martes, 28 de julio de 2015

El Valor Onomántico de nuestro nombre y como calcularlo


Cada palabra vibra de una forma muy concreta. Con nuestros nombres y apellidos ocurre lo mismo y cada uno de nosotros nos corresponde un Valor Onomántico que el Profesor Lester llamaba la Vibración Numérica de cada uno de nosotros.

La forma con que en nuestra sociedad, una persona es conocida y nombrada encierra uno de los mayores secretos. Tu nombre no solamente tiene fuerza cuando es pronunciado, ya que cuando alguien piensa en ti, esta utilizando tu nombre de forma mental. La manera como resuena y vibra tu nombre, te acompañara el resto de tu vida, para bien, o para mal.

Para conocer la Vibración Numérica de un nombre, necesitamos conocer con cual de los nueve primeros números dicho nombre está en sintonía. Para ello hay que reducir el valor numérico de las letras del nombre, a un solo número de una cifra. La conversión del nombre se realiza aplicando una sencilla tabla, donde a cada una de las letras del abecedario español, le corresponde un valor numérico. Nos referimos a la tabla de Valores Onománticos de las letras que forman el abecedario de la lengua castellana.

La mayoría de tablas de valores onománticos están confeccionadas para las letras de los idiomas hebreo, latino e inglés. Pero estas tablas no son validas para calcular los valores de los nombres hispano-americanos, porque no contemplan el valor de la letra Ñ.

Muchos autores otorgan para la letra Ñ un valor de 6. Pero el profesor Lester, después de haber estado estudiando el tema durante décadas, nos decía en sus apasionantes clases:
"En la tabla onomántica del idioma castellano, la letra Ñ no puede colocarse detrás de la letra N y otorgarle el valor de 6. Obrando de este modo, se trastoca totalmente el orden habitual y tradicional de la Numerología de todos los tiempos. Las equivalencias numerológicas que he estudiado me han demostrado que las vibraciones, la fenomenología y los acontecimientos de la letra Ñ se relacionan con el número 9."
El profesor Lester fue el primer autor hispano-americano que publicó una tabla especialmente confeccionada para el idioma castellano. Dicha tabla se incluyó en la página 111 del libro del profesor Lester publicado en 1981 por la editorial Teorema, con el título de "Tratado práctico de Numerología y Onomántica".

Es un honor y un gran placer poder compartir con todos vosotros esta tabla onomántica de mi querido profesor Lester:
La tabla del Número Onomántico del Profesor Lester


Veamos con un ejemplo como podemos calcular, con la tabla del profesor Lester, cual es la Vibración Numérica del nombre de una persona. En este caso vamos a utilizar como ejemplo uno de los casos que Lester nos escribía en la pizarra de sus clases. Se trata de un tal señor Juan Badía Irla:

  • JUAN = 1 + 3 + 1 + 5 = 10
  • BADIA = 2 + 1 + 4 + 9 + 1 = 17
  • IRLA = 9 + 9 + 3 + 1 =  22
Ahora solamente nos queda sumar los tres valores y reducirlos a un solo número:
  • 10 + 17 + 22 = 49, que reducido nos da 4 + 9 = 13, por lo que 1 + 3 = 4
O sea que a Juan Badía Irla le corresponde la vibración 4, con su correspondiente arquetipo de "El científico" descrito en el artículo de este blog donde explicamos la simbología del número 4. Como veis es muy sencillo y rápido de calcular.

En el anterior ejemplo hemos tomado del individuo en estudio, su nombre, su primer apellido y su segundo apellido. Se trata del "nombre oficial" del sujeto que queda reflejado en su Libro de Familia, su carnet de identidad o su pasaporte. No son validos los segundos o terceros nombres, los diminutivos y los apodos. De igual modo tenemos que contemplar el caso de las mujeres casadas, pues lo que en realidad cuenta es el apellido que tenían de solteras. Siempre tenemos que calcular el nombre y los apellidos, tal y como están escritos en la partida de nacimiento del sujeto a estudiar.

Hoy hemos aprendido a calcular el Número Vibracional o Valor Onomántico de nuestro nombre y apellidos. Es la forma de como vibramos en la sociedad en dónde nacemos, vivimos y morimos. El tema de los diminutivos, los apodos y los alias de las personas es un tema que merece ser tratado en un próximo artículo.

PAZ
Johnny McClue 2015