martes, 7 de julio de 2020

Los 5 estilos y órdenes arquitectónicos


En el estudio de la Historia Clásica se contemplan 5 formas diferentes de estilos de construcción. Los tres primeros son de origen griego, son el dórico, el jónico y el corintio. Los dos restantes proceden de los italianos, son el toscano y el compuesto. Estos 5 estilos diferentes forman los llamados "5 nobles órdenes arquitectónicos" que suelen ser representados en forma de 5 diferentes columnas.


De todos ellos el estilo más sencillo es el llamado orden toscano. La base de la columna toscana tiene escasas molduras y ornamentación. En el estilo toscano brilla la sencillez, simplicidad y funcionalidad ante cualquier otra virtud.


El dórico es el segundo de la lista con una columna sin ornamentación y muy pocas molduras en la base y en los capiteles. Su friso se caracteriza por los llamados triglifos y metopas, mientras que su cornisa utiliza los mútulos. La composición de la arquitectura dórica es noble y magnífica, mostrando una extrema solidez. Fue muy utilizada en arquitectura militar por su fortaleza dentro de su gran simplicidad.

El dórico carecía de gracia, elegancia y formas femeninas. El estilo jónico surgió para llenar las construcciones con todo tipo de curvas femeninas. La columna jónica tiene su capitel adornado por volutas, mientras que su cornisa es denticulada. El famoso templo de Diana de Efeso era de estilo jónico.


En la ciudad de Corintio un tal Calímaco ideó un nuevo estilo mucho más rico y suntuoso que los anteriores, el estilo Corintio. Los capiteles de este estilo suelen estar adornados con dos hileras de hojas y con 8 volutas se sostiene el ábaco. La orden de Corintio se utilizo en obras majestuosas que perseguían ser imponentes.

El último de los órdenes arquitectónicos es el llamado compuesto que se caracteriza por estar formado por una mezcla de los anteriores estilos. Tiene las dos hileras de hojas del corintio, las volutas del jónico y el cuarto de bocel al estilo toscano. El estilo compuesto muestra una gran fuerza, elegancia y una depurada belleza.


En algunas sociedades secretas sus enseñanzas personales comparan las 5 órdenes arquitectónicas con la forma con que cada persona puede mejorar y desarrollar su personalidad. Bajo este contexto se dice que la columna toscana muestra la virtud del esfuerzo personal aplicada al desarrollo de la sabiduría del alma. Representa a la persistencia.

La columna dórica representa la fuerza necesaria para poder cambiar nuestra alma mediante la virtud del trabajo y por el bien de nuestra sociedad. La columna jónica representa la necesidad de crear y de apreciar la belleza del mundo.


El pilar corintio es una muestra de que  la sabiduría, la fuerza y la belleza se pueden combinar con el fin de producir una alma majestuosa e impotente. Para terminar la columna de estilo compuesto representa la unión de todas las enseñanzas con el fin de formar una alma fuerte, sabia y bella.

Los 5 estilos arquitectónicos fueron interpretados por numerosos ilustradores y grabadores en forma de unas láminas que reflejaban la simbología encerrada dentro de cada estilo.

ORDEN COMPUESTO

ORDEN CORINTIO

ORDEN JONICO

ORDEN DORICO

ORDEN TOSCANO

Pero en este tipo de ilustraciones sobre los estilos arquitectónicos, a menudo podemos observar una sexta lámina incluída al final. Se trata de un estilo arquitectónico que es el resultado de cuando las cosas no se han hecho de forma correcta y el paso del tiempo acaba por dar la puntilla final. Estamos ante la ruina total donde todo se desmorona hasta llegar a desaparecer.

LA RUINA

La expresión "esta casa es una ruina", califica una situación en la que las reparaciones y remo delaciones ya no sirven por una simple razón: los cimientos y la estructura principal de la casa están en un pésimo estado.

Cuando tienes la casa hecha una ruina, solamente tienes una opción: construir en otro lugar una nueva vivienda que no tenga los inconvenientes de la vieja casa. Para ello es necesario analizar de forma concienzuda donde están los defectos que han llevado que la vivienda actual sea una ruina.


Para poder construir el Mundo Feliz que Corrado Malanga propone en sus trabajos es imprescindible ser conscientes de que tenemos clavado un tridente que debemos desclavar antes de continuar.

Las tres puntas del tridente son las que nos impiden ser felices. Debemos construir la nueva sociedad sin política, sin dinero y sin religiones.

Stop tridente!!!!!!!

Johnny McClue 2020


martes, 30 de junio de 2020

El verdadero significado del Shen: la unión entre el Cielo y la Tierra por mandato divino


Uno de los símbolos más antiguos de la civilización es el shen utilizado en Mesopotamia y Egipto en multitud de representaciones artísticas relacionadas con los dioses y la humanidad. Se trata de un símbolo formado por un círculo que tiene atado en su parte inferior a una recta.

Pero la mayoría de explicaciones acerca del shen, dan a entender que estamos ante un simple lazo formado cuando una cuerda o una cinta se les practica uno o varios nudos. Lo definen como "un bucle estilizado de una cuerda anudada" o como "un anillo anudado". Esta explicación del shen implica que nos encontramos ante un símbolo formado solamente por un solo elemento.

La mayoría de explicaciones acerca de la simbología del shen dan a entender que en el idioma egipcio shen significa rodear. A partir de aquí deducen que se trata de una cuerda anudada a si misma y que representa el infinito.

Sin embargo cuando nos fijamos en las representaciones del shen que nos han llegado de aquella época, nos percatamos de que claramente se trata de un círculo y una recta unidos por un tercer elemento en forma de cuerda. Este tercer elemento hasta suele tener un color y textura diferente al del círculo y la recta. Estamos ante un círculo y una recta que están unidos por una cuerda.



En la ciencia de la Simbología, saber que el shen esta formado solamente por un elemento, o conocer que el shen lo forman tres diferentes elementos es un detalle de extrema importancia. El verdadero significado del shen solamente se puede saber si tenemos claro cuantos son los elementos que lo forman. Para ello debemos retroceder en el tiempo hasta llegar a la época de los sumerios.

En los símbolos emblemáticos de las culturas sumeria y asiria hay un símbolo muy parecido al shen. Siempre lo portan los dioses y los arqueólogos ingleses lo denominan "rod & ring". Podemos verlo en la parte inferior izquierda de la siguiente ilustración. El parecido con el shen es evidente:


La denominación inglesa "rod & ring" esta formada por dos palabras, que definen a la perfección, ante que tipo de símbolo estamos. "Rod" significa varilla y "ring" anillo, el significado es evidente y nos da a entender que este símbolo esta formado por dos elementos: un círculo y una recta.

Los relieves y grabados sumerios nos muestran el símbolo del "rod & ring" de una forma muy particular, que nos da a entender como el círculo esta unido a la recta: la propia mano de los dioses es la que los une.

A continuación vemos dos ejemplos donde podemos observar a un dios y una diosa portando estos dos símbolos en sus manos:

Shamash el dios Sol de los babilonios portando en
su mano derecha un circulo y una recta.

La gran diosa Inana también llamada Istar
llevando en cada mano un círculo y una recta

En ambos casos la mano de los dioses es la que mantiene juntos el círculo y la recta. No hay ninguna duda al respecto, tal y como podemos comprobar en la siguiente detalle, se trata de dos objetos sostenidos entre el pulgar y los 4 dedos de la divinidad.


La similitud entre estos símbolos de las culturas egipcias y babilónicas es asombrosa. El círculo unido a la recta debería representar el mismo concepto. Tanta semblanza no puede ser casual. Los expertos en símbolos asirios y sumerios ya hemos dicho que lo llaman "rod and ring", dando a entender de que son dos elementos diferentes los que forman el símbolo. Es uno de los símbolos reservados exclusivamente a los dioses de alto rango, muy utilizado en el periodo del renacimiento sumerio hasta pasado el periodo Neo-Asirio.

Con el círculo y la recta que forman el "rod & ring" estamos ante dos símbolos fundamentales que son la base de toda una forma de concebir la simbología. Hagamos un pequeño resumen de la importancia de estos dos símbolos ancestrales a los que ya les hemos dedicado sus dos respectivos articulos:

- La linea recta tiene atributos masculinos y se asocia a todo lo terrestre.


- La curva y la circunferencia disfrutan de los atributos femeninos y esta asociada al cielo.


Todos los demás símbolos  se basan en este concepto simbólico que se remonta a la noche de los tiempos:
"La curva es divina y la recta es mundana"
En resumidas cuentas el círculo representa el mundo celestial de los dioses y la recta representa la Tierra en donde nosotros habitamos. Esta forma de representar el mundo celestial y el mundo terrenal la encontramos a lo largo del Planeta. En nuestros artículos dedicados al símbolo de la recta y al símbolo del círculo, ya compartimos con más detalle esta idea tan universal.

Llegados a este punto, volvamos al símbolo del shen formado por un círculo, una recta y una cuerda. El símbolo de la cuerda también se remonta a la noche de los tiempos y su significado debería darnos la clave para poder descifrar el verdadero significado del shen.

La cuerda es un símbolo ascensional que sirve para escalar los peldaños del cielo en el mundo chamánico, musulmán e hindú. Hasta los masones tienen a la cuerda como símbolo primordial dentro de su simbología. Pero hay que tener en cuenta que la ascensión no es posible a no ser que la cuerda este previamente atada al cielo en uno de sus extremos. Por tanto no es el hombre que tiende la cuerda hacia el cielo, sino que es desde el cielo que la cuerda se dirige hacia la tierra.

En los grabados sumerios los dioses con sus manos sostienen una cuerda con la que descienden a la tierra los astros y las estrellas, tal y como podemos observar en la imagen de la izquierda.

Multitud de culturas ancestrales son las que cuentan que los cielos y la tierra no están completamente separados. En la misma religión católica encontramos esta imagen de la cuerda que baja desde el cielo. Aunque en muchas ocasiones es el mismo Dios que la corta de un sablazo muy cabreado porque los seres humanos la van liando a diestro y siniestro.



En muchas religiones uno de los atributos de los dioses es la cuerda. En la India el dios Varuna se representa a menudo con una cuerda en una de sus manos que simboliza su poder para unir y desunir todas las cosas. La cuerda es símbolo divino en las civilizaciones de América. En el arte maya unas cuerdas colgadas de los cielos simboliza a las semillas divinas cayendo del cielo con el fin de fecundar la tierra. Lo de las "semillas estelares" viene de muy lejos.


Pero bajo mi modesto punto de vista la cuerda del shen que une el círculo a la recta tiene que tener un profundo significado cosmológico que nos remonte a los tiempos de la creación de la Tierra por parte de los dioses de turno.

Es en las leyendas sumerias anteriores al Imperio Egipcio donde encontramos unos relatos de la creación del mundo por los dioses en que se habla de una "Gran Cuerda". Son las llamadas Tablillas Sumerias de la Creación en donde una cuerda ata al cielo y la tierra una vez todo ha sido creado.

Las tablillas del Poema de la Creación han sido recuperadas en varias versiones, pero no han llegado a nuestros días completas y en todas ellas existen muchas lagunas. Los expertos parece ser que no se ponen de acuerdo acerca del origen de la Gran Cuerda. Pero en cuanto a su función, no hay duda de que es la encargada de unir los dos mundos: el Cielo y la Tierra.

En el versículo 60 del capítulo 5 del poema titulado La Glorificación de Marduck es uno de los poemas babilonicos en donde se menciona La Gran Cuerda. El dios Marduck crea el cielo y la tierra a partir los restos de Tiamat. En la imagen de la derecha vemos a Marduck sosteniendo en su mano izquierda un "rod & ring" y en la mano derecha la Gran Cuerda.

Cuando Marduck termina de crear las estrellas, las montañas, ríos y mares es cuando emplea la cuerda.
Esta es una de las traducciones:
Por último, Marduck ata la Gran Cuerda
para sostener el cielo y consolidar la tierra
formando una envoltura para el cielo y la tierra,
Y asegurando perfectamente su cohesión

En algunas traducciones la Gran Cuerda se interpreta como un Gran Cable y en cuanto al origen de esta cuerda, ya hemos contado que los expertos difieren. Algunos interpretan que Marduck ata la cola de Tiamat con la Gran Cuerda, mientras que otros interpretan que la Gran Cuerda la hace Marduck utilizando la cola de Tiamat. Sea como sea, en las dos versiones la cuerda se utiliza para atar y juntar a toda la creación del cielo y la tierra.

Si los sumerios ya tenían en su relato de la creación a una cuerda que unía cielo y tierra, no es de extrañar que la posterior cultura egipcia también adoptara este simil y lo trasladara a su simbología. Ambas civilizaciones desarrollaron de forma extraordinaria una de las ciencias fundamentales, me estoy refiriendo a la Geometría Sagrada.


La cuerda que en el shen une el círculo y la recta, la volvemos a encontrar en otros símbolos de la época y muchos son los expertos que los relacionan.

El símbolo llamado "nudo de Isis" o el símbolo del "ankh", son un buen ejemplo. Hay algunos que incluso van un poco más lejos y afirman que el ankh proviene de la unión del shen con el nudo de Isis.

Pero donde si existe unanimidad es con el tema del símbolo denominado el cartucho. La mayoría de expertos están de acuerdo conforme a que el famoso símbolo egipcio del "cartucho", proviene directamente del shen. En el cartucho el circulo del shen se alarga de forma considerable con el fin de dar cabida en su interior a toda una serie de jeroglíficos.

Los jeroglíficos de los cartuchos siempre aparecen en el interior del anillo, nunca fuera. Se trata de mensajes y nombres divinos que van protegidos dentro del anillo. Por tanto el shen y los cartuchos están relacionados y poseen los mismos atributos.

Dicho de otro modo, el significado del shen debe estar relacionado con el hecho de que posteriormente en el cartucho se escribieran jeroglíficos en su interior. Es evidente que ambos símbolos están atados, como protegiendo del exterior todo lo que portan escrito en el interior del anillo.

En la fotografía inferior podemos observar encima de la cabeza del ave, un espléndido cartucho. Se trata de uno de los pectorales de Ramses II expuestos en el museo del Louvre. En este detalle de dicho pectoral, volvemos a ver la misma característica descrita para el Shen: una cuerda dorada es la que ata la recta con la forma cilíndrica que encierra los símbolos jeroglíficos.

En este hermoso cartucho se aprecia como una cuerda brillante y metálica
es la que une el anillo y la recta de color azul.

El shen es un símbolo que acompaña al ser humano desde que unos dioses bajaron del cielo con su círculo alado y "tomaron posesión" de nuestro planeta y de nuestras vidas. Dichos dioses "aterrizaron" ostentando en sus manos su símbolo más sagrado y preciado: un círculo.

Tenemos decenas de representaciones y relieves en que se nos muestra claramente al dios sumerio apareciendo desde el cielo con solamente un círculo en la mano. He aquí varios ejemplos:






Es a partir de que los dioses aterrizan y toman posesión del lugar que son representados agarrando con sus manos el círculo y la recta. En estas representaciones el dios ya no esta mntado en su carro alado y ocupa el lugar del rey.

En la siguiente imagen el dios ya ha "aparcado" su nave y está sentado en su trono mientras que en su mano derecha sustenta los tres elementos que forman el shen: un círculo, una recta y una cuerda:


Los seres humanos vivían tranquilamente por toda la Tierra, pero un día llegaron procedentes de los cielos unos seres que volaban con sus carros alados resplandecientes portando su símbolo y estandarte, un círculo.

Los seres humanos de aquella época ante tanto prodigio se pensaron que eran dioses y los adoraron. Aquellos seres venidos del cielo, que no eran tontos, no se hicieron rogar y aprovecharon la oportunidad para poder tener energía y mano de obra gratuita.

De forma que tomaron posesión del Planeta y con una cuerda ataron fuertemente su círculo a nuestra Tierra.

Desde aquel día los seres humanos hemos estado arrodillados a sus pies y somos sus esclavos, mientras pensamos que el shen es un símbolo protector y lo vamos exhibiendo como el más apreciado de los amuletos. 

Pero nuestras pesquisas simbólicas nos hacen pensar de forma muy diferente.

El shen es un símbolo de propiedad y un sello de pertenencia, donde todo esta muy bien atado, con el fin de que la recta (la Tierra) no se descarríe del círculo (el Cielo).

Unos seres bajaron de los cielos y tomaron plena posesión del Planeta. Desde aquel triste día somos sus esclavos, nos tienen atados y, para colmo, los adoramos.

¿Alguien de Ustedes me puede prestar una tijera?

Johnny McClue 2020








sábado, 20 de junio de 2020

Salvador Dali y Datsun 610 - El 10 del arte publicitario surrealista


No todos los pintores tienen la oportunidad de realizar una pintura en donde se anuncia la salida al mercado de un nuevo modelo de automóvil. El gran Salvador Dali disfruto de esta oportunidad en el año 1972 cuando la firma de automóviles Datsun le encargó el anuncio publicitario del nuevo modelo denominado Datsun 610 Wagon.

En el anuncio se cuenta como la empresa Datsun encarga al pintor catalán una obra en la que quede reflejado mediante el surrealismo, el espíritu innovador de este nuevo modelo. Se trata de un cinco puertas de 1.800cc con frenos de disco delanteros y gran capacidad de carga en el compartimento trasero gracias a la quinta puerta que el nombre del modelo acredita (wagon).

El fabricante proclama que el propietario de este nuevo modelo puede cargar todo lo que en sus sueños se imagine. Sin lugar a dudas, la capacidad de carga es una de las grandes virtudes de este automovil. Pero a juzgar por el resultado final, Dali preferió destacar otro tipo de virtudes y cualidades más acordes con el surrealismo y el subconsciente que tanto practicaba.

En este anuncio publicitario para Datsun que Dalí tituló "6:10" se aprecia al instante la mano del pintor catalán. Se trata de un escenario tipicamente dalineano que lo encontramos en muchos de los trabajos relacionados con la publicidad. En este tipo de obras Dalí era el primero que queria que todo dios al verla proclamara: es un Dalí!!!!!!!!

Ha aquí dos bellos ejemplos:



No existen muchas críticas o comentarios acerca de esta obra de Dalí de 1972 que muy pocos trabajos sobre Dali muestran. Es una lástima que las pocas críticas que se encuentran de esta obra de Salvador Dalí, no hayan entendido gran cosa, ni hayan profundizado ni siquiera un poco.

He aquí un ejemplo de como el Datsun de Dalí ha sido analizado y comentado:
"Dalí pintó al Datsun 610 Wagon sobre un reloj deformado, un recurso bien conocido por el cuadro La persistencia de la memoria (1931). Lo cierto es que el vehículo no aparece demasiado integrado en el cuadro, pues parece un añadido sin mucho sentido. A pesar de ello, a nivel comercial cumplía su función y suponemos que el pintor recibiría una cuantiosa suma de dinero por el trabajo."
Al anterior crítico le parece que el Datsun pintado por Dalí no esta demasiado integrado en la obra y afirma que el coche parece estar añadido sin ton ni son. Pero mi humilde persona discrepa completamente de esta forma de ver la obra de Dalí. El Datsun de la obra de Salvador Dalí no esta añadido sin mucho sentido, sino que ocupa un lugar principal en la escena que, bajo mi modesto punto de vista, tiene mucho sentido.

Solamente el título de la obra, "6:10", ya nos indica que en esta pintura hay mucha tela para cortar.

"6:10"  SALVADOR DALÍ 1972

Dalí nos muestra el Datsun visto desde el frente en un lugar del reloj preferente. Si las dos ramas del árbol las consideramos como las dos agujas de este reloj blando, tenemos que la aguja corta marca las seis y la aguja larga nos indica que pasan diez minutos. Son las seis de la tarde y diez minutos, en honor al Datsun 610 Wagon. No es de extrañar que Dalí bautizara esta obra de una forma genial, "6:10".

Salvador Dalí utiliza los números que indican las horas en el reloj blando, para calificar de forma subliminal el nuevo modelo de Datsun en una escala del número 0 al número 10. Dalí nos puntúa el valor de este nuevo modelo con un excelente sobresaliente, pues el automóvil se encuentra sobre el 10. El Datsun de Dalí es formidable, es el mejor, por esto su tren delantero con sus nuevos discos de freno alcanzan la puntuación máxima, un 10. Un nuevo modelo que ha alcanzado la perfección y se dirige hacia un nuevo mundo sin sombras, más avanzado y mucho mejor, representado por el número 11.


Pero esto no es todo, aún hay más acerca de como Dalí nos presenta este nuevo modelo de forma surrealista. La dalineana colocación de los números que marcan las horas en este reloj blando hace que el número 9 aparezca invertido y se convierta para el espectador en  un 6. De este modo tenemos que el nuevo Datsun se encuentra encima del 6 y del 10. De forma que Dalí "nos cuela" otra vez de forma genial el 610 del nuevo "Datsun 610 Wagon".

Y es que Dalí es mucho Dalí, como ya he manifestado en otros artículos dedicados al análisis simbólico de sus obras.

Todos los anteriores detalles nos demuestran como Salvador Dalí ha colocado el nuevo modelo de Datsun de forma integrada y con mucho sentido en una obra que respira por todos lados del aire y las fragancias del pintor ampurdanés. No hay lugar a duda,... se trata de un Dalí.


La forma con que Dali en este cuadro plasma su firma ya de por sí es un maravilloso canto al simbolismo dalineano. En esta ocasión Dalí firma debajo de una corona y en el interior de una letra G mayúscula. De esta forma se puede leer "Dalí", pero también se puede leer el nombre de su amada musa "Gala". Es justo debajo de la gran G que el pintor catalán deja escrito su nombre y primer apellido. Cabe destacar que encima de la corona luce el símbolo del orbe con la cruz en la cúspide.

Con esta forma de firmar, Dalí se muestra a los pies de Gala y de la corona. Se trata de una de las formas de firmar que Salvador Dalí utilizó en su época final. Sin embargo, más de un conspiranoico puede interpretarlo como un guiño a la masonería y al poder del rey y el Vaticano.


En la actualidad esta obra a tinta, acuarela y collage del gran Salvador Dalí se encuentra expuesta en el Salvador Dalí Museum de Florida gracias a que fue cedida por su último propietario, la empresa Nissan North America.

En 1972 la empresa Datsun al lanzar el modelo 610 saco al mercado cuatro diferentes versiones. Cada una de las cuatro versiones fue promocionada por un artista de renombre. A Salvador Dalí le correspondió promocionar la versión Wagon, como ya hemos contado.

En la siguiente ilustración podemos observar el anuncio del Datsun 610 versión Hardtop que fue realizado por el artista americano Peter Hurd con un estilo muy vaquero y tejano. Con la versión Hardtop, la marca asiática presentaba un dos puertas de estilo deportivo que tuvo una excelente aceptación en USA.

El título que Hurd puso a su obra, no tiene nada de surrealista, sino que es real como la vida misma: "Aquella es la buena dirección". Una forma de titular y hacer publicidad completamente diferente a la de Dalí con su "6:10". Diferentes formas de ver y hacer arte, una mucho más simbólica y arquetípica que la otra.


Salvador Dali fue obsequiado por la empresa Datsun con uno de estos modelos pintado de un color poco habitual para la época de los setenta. Para que Dalí pudiera disfrutarlo en su Cataluña natal, el regalo procedente de la fábrica Datsun entró a España desembarcando en el puerto de Ceuta. Por tal motivo el Datsun de Dalí tiene matricula de Ceuta.

El Datsun de Dalí acabó siendo el coche de los recados para que en casa Dalí nunca faltara de nada. Con el paso de los años acabo abandonado en un pajar, hasta que fue recuperado y restaurado para poder ser contemplado en uno de los rincones del jardín del Palacio de Púbol, junto a un árbol y una escalera metálica.

A Salvador Dalí no le gustaba mucho conducir, prefería ir de pasajero y que fuera otro el que manejara. Ser el conductor implica poner toda la atención hacia la carretera y el automóvil. Para Dalí esto era una perdida total de tiempo desaprovechado con el que se podían haber creado todo tipo de manifestaciones. Gracias a estas formas y filosofías de trabajo, Salvador Dalí alcanzó la cima surrealista y se convirtió en su máximo exponente.

No solamente sabía pintar, también los arquetipos y los símbolos se le daban de maravilla. Todo un genio.

Johnny McClue 2020




lunes, 15 de junio de 2020

Da'wah, la poderosa llamada de invocación y encantación del mundo musulmán


La tradición islámica estuvo durante unos cuantos siglos a la cabeza del saber y el conocimiento en una época en que Europa andaba jodida con pestes y hambruna por doquier. Uno de los métodos que los musulmanes practicaban por aquel entonces, trataba sobre la teología simbólica, donde las letras y los numeros guardan un simbolismo muy concreto y se relacionan. La clave de dicho método consiste en unas tablas que reflejan las correspondencias de cada una de las letras del alfabeto árabe con todo lo creado por Alá.

Son las llamadas tablas del Jawahiru'l-Khamsah del tratado denominado del Sheikh Abul-Muwwayid de Gujerat. Posteriormente el pueblo judío y el cristiano adaptaron este método a las letras de sus respectivos abecedarios.

Un humilde servidor tuvo el honor de conocer la existencia de estas tablas durante las apasionantes clases que el Profesor Lester daba en su domicilio particular de la Ciudad Condal. El Profesor Lester era un apasionado de la Numerología y en sus clases y trabajos no se cansaba de resaltar la importancia de las letras de la lengua castellana con sus correspondientes valores numéricos. Siempre afirmaba que los árabes habían sido los grandes precursores de esta metodología que relaciona los números y las letras con el universo.


Los iniciados que utilizan este método saben perfectamente que no pueden aplicarlo de cualquier manera. La alimentación, vestimenta y forma de vida en general tiene que estar de acorde con un estricto reglamento y una severa moral de obligado cumplimiento.

Básicamente el método consiste en que cada una de las letras del alfabeto árabe tiene una relación concreta con un número, un planeta, un elemento, un signo zodiacal, un perfume, un genio, un ángel guardián y un atributo con su correspondiente significado. Estas tablas inter relacionan todo el Universo partiendo de las letras del alfabeto y su correspondiente valor numérico.



En un anterior artículo ya compartimos el modo con que el Profesor Lester enseñaba a manejar y aplicar los valores numéricos de cada una de las letras que forman un nombre o palabra. Es la ciencia llamada Onomancia que los árabes tiene como padrinos.

En la ceremonia de invocación y de encantación intervienen nuestros cinco sentidos y se queman determinados preparados que producen diferentes olores de acuerdo al momento de la ceremonia en que nos encontremos. No hay una llamada tan poderosa en toda la tradición vinculada al Islam. Se dice que una Da'wah bien ejecutada concede un poder casi divino sobre el universo que equivale a poseer las llaves de la creación.

Las correspondencias entre los principales elementos del universo fue posteriormente estudiada por toda clase de rabinos y monjes en una época que el conocimiento no estaba en las calles, sino que solamente residía en los monasterios y sinagogas. Una de las tablas más difundidas es la que Agrippa muestra en su obra titulada "Filosofía Oculta".


Otra tabla popular es la que utilizaba mi querido Profesor Lester en sus clases y que salió publicada en sus libros en diversas ocasiones. Se trata del Alfabeto Cabalístico y sus correspondencias con los números y los principales arquetipos.


Ya hemos comentado en anteriores ocasiones como este tipo de tablas no son ni buenas, ni malas. Solamente se trata de una herramienta cuyo resultado depende del tipo de conciencia con que se maneje. Muchas sociedades secretas y sectas conocen estas tablas y las aplican con el fin de que favorezcan siempre sus propios intereses. Pero los ciudadanos de a pie que no pertenecemos a ninguna logia ni secta, también podemos hacer que estas tablas nos den un buen golpe de mano, que de buen seguro lo necesitamos.

Todo esta relacionado y sigue un patrón que nos recuerda la máxima de este sencillo blog dedicado a los símbolos, mitos y arquetipos: "abajo es como arriba".

Johnny McClue 2020