domingo, 4 de octubre de 2015

El símbolo de la llave, San Pedro, Matrix y el Vaticano





La llave es uno de los símbolos mas utilizados desde que algún humano invento el cerrojo. Es el instrumento con que se abren y se cierran los lugares y cosas que permanecen ocultas al mundo. La llave ejerce un papel de iniciación pero también de discriminación. La llave es poderosa, permite unir y desunir, como así lo representa uno de los portadores de llaves mas famoso en occidente, San Pedro.

Los escudos papales portan una llave de oro y otra de plata. Son las llaves del Cielo y de la Tierra que también eran los emblemas del dios romano Jano. Jano era el dios de las puertas y sus atributos eran una vara y las llaves. Son las dos llaves con las que se abren las cosas grandes y las cosas pequeñas, los Grandes Misterios y los Pequeños Misterios, el Paraiso Celestial y el Paraiso Terrenal, el Ascendente y el Descendente, el Yin y el Yang.

En el esoterismo "poseer la llave" significa haber estado iniciado y en Japón la llave es signo de prosperidad. En el mundo del misterio todos tratan de encontrar la llave con que descifrar tantos y tantos casos sin resolver. El simbolismo de la llave es evidente, estamos ante un símbolo nada rocambolesco.

En Matrix, una de las películas de la industria cinematográfica afincada en Hollywood más prolifera en usar símbolos, el símbolo de las llaves y del cerrajero tienen un  protagonismo muy especial en la segunda película de la saga. El Cerrajero de Matrix no fabrica llaves cualquiera, son llaves que abren puertas hacia lugares inaccesibles para los mortales que no la llave correcta. Sin la sabiduría y los conocimientos de cerrajero "los buenos" jamás podrán ganar a "los malos. Sin la llave adecuada el acceso hacia dichos lugares, no es posible. No sirve destruir la puerta, ni tampoco sirve destruirla o agujerearla, el acceso solo es posible mediante la llave correcta.


En estos casos tampoco sirven las llaves maestras, pues cada cerradura tiene una sola llave especialmente realizada,... las imitaciones no sirven para nada de nada.


La llave, durante la Edad Media, simbolizó la cesión de poderes y era usado como símbolo de rendición. Cuando se entregaban las llaves de la ciudad, el enemigo dejaba de asediar y atacar, pasando a ser el nuevo alcalde, gobernador, o como se le quiera llamar. Entragar las llaves de la ciudad asediada, significaba bajarse los pantalones en el término mas coloquial de la expresión. En la actualidad las costumbres han cambiado y entregar las llaves de la ciudad es un gesto de hospitalidad y reconocimiento.


Hoy en día, en los paises de todo el mundo es practica habitual obsequiar al visitante la llave de la ciudad. Es una de las ocasiones en que el símbolo habla por si solo, convirtiéndose en universal.






















La llave sirve para poder entrar y salir, con ella cerramos y abrimos cualquier cosa: cajas fuertes, joyeros, almacenes de provisiones, depósitos de municiones, etc. En la época de las Cruzadas los Caballero partían a Jerusalen con unas llaves qiue han pasado de moda. Nos referimos a la llave del cinturón de castidad de sus mujeres que quedaban "encerradas" hasta que el Caballero en cuestión regresaba. Cuando el Caballero no regresaba por morir en combate, la cosa se complicaba para la dama. En estos casos era conveniente que la mujer afectada conociera a un buen herrero de confianza.

La Caja de Pandora es un perfecto ejemplo de la gran diferencia existente entre tener las cosas cerradas o abiertas. Las habitaciones cerradas de los cuentos de hadas también hacen referencia a tener las cosas cerradas, pero en este caso no se encierra materia. Las habitaciones cerradas representan los espacios ocultos y protegidos de la mente que cuando se abren todos los misterios y temores salen a la luz. Cada uno de nosotros, en lo mas profundo de nuestra ser, tiene una de estas estancias. Es una habitación que conviene abrir y ventilar de cuando en cuando. El problema radica en que la mayoría de todos nosotros tenemos un auténtico pánico en abrir esta puerta por primera vez. Pero si esta puerta no se abre, el ser humano no puede avanzar y entonces los verdaderos problemas quedan sin resolver cuando la parca aparece. Para que no te suspendan y puedas pasar al curso siguiente, es condición indispensable que cada uno abra su "habitación cerrada".
Cuando se abren ciertas cajas, no siempre aparecen
riquezas, tesoros y felicidad.
El sujeto que tiene "su llave" se convierte en el guardián del umbral. La conciencia del ser humano se embarca en una constante búsqueda de la llave que le permita conocer y ser plenamente consciente de su existencia.

La llave y el cerrojo, también se ha relacionado con el acto del coito sexual. Quien tiene la llave adecuada puede entrar y abrir la cerradura, pero el que no tiene la llave precisa, se queda "sin mojar". Sin la llave correcta el churro no puede penetrar dentro de la taza del chocolate. En la época de las Cruzadas los Caballeros partían a Jerusalén con unas llaves que han pasado de moda. Nos referimos a las llaves del cinturón de castidad de sus mujeres, que quedaban "encerradas" hasta que el Caballero en cuestión regresaba. Cuando el Caballero no regresaba, por morir en combate, la cosa se complicaba para la dama. En estos casos de nada servia el médico del castillo, era más conveniente que la mujer afectada conociera a un buen herrero de máxima confianza.

No todas las llaves abren por igual y las llaves maestras son especiales porque se apartan de esta regla. Estar en posesión de una llave maestra permite poder abrir mas de una sola puerta, siempre y cuando sepas dónde están las otras puertas. No siempre está una puerta al lado de la otra.

Pero en el mundo actual, donde el capitalismo y el consumo llevan la voz cantante, el símbolo de la llave ha adquirido un nuevo significado, convirtiéndose en uno de los objetos deseados por todos los que están inmersos en el mundo materialista.
La llave se ha transformado en el premio mas deseado y preciado. Es el mejor de los trofeos y la mayoría de mortales sueñan cada noche que ganan la llave del tan deseado Ferrari, o del lindo apartamento junto al mar.


Sin la llave adecuada no es posible acceder a la tan deseada vivienda o medio de transporte. Tener la llave indicada o no tenerla, implica poder disfrutar, o no, de tanta materia mundana. Los papeles y certificados que demuestran la propiedad no son suficientes,... sin las llaves estás fuera.

El Bosco, uno de los mejores maestros del arte de la pintura simbólica, tiene el cuadro titulado "Jardín de las Delicias" en dónde encontramos una llave pintada que nos muestra la mas cruda realidad de lo que una llave representa. En este óleo pintado en 1504, El Bosco nos muestra el cuerpo de un pecador en el Infierno suspendido de una gran llave. El pecador ha cometido uno de los peores pecados: la avaricia. La llave del lugar dónde almacenaba sus riquezas, ahora ya no le sirve de nada, pero le acompaña hacia el infierno como muestra de la gravedad de su pecado. Tal era su afán de acumular riquezas, que la llave le acompaña en este último viaje.

La llave del detalle de "El Jardín de las Delicias"
Ya hemos mencionado que las famosas llaves de San Pedro y de los escudos pontificios, con una llave de oro y otra de plata. Según cuenta la historia, cuando Jesús vio que se acercaba su hora, entregó las Llaves del Reino de los Cielos a su apóstol mas querido. En términos deportivos podríamos decir que "se pasaron el relevo". Las dos llaves que recibe Pedro, no son unas llaves cualquiera. Son unas llaves que atan y desatan unas cerraduras muy especiales. De forma simbólica San Pedro se convierte en el Guardián de las Puertas del Cielo. Con la llave dorada se puede abrir las puertas a la vida eterna y absolver todos los pecados. Con la llave plateada se deniega el acceso al paraíso a todas las almas que no son dignas de atravesar dichas puertas.

Pero no todas las llaves relacionadas con el Vaticano están formadas por un par de llaves. Hay una llave en el Vaticano que es muy especial y esta sola,... pero es gigante!!!


Esta enorme llave esta formada por la propia Basílica  de San Pedro, la plaza del Obelisco, la avenida de acceso y el castillo de San Angelo junto al ríko Tiber. La panoramica que ofrece este curioso conjunto de construcciones es impresionante. La avenida parece introducirse en las profundidades del Tiber.


La propia plaza donde se yergue el obelisco también tiene un gran parecido con la abertura del cerrojo por donde se introduce la llave en las clásicas cerraduras. En el centro de esta plaza se alza majestuoso el gran obelisco que no fue precisamente construido en una cantera romana de las cercanías. Se trata de un obelisco de Egipto que originalmente estaba a las orillas del Nilo. Pero la soberbia de un imperio hizo que fuera transportado y colocado a orillas de otro río: el Tiber.


Cuando la avenida llega al río, encontramos a su lado el Castillo de San Angelo con una forma muy, pero que muy, peculiar: una estrella de 5 puntas. En un extremo de la llave tenemos a la cruz formada por la propia Basílica y en el otro extremo una estrella de 5 puntas. Mas claro que el agua!!!


A todo esto hay que añadir la orientación exacta de la línea formada por el obelisco y la avenida. Es una orientación solar, pues nos marca un lugar y momento muy exacto: el equinoccio solar de verano.


Nada es casual en el Vaticano y sus alrededores, como podemos comprobar con esta extraña forma que tanto se asemeja a una llave para abrir una cerradura con forma de estrella de 5 puntas. Pero en toda esta historia de la llave vaticana hay un aspecto que no ha sido comentado y que merece un detallado análisis por su gran importancia simbólica. Nos referimos al hecho de que la punta de la llave y la cerradura de 5 puntas están en el rio Tiber.

¿A caso es esta la llave que abre y cierra todo lo relacionado con el AGUA?
¿Estamos ante la llave que regula el acceso al mundo y conocimiento relacionado con el elemento de el AGUA?

Si esto fuera cierto estamos ante la llave que controla el acceso al inframundo. Recordemos uno de los esquemas que compartimos en este sencillo blog al hablar de los 4 Elementos. En dicho esquema podeis comprobar como el elemento Agua corresponde al inframundo y al principio de la vida:


Una imagen vale mas que mil palabras: El elemento Agua situado junto al
Inframundo y la letra alfa, el principio de todas las cosas.
La importancia del agua queda patente en nuestros cuerpos y en el planeta que habitamos. La mayor parte de nuestros cuerpos humanos y la mayor parte de la superficie terrestre, están formadas por agua. En el mundo donde vivimos, agua es sinónimo de vida, sin agua el milagro de la vida no hubiera sido posible. Agua es imaginación, sensibilidad, reflexión, compasión, intuición. Son valores femeninos pertenecientes al lóbulo derecho y que nada tienen que ver con el lóbulo izquierdo y masculino de nuestro cerebro.

No creemos que el Vaticano tenga la exclusiva y sea el único que posea la llave de la vida, pero los diseñadores y arquitectos romanos igual pensaban lo contrario.


La llave del agua no es conveniente que este en poder de ninguna organización ni de ninguna secta. Es una llave individual y personal que cada uno de nosotros tiene que encontrar por si mismo. Para este cerrojo no existen llaves colectivas, ni tampoco sirven las llaves de los demás, ni las imitaciones. Cada uno tiene que encontrar la suya. Cada uno se lo tiene que currar, no sirven los encargos, ni ser amigo del mejor cerrajero.

Es una de las cosas que en esta vida tenemos que encontrar y saber donde coño está,... ya lo dice la conocida canción infantil:

PAZ
Johnny McClue 2015