jueves, 21 de enero de 2016

La mano, símbolo ancestral del ser humano



De pequeños en la escuela el profesor de Ciencias naturales nos explicó la importancia que tuvieron las manos del ser humano en su desarrollo y evolución. Tener el pulgar opuesto a los demás 4 dedos hizo posible poder agarrar y manipular los materiales de su entorno. Las manos otrogaron al hombre ciertas ventajas frente al resto de los animales. Y esta ventaja acabó siendo determinante para que el ser humano ganara la batalla de la supervivencia en el Planeta Tierra.

Al observar las primeras pinturas rupestres del hombre, parece como si hubiera sido consciente de que la batalla de la supervivencia se ganaría gracias a esta potente arma que los demás animales no tenían: las manos. Los artistas prehistóricos apoyaban sus manos en las paredes de roca de las cuevas y pulverizaban con sus propios labios tinturas ocres y negras realizadas a partir de cenizas, grasas y sangre. En este tipo de pinturas rupestres, los dedos de la mano siempre suelen apuntar hacia arriba.

Muchos comparan la mano con el ojo. San Gregorio Niseno afirmaba que las manos del hombre estaban ligadas al conocimiento y a la visión, ya que tenían por fin el lenguaje. En la iconografía, un ojo en la palma deuna mano representa la clarividencia y la sabiduría compasiva.

Para los musulmanes la mano abierta de la hija de Mahoma, Fátima, representa a la mano de Dios con los 5 fundamentos del Islam: fe, oración, caridad, perigrinación y ayuno. En el budismo una mano cerrada significa los secretos esotéricos que deben ser guardados. Cuando Buda aparece con la mano abierta, significa todo lo contrario, Buda no tiene nada que ocultar.


Las manos nos hablan con elocuente silencio y el hombre las utiliza constantemente como complemento al comunicarse con los demás. El lenguaje de los sordo-mudos se basa en las manos, que mejor muestra de comunicación silenciosa. En la actualidad los gestos y movimientos de las manos forman parte fundamental de un lenguaje universal que nada tiene que ver con idiomas ni fronteras.


La mano es símbolo de actividad y de poder. La costumbre "obligatoria" de levantar la mano derecha cuando se va a prestar juramento, nos da fe del poder simbólico de la mano. La mano en la vida humana tiene una función ejecutiva, de acción, de fuerza y de protección. Como en todo el mundo dual que nos rodea, las posiciones de las manos pueden simbolizar acciones benevolentes,o pueden emplearse para propósitos melosos relacionados con la oscuridad y Satán. Son signos de poder que conviene conocer, por si algún mal nacido, te la quiere joder:

Signos de poder por doquier

En las tradiciones hindú y budista, los gestos de las manos reciben el nombre de mudra. El simbolismo de los mudra no es solamente formal, también es a la vez, el gesto y la actitud espiritual que expresa y desarrolla. Son centenares de ademanes que expresan todo tipo de estado y situación: amenaza, meditación, sumisión, admiración, oración, desacuerdo, lucha, engaño, etc.

El arte de expresarse en Oriente con las manos mediante los mudra no es un invento moderno, más bien todo lo contrario. Se trata de todo un lenguaje mediante las diferentes posiciones que van ocupando las dos manos y los diez dedos. Se trata de unas técnicas que precisan años de apendizaje y práctica.




La mano expresa actividad, potencia y dominio. Con las manos el ser humano se manifiesta. Conviene recordar que "manifestación" y "mano", tienen la misma raíz. Lo manifestado es lo que puede ser agarrado por la mano.

La palabra hebrea "iad" tiene dos significados: mano y potencia. La tradición nos cuenta que la mano izquierda de Dios se relaciona con la Justicia y la mano derecha de Dios con la Misericordia, es la mano que bendice y representa la autoridad sacerdotal. 

En la Biblia la mano es símbolo de poderío y supremacía. Ser agarrado por la mano de Dios es sinónimo de recibir la manifestación de su espíritu. La mano de Dios crea, protege pero también destruye a los que se oponen a El. Con la mano derecha se bendice, pero con la izquierda se maldice.

"Caer en las manos de Dios" o en las de cualquier otro, significa estar a su merced, donde tanto es posible ser creado, como ser aniquilado. "Poner nuestras manos en las de otro" es remitir nuestra libertad y desistir de ella, confiándola a otro. En ambos casos perdemos todo nuestro poder. Algo parecido ocurre cuando "se pide la mano" para casarse con el consentimiento del padre de la criatura.

La mano humana esta intimamente relacionada con el número 14, debido que cada una de nuestras extremidades superiores tiene un total de catorce falanges.

La mano y sus 14 falanges

La "Mano Panthea"
De la época romana tardía data una famosa mano expuesta en el Museo Británico, nos referimos a la "Mano Panthea" que podeis observar el la imagen adjunta. Para los romanos se trataba de un amuleto que otorgaba protección mágica y bendición. De la Mano Panthea desciende la Mano Poderosa del catolicismo, protagonista principal de la oración a la Mano Poderosa. Existen varias versiones en cuanto a quiénes representa cada uno de los cinco dedos. Pero la mas extendida, de meñique a pulgar, es la siguiente:

  1. San Joaquín
  2. Santa Ana
  3. San José
  4. Virgen María
  5. Niño Jesús

La fuerza simbólica de la mano convirtió a la oración de La Mano Poderosa en una de las oraciones mas populares cuando un católico se sentía sin fuerzas y abatido por los pesares de la existencia.



En la Edad Media se practicaba entre reyes y vasallos una ceremonia que nos demuestra la importancia simbólica que las manos siempre han tenido. Nos referimos al "Immixtio manuum" de la época feudal. 
El vasallo se arrodillaba con su cabeza desnuda y desprovisto de armas.
Acto seguido ponía sus manos en las de su soberano, que cerraba las suyas sobre las del vasallo.
En este sencillo acto todos los vasallos "ponían sus manos" a disposición del monarca de turno.

En la Edad Media la mano también era considerada un perfecto amuleto y talismán. Los ladrones "con categoría" solían llevar consigo cuando faenaban la mano cortada de un criminal ahorcado para que les diera buena suerte. Algunos pueblos africanos también son amantes de poseer una mano cortada de un gorila o orangután, como medio de captar la buena suerte para los suyos.

Otro ejemplo magnífico que nos demuestra la importancia de las manos en todas las culturas es el acto de "imposición de manos" tan común en múltiples religiones y ceremonias de curanderos. Millares de curanderos utilizan cada día sus manos como herramienta para curar y sanar.


La manos para un brujo o curandero son uno de los medios con los que pueden comunicarse y efectuar conjuros o adivinaciones. En estos casos, las manos siempre están presentes, son su medio de comunicación y contacto con el más allá. Es el poder de las manos en su pura esencia:


La mano también está relacionada con la música y su aprendizaje. Nos referimos a la Mano armónica, también llamada Mano Guidonis o Mano de Guido. Antiguamente el aprendizaje del solfeo y las notas musicales se hacia por medio de la Mano armónica. La mano izquierda y las articulaciones de sus dedos daban a conocer a los principiantes la denominación, clasificación y situación de los sonidos.

La Mano armónica
En 1510 Agrippa de Nettesheim en su obra titulada "De oculta philosophia" ya relacionaba las proporciones de las falanges de los dedos de la mano, con los intervalos musicales. Más tarde en 1650 Kircher presentó la escala de dichas proporciones:

La mano junto a la escala de las notas musicales incluída
en "Musurgia Universalis" de A. Kircher

Las clases de canto del maestro Borguñó.
Los alumnos no leían la partitura,
leían la posición de las manos
Las manos de los alumnos de canto y solfeo, fueron utilizadas por muchos pedagogos musicales, como el sistema ideal para enseñar música en las escuelas primarias. En España el gran pedagogo musical Manuel Borguñó creo su propio método didáctico con excelentes resultados: el método Eurítmico, vocal y tonal. Cada nota musical tiene su equivalente en una posición en concreto que los niños aprenden con gran facilidad. Los coros infantiles dirigidos por el maestro Borguñó conseguían cantar como si de ángeles se tratara. Unos ángeles que no leían solfeo en un papel, lo leían según como colocaban su mano al cantar. Para niños y niñas en edad escolar, la dificultad de aprender solfeo con el método tradicional, quedaba superada gracias a la posición de la mano del método del maestro Borguñó.
Tuve la oportunidad de presenciar en directo como cantaban los niños y niñas de un coro de la isla de Tenerife dirigido por el propio maestro Manuel Borguñó. Yo era muy joven, tan solo tenía 9 años, pero recuerdo perfectamente lo que me ocurrió cuando los escuchaba: Se me puso la piel de gallina !!!
Método del maestro Borguñó: una posición de la mano para cada nota musical
Alberto Durero en 1523 ya estudió la forma de la mano, en su Cuaderno de bocetos de Dresde presentó la relación de las proporciones de la mano izquierda siguiendo al libro antes mencionado de Agrippa: "La mano representa al mundo pequeño del hombre y sus dimensiones son proporcionales al resto del cuerpo humano. La mano es el espejo de la armonía cósmica. La longitud de las uñas es exactamente la mitad de la última falange".

La mano de Alberto Durero
La relación microcosmos-macrocosmos de la forma de la mano, desarrolló uno de las mancias mas practicadas a lo largo de los siglos: la Quiromancia. Paracelso nos describe esta relación en su obra titulada "De Signatura rerum naturalium":
"Sabed que la Quiromancia tiene su origen en el cerebro superior de los 7 planetas".
Las 7 montañas de la palma de la mano
En la Quiromancia la palma de la mano se presenta como un paisaje con montes, valles y ríos. Las 7 protuberancias principales de la mano, corresponden a los 7 planetas y luminarias:

  1. Mercurio
  2. Sol
  3. Saturno
  4. Júpiter
  5. Luna
  6. Marte
  7. Venus


Su anatomía individual revela la evolución de aspectos de la vida en relación a un planeta dado. Por ejemplo, el Monte Venus en el pulgar revela aspectos de las relaciones amorosas.
Junto a las 7 montañas encontramos las líneas principales:


Al observar en la ilustración superior las correspondencias existentes entre cada uno de los dedos y los planetas, podemos empezar a comprender el significado de "la guerra del número de dedos que enseña una mano" que tantos y tantos pintores y escukltores han reflejado en sus obras. En dichas obras se utilizan los dedos de la mano para indicar a que equipo de artistas pertenece el autor de la obra. Hay cuatro equipos de artistas:
  1. Equipo "Solo hay Uno". La mano solo tiene extendido hacia arriba el dedo índice.
  2. Equipo "Dualidad del bien y el mal". La mano muestra extendidos hacia ariba dos dedos, el índice y el medio.
  3. Equipo "Dualidad hombre y mujer".  La mano muestra extendidos hacia ariba dos dedos, el índice y el pulgar
  4. Equipo "Trinidad". La mano muestra a tres dedos apuntando hacia arriba, el medio, el índice y el pulgar
 Para poder entender lo que representan cada uno de estos tres equipos, hay que recordar las correspondencias de cada uno de los tres planetas que representan estos tres dedos de la mano humana:
  • Dedo índice = Jupiter = Dios = el bien = Justicia
  • Dedo medio = Saturno = Diablo = el mal = Tiempo
  • Dedo pulgar = Venus = Mujer = amor = femenino
Las manos y la astrología siempre han andado juntas de la mano, valga la redundancia. Para muchos astrólogos la mano del consultante era el centro desde donde arrancaba la confección de su correspondiente carta natal. Otro magnífico ejemplo de la relación entre macro y micro, o entre universo y cuerpo humano.


No solamente los occidentales han sido aficionados y creyentes con el tema de la mano y el destino. Las culturas orientales también han estudiado la mano y su relación con el Cosmos:

Las danzas rituales de Asia del sur se han llamado danzas de las manos. La posición de las manos y los dedos, junto a los movimientos que se realizan forman parte de una tradición muy arraigada y practicada. Tuve la oportunidad de poder presenciar las danzas de las manos en un poblado de la isla de Bali y puedo asegurar que se trata de una forma de expresión corporal portentosa y espectacular. Se trata de una forma diferente de hacer teatro y danza, donde los intérpretes no hablan con sonidos. Su lenguaje y forma de comunicarse consiste en mover los brazos, las manos y los dedos. Y a juzgar por los espectadores y aficionados locales, todos menos un servidor, entendían lo que aquellas extremidades comunicaban !!!!




La mano también tiene un protagonismo muy especial en la mayoría de artes marciales. Los nombres de estas numerosas posiciones son significativos: la garra del tigre, el ojo de halcón, la espada de la muerte, el volcán, la daga salvaje, etc.


Muchas medicinas de las llamadas alternativas utilizan a la mano como espejo del cuerpo siguiendo una de las máximas universales de "un microcosmos dentro de un macrocosmos".

Las manos también se utilizan como medio de salutación y presentación. Muchas logias y sociedades secretas utilizan diferentes formas de saludo a través de las manos. Un claro ejemplo lo tenemos en las encajadas de manos que se efectúan los masones para reconocerse y que va relacionado con la categoría de cada uno de los dos.

Diferentes tipos de saludos de los masones

Tanto los policías para detener, o los atracadores cuando roban, suelen decir lo mismo cuando se disponen a trabajar:
"Manos arriba !!!".
En muchas manifestaciones pacíficas se marcha con las manos en alto. Es una clara muestra de que tus intenciones no van a ser violentas. Otro tema es lo que ordene el jefe de los anti-disturbios que en muchas ocasiones debe pensar que las manos levantadas de los manifestantes son muy peligrosas y es mejor dispersar tanta manita apuntando al cielo.

Manos arriba, esto es un atraco !!!!
PAZ
Johnny McClue