excelente método de transporte y viaje: un enorme par de alas blancas, como todo buen ángel que se precie. Por otra parte el arcángel no tiene a ningún animal como enemigo. Lucha contra el mismísimo demonio, alias Satán, y su arma de combate no es la lanza, sino la espada de fuego.

El arcángel San Miguel con sus alas blancas y su espada de fuego
matando al propio Lucifer alado en persona.
La leyenda y hazañas de San Jorge se difundieron por todo el mundo y muchos países, ciudades o regiones lo tienen como su santo patrón. En Aragón la leyenda cuenta que se pudo ganar una difícil batalla contra los musulmanes, gracias a la aparición e intervención del santo. La leyenda hace referencia a la batalla de Alcoraz y quedo reflejada en este famoso cuadro:

La Batalla de Alcoraz en 1096 con San Jorge y el Rey luciendo
sus estandartes. El Rey con caballo y peto a cuatro barras y
San Jorge con caballo y peto con cruz roja

El San Jorge de los aragoneses se remonta al año 1096 cuando el rey Pedro I se propuso conquistar la ciudad de Huesca a los musulmanes del monarca de la Taifa de Zaragoza. La leyenda cuenta que Dios envio a San Jorge y que bajó del cielo en un caballo blanco, con una cruz granate como estandarte. Por esta razón San Jorge , San Chorche en aragonés, es el patrón de la comunidad aragonesa.

El caso catalán no tiene tanta historia como desgraciadamente ocurre también  con la mayoría de sus símbolos. Es en el siglo XV donde se empieza a nombrar a San Jorge como patrón catalán. Joan Amades en su "Costumari catalá" ya hacia referencia a que la costumbre procedía de la antigua leyenda aragonesa de finales del siglo XI. Una lección de historia que los catalanes tenemos bastante olvidada.

Pero a fuerza de calzador y por decreto ley, los catalanes hemos asimilado que San Jorge y Cataluña vamos de la mano. Mi familia somos un claro ejemplo, todos nos llamamos Jordi y mi tio-abuelo hasta llegó a dedicar una de sus hermosas sardanas a la cueva del dragón en cuestión.

Bromas a parte, se trata de una excelente composición musical que con el paso del tiempo se ha convertido en una popular y querida sardana con dragones y profundas grutas por doquier:



Estamos ante una leyenda universal que siempre permanecera en nuestra memoria. Es demasiado potente como para que deje de estar de moda. Por el momento los rusos están haciendo lo posible para no olvidarla y cada día que pasa la tienen más presente. Tiempo al tiempo.

La fuerza de los arquetipos hay quién la ignora, pero en otros lugares se tiene muy en cuenta.

PAZ
Johnny McClue