lunes, 28 de marzo de 2016

Hillary Clinton no se sentara en el despacho Oval, según el anuario 2016 de Economist


La candidata a la presidencia de USA vuelve a ser protagonista en la portada del anuario 2016 de la revista Economist. Muchos la dan como la virtual ganadora, pero nosotros pensamos que la portada del 2016 esta anunciando todo lo contrario: Hillary Clinton no será la próxima presidenta de USA. Tendrá un papel destacado durante todo el 2016, pero no alcanzará la presidencia. la presidencia de USA en otoño del 2016, será ganada por un candidato al que Economist no apoya ni patrocina. Por esta sencilla razón no sale en la portada. La gente del Economist, solo apuestan y publicitan a sus "caballos ganadores". Cuando le toca ganar a un caballo de una cuadra que no les pertenece, simplemente lo ignoran.

Si en Economist sospecharan que la señora Clinton es la que al final ganara la presidencia, estamos completamente seguros que la foto de su cara estaría en a todo color. La señora Clinton aparece en blanco y negro detrás de la canciller alemana y no mira al frente.

Bajo nuestro modesto punto de vista, los personajes en blanco y negro representan a los dirigentes que no tendrán un papel determinante de enero a diciembre del 2016: Obama, Abe, Cameron, Hillary, Hollande, el presidente de Nigeria y el de India.
Son los personajes que están con su rostro en color los que desempeñaran un papel decisivo durante el 2016: Putin, el Papa Francisco y el presidente de China. También vemos que la última ganadora del premio Nobel de la Paz, aparece en color. Se trata de una clara alusión a que durante todo el 2016 vamos a tener el tema de la paz de moda y oiremos hablar de PAX a todas horas.

Los presidentes de Rusia y China van a estar controlando los cambios de rumbo que la "manada humana" realizará a lo largo del año. Por tal motivo aparecen a la derecha y a la izquierda del grupo, nunca los verás en primer lugar. Es la misma táctica que usan muchos mamíferos cuando avanzan con toda su manada, como el caso de los lobos. Cuando la manada de lobos avanza por el bosque, las primeras posiciones son ocupadas por los lobos enfermos y viejos. Al ir los primeros, son los que marcan el paso a seguir al resto del grupo, de esta forma nunca quedan rezagados. Pero al ir primeros, van a ser los que sufran las consecuencias de los peligrosos viajes por la salvaje naturaleza. En caso que en el desplazamiento de la manada surjan problemas, los sacrificados serán los viejos y enfermos.


El jefe de la manada siempre viaja detrás del grupo, es el mejor lugar desde donde se controla el avance de la manada que se dirige. Este concepto de manada, la gente de Economist lo tiene muy claro. Por tal motivo el Papa de Roma esta colocado detrás y con la cara a todo color: es el Jefe de la manada humana representada en esta portada.

Las tres mujeres que figuran al frente de la portada de este año, tienen sus caras en blanco y negro, son las que la manada sacrificara si a lo largo del año hay problemas. Es por esta razón que pensamos que, en la redacción del Economist con la Clinton lo tienen claro. Si las elecciones del 2016 se llegan a celebrar, nadie de la familia Clinton se sentará en al despacho oval.

En Economist solo hay lugar para la Clinton, los demás se ignoran
 Al enemigo,... ni agua!!!!
No todos los norteamericanos están enamorados de la del collar verde

Alguno de vosotros puede estar pensando,... ¿Pero entonces por que en la portada de Economist 2016 no aparece Donald Trump?

La respuesta esta muy clara: al enemigo,... ni agua !!!!

Dos de las cartas del famoso juego iluminaty ya nos mostraban en 1994 a un tipo muy, pero que muy, parecido al masón y magnate de hoteles y misses. Y ya sabemos que la historia que cuenta el juego de cartas se ha ido cumpliendo al pie de la letra. Con tantos aciertos este juego de cartas van a tener que situarse a la altura de Nostradamus y Malaquías:




El magnate multimillonario y candidato a la Casa Blanca, no juega en el equipo al que pertenece Economist. Y es que en estas cosas de la política, o se es del Real Madrid, o se es del Barça. No hay término medio. 
Algo se está cociendo en el despacho oval.
Esta portada del anuario 2016, huele a chamusquina.

Johnny McClue, marzo 2016