martes, 24 de diciembre de 2019

La Nigromancia o Necromancia


En este sencillo blog dedicado a los símbolos y mitos ya hemos dedicado varios artículos al arte de las mancias. En el artículo de hoy vamos a tratar la Nigromancia que pertenece al grupo de la Encantación.

Bueno es recordar estas subdivisiones de las llamadas "Ciencias Veladas" que se dividen en cuatro grupos, las llamadas "Ciencias Principales", en donde la Encantación es la última:

  • Matemática
  • Prestigio
  • Maleficio
  • Encantación.
La Encantación se divide a su vez en diez grupos, donde la Nigromancia ocupa el cuarto lugar:
  1. Mediaria
  2. Sopreciaria
  3. Invocatoria
  4. Nigromancia
  5. Estricatoria
  6. Fibrica
  7. Extaria
  8. Sortilegio
  9. Amatoria
  10. Vastatoria.
Veamos en que consiste la Nigromancia, también llamada Necromancia. La palabra Nigromancia proviene del griego (Ne-kroman-si, del griego necro y manteia, adivinación). Se refiere al arte de evocar los difuntos para tener conocimiento del porvenir, y de las cosas ocultas. Muchos pueblos antiguos creían que al morir, las almas que se separaban del cuerpo seguían vagando cual un ligero soplo alrededor de los vivos. Por aquel entonces todos estaban persuadidos de que no podrían resistir a las súplicas de los mortales y establecieron el culto de los muertos dando origen a la necromancia o nigromancia.

La necromancia se practicaba por medio de un simple acto de la voluntad, ya valiéndose de ciertas misteriosas ceremonias, que al principio tenían lugar en los mismos sepulcros de los cementerios lindantes. Según refiere Homero, se hacían ofrendas de frutos y perfumes, y por medio delas fórmulas consagradas, se evocaba la sombra de los difuntos.


La Biblia nos suministra numerosos ejemplos que demuestran claramente que los hebreos no eran extraños a estas prácticas, por mas que la creencia en la inmortalidad del alma, no se halle expresamente consignada en ninguno de los textos del Antiguo Testamento. La huella de esta superstición se encuentra en la misma ley del pueblo de Dios, puesto que Moisés, no contento con condenarla en el Deuteronomio, la proscribe en el Levítico, conminando con la pena de muerte a los que se entreguen a las prácticas de la evocación de los espíritus, o de la sombra de los muertos. Tan rigurosas medidas no consiguieron, aun des arraigarlas-por completo, siendo uno de los ejemplos mas manifiestos de ello, la célebre evocación de la sombra de Samuel, que tuvo lugar delante de Saúl, por la Pitonisa de Eudor.


En Isaías tambien encontramos pistas acerca de intentar conectar con el más allá, dice que las almas evocadas anunciaban su presencia por un ligero murmullo producido por palabras pronunciadas en voz muy baja. Todo induce a creer que esta clase de nigromancia que se verificaba sin sacrificios, y algunas veces con insignificantes ceremonias, se reducía sencillamente a algún efecto de ventriloquia, lo que se encuentra apoyado por la versión griega de los setenta, en la que la palabra "necromancia" se traduce por ventrílocuo.

Pero había otra clase de nigromancia, en la que se hacia uso de las prácticas mas horribles: una de ellas, que según se refiere era usada por los hebreos y por los sirios, consistía en matar un niño retorciéndole el cuello; verificado esto, le cortaban la cabeza y la ponían sobre una lámina de metal pulimentado calentado al rojo vivo, en la que se habia grabado el nombre del espíritu o de la divinidad que se quería evocar. Mientras tanto alrededor de la lámina unos cuantos gilipollas que se hacían llamar oráculos, deducían toda clase de cuestiones a partir de las manchas o sombras que se proyectaban sobre la mencionada lámina, y de otras muchas circunstancias.


En Grecia se ejercía este arte pública y libremente. La historia nos presenta repetidos ejemplos de evocaciones que tuvieron gran trascendencia en la vida de los pueblos. Los tesábanos alcanzaron gran renombre como nigrománticos. Después de los sacrificios expiatorios con que acompañaban sus ceremonias, rociaban con la.sangre de las víctimas un cadáver y sacaban augurios para el porvenir.

 En Roma no eran tan salvajes, dentro de lo que cabe, y en lugar de un cadáver, rociaban los huesos de los difuntos, escogiendo generalmente los cráneos. Lucano, que las ha descrito minuciosamente, dice que frecuentemente se contentaban con abrir las sepulturas, en las que esparcían arena y harina, y sentándose a su alrededor, esperaban que la sombra tuviera a bien manifestarse.


Para formar exacto juicio de estas creencias, es necesario tener en cuenta que los antiguos no evocaban al cuerpo y al alma tal como nosotros lo comprendemos en la actualidad, sino a una apariencia de este cuerpo imponderable invisible y desprovista, por lo tanto de órganos real es, pero apta sin embargo, para percibir las sensaciones de los sentidos, y por consiguiente de experimentar el placer y el dolor. Estas sombras o apariencias, son las que llenan él purgatorio y el infierno del mundo de los cristianos.

Aunque el cristianismo adoptó las antiguas ideas sobre la existencia de las sombras o de las almas, no admitió sin embargo, su necromancia: muy al contrario, la proscribió y declaró culpables de, sortilegio a aquellos que, siguiendo las tradicionales costumbres, celebraban ágapes en honor de los difuntos, y que en ciertos días del año ofrecían frutos, aceite y perfumes a los manes de sus allegados. 

Poco a poco fueron haciéndose mas severas estas prohibiciones. El concilio de Tours, celebrado el año 527, condenó a los nigrománticos al destierro y al pago de fuertes multas; y en la Edad Media, fueron encarnizadamente perseguidos, torturados y llevados a la hoguera en número considerable. Pero estaban de tal manera arraigadas las creencias en los sortilegios, que a pesar de todo su despótico poder, nunca consiguió la tiranía su completa extinción.

El espíritu moderno, mas potente que todos los tormentos, y que todas las hogueras de la negra Inquisición, ha conseguido, ya que no su completa extinción, porque no faltan aun médiums que pretenden ponerse en comunicación con los difuntos.Muchos magos son los que en este tipo de comunicaciones con el más allá, se protegían de los malos espiritus mediante la utilización de un circulo que impedía que pudieran ser atacados desde el otro lado. En este tipo de practicas la simbología y la escritura siempre han tenido un destacado papel.

A mediados del siglo XVIII se formó en Alemania una sociedad de masones reformados, que tenia por objeto el estudio de la cabala, de la piedra filosofal, y de la nigromancia o evocación de los espíritus, cuyos conocimientos formaban, según pretendían sus afiliados, el sistema y el objeto de los antiguos misterios, de los que es una continuación la Francmasonería. Esta asociación, que llegó a adquirir una gran preponderancia .sobre las demás sociedades, masónicas, es la que se conoce con el título de "Orden de los clérigos francmasones de la Estricta Observancia".

A pesar de haber estado prohibida y perseguida por todo el Planeta, la nigromancia ha llegado a nuestros días en forma de estúpido pasatiempo donde los asistentes se reúnen alrededor de una mesa para intentar comunicarse con los muertos. Las personas reunidas se convierten en presa fácil para cualquier ser parasitario con ganas de comer y comer energía humana.

No recomiendo en absoluto la práctica de este tipo de juegos que pretenden comunicarse con nuestros antepasados. En lugar de contactar con nuestro abuelo, suelen acudir todo tipo de parásitos disfrazados como nuestro abuelo lucía y vestía. Es muy fácil caer en la trampa, se trata del mejor de los engaños con el que bajamos la guardia,.... y nos joden.

Intentar comunicarse con los muertos es buena muestra de no saber el motivo de nuestra existencia en este mundo dual de tres dimensiones.

Johnny McClue 2019

domingo, 22 de diciembre de 2019

La tortuga, símbolo ancestral


Los primeros seres humanos que vieron a una tortuga,... debieron flipar por un tubo!!!!! Su rugoso y bello caparazón es una maravilla del diseño con el que poder sobrevivir de todo tipo de adversidades y peligros. Su fuerza es descomunal y les permite poder acarrear cargas 200 veces superiores a su peso corporal.

Las tortugas terrestres y marinas existen desde hace más de 225 millones de años. Las primeras tortugas fueron marinas. Las tortugas marinas macho viven toda su vida en el agua, pero las tortugas marinas hembras viajan grandes distancias para llegar a remotas playas donde cada una de ellas ponen más de 200 huevos en sincronía con la Luna y las mareas.


Sin lugar a dudas estamos ante uno de los animales más fascinantes y cautivadores que se pasean por la tierra y los mares con su casa a cuestas a modo de fortaleza inexpugnable. La tortuga tiene un destacado papel en las culturas orientales donde se relaciona con la formación y soporte del Universo y todo el cosmos que nos rodea.

En la tradición del pueblo mongol, una tortuga de oro macizo lleva a cuestas el monte central del universo. Un mito iraquí nos cuenta como las aves de las aguas primordiales fueron subiendo porciones de tierra y las colocaron encima del caparazón de una gran tortuga que flotaba en el gran mar.

Las tortugas son símbolos del hombre universal y representan el poder del emperador. Su lento caminar y su longevidad la han relacionado con la sabiduría y la paciencia. En toda África negra la tortuga representa la sabiduría, la destreza y el poderío.

La curvatura de su concha tambien ha ocasionado que muchos pueblos la relacionen con la bóveda celeste, dónde el caparazón ventral plano ubica a la Tierra. La relación simbólica de la tortuga con el Universo le ha otorgado en muchas culturas un claro papel de ser mediador entre humanos y Universo.

La larga longevidad de las tortugas tambien les otorga una relación con la eternidad y la inmortalidad. En muchas culturas fue costumbre utilizar polvo de caparazón de tortuga para la fabricación de todo tipo de pócimas y amuletos relacionados con la inmortalidad y vida longeva. Las grullas y las tortugas son signos de inmortalidad desde tiempos ancestrales.


La capacidad de las tortugas de refugiarse y retirarse dentro de su caparazón,provocó que en la India se relacionaran con la meditación y la auto reflexión. Bajo este contexto, la tortuga representa el regreso al estado primordial.

En China la tortuga representa tres elementos de extrema importancia simbólica: El invierno, el agua y el Norte. También esta asociada a las fases de la luna y en la filosofía taoísta se relaciona con el color negro. Los chinos creían que la tortuga fue el primero de todos los animales.

Los mayas representaban al dios de la luna recubierto por una coraza de tortuga. El dios maya del maíz pudo huir del fúnebre inframundo cuando sus hijos, los Gemelos Heroicos, lo liberaron del caparazón de una gran tortuga. El renacimiento del dios simboliza el maíz fresco que brota de la tierra.

En la cultura grecorromana la tortuga fue símbolo de fecundidad debido a su numerosa progenie y estuvo consagrada a la diosa Afrodita. También se la relaciono con el dios Pan debido al aspecto fálico que muestra la cabeza de este reptil.

En muchas civilizaciones el caparazón de las tortugas fue muy utilizado para la construcción de la caja de resonancia de muchos instrumentos musicales de cuerdas como  las cítaras La tradición ha relacionado a la tortuga con la fecundidad y sabiduría de la Gran Diosa. Bajo este contexto, la tortuga representa las cualidades húmedas, lunares y oscuras del yin.


Los padres de la iglesia se fijaron en que las tortugas viven en terrenos pantanosos y por tal motivo las relacionaron con las bajas pasiones en que tantos pecadores recaían constantemente. Las sociedades secretas tambien han utilizado el símbolo de la tortuga en muchas ocasiones, tal y como ya explicamos en el artículo dedicado al análisis de la portada del Economist.

A finales del siglo pasado toda una generación creció junto a las aventuras de cuatro tortugas mutantes dedicadas a combatir a todo malhechor que se cruzara en su camino con el mejor de los estilos ninja. Desde entonces muchos son los que piensan que las tortugas y las pizzas van de la mano.

Johnny McClue 2019

viernes, 15 de noviembre de 2019

El símbolo del grifo y su profundo significado mitológico


En el mundo mitológico el grifo es un pájaro fabuloso con pico y alas de águila, con un cuerpo y cola de león, con extremidades inferiores de león y extremidades superiores con garras de águila. Con tales características el grifo es un símbolo solar por excelencia. 

En la emblemática medieval fue muy utilizado para representar el desdoblamiento de la naturaleza simbolizado por el dúo águila-león. No hay que confundirlo con el llamado "hipogrifo" cuyo cuerpo no es de león sino que es un caballo con su característica cola, tan diferente a la del león.

El grifo representa la unión del cielo (águila) y la tierra (león) que equivale a la representación de dos naturalezas diferentes: la naturaleza divina y la naturaleza humana. Es la unidad de la fuerza y la sabiduría y se inscribe dentro de la simbología que representan las fuerzas de salvación.

El grifo para el pueblo hebreo parece haber sido la representación de Persia y se ha asociado a la ciencia de los magos. Los griegos consagraron al grifo a los dioses Apolo y Artemis. Para el pueblo griego el grifo tenía una mirada penetrante y se relaciona con el tipo de monstruo que guarda todo tipo de tesoros en el pais de los hiperboreos. En la mitología Apolo utiliza a los grifos como montura, por lo que simbolizan la fuerza y la vigilancia; pero también simbolizan los obtáculos que se tienen que superar para poder conquistar el tesoro.

La tradición cristiana tiene una opinión del grifo que es bastante desfavorable, debido a su naturaleza híbrida que resta nobleza y franqueza. Por tanto representa una fuerza cruel y demoniáca que ha llegado a simbolizar al mismísimo Satán. Pero en tiempos medievales la Iglesia utilizó la doble naturaleza del grifo para explicar la doble naturaleza de Cristo, la divina y la humana.


Como símbolo solar, el grifo también a sido utilizado para representar la Resurrección. Tanto para los cristianos, como para los musulmanes, el grifo es un símbolo ambivalente y se asocia tanto al Salvador como al Anticristo. En muchas obras mozarabes podemos encontrar ambas representaciones.

Desde el punto de vista psicológico, el grifo simboliza la relación entre la energía psíquica y la energía cósmica. Muchas culturas afirmaban que los grifos podían controlar los cuatro elementos principales: Fuego, Tierra, Aire y Agua.

Se cuenta que arrojaban fuego por medio de un orificio que los grifos poseían junto a su nariz. Batiendo sus alas eran capaces de generar grandes maremotos. Con su fuerte rugido eran capaces de provocar el peor de los terremotos. Mediante sus poderosos pulmones y el batir de sus alas, los grifos también provocaban huracanes y tremendas tempestades.

Johnny McClue 2019

jueves, 14 de noviembre de 2019

Evo Morales vive, Bolivia somos todos !!!!!!!!


Mi más profundo respeto y apoyo al Pueblo Indígena Boliviano.

Que bueno es saber que el pueblo indígena tiene perfectamente identificado al enemigo oligarca que lo oprime, manipula y engaña.

Viva el Pueblo Indígena y su multicolor bandera, la sagrada Wiphala !!!!!











viernes, 25 de octubre de 2019

"Indice Gouchon-Barbault" para el 2020-22, agárrense que vienen curvas!!!!!!



En este sencillo blog ya hemos dedicado varios artículos a las gráficas que marcan las tendencias del siglo 21. De todas ellas , hay una gráfica que merece un recordatorio muy especial. Nos referimos a la gráfica de Andre Barbault conocida bajo el nombre de "Indice Gouchon-Barbault" y que analiza los aspectos de los planetas lentos, que son los que marcan las épocas mundiales de desarrollo y progreso de la humanidad.

Pues bien, en la actualidad nos encontramos en un periodo de descenso. Pero no se trata de un simple descenso, nos encontramos ante la bajada mas acentuada de todo el siglo 21, y con mucha diferencia.

La crisis que sufrió todo el Planeta en el 2008, va a pasar a ser una simple anécdota respecto a la bajada que la gráfica anuncia para el 2022. Una bajada tan pronunciada es sinónimo de crisis y conflictos por doquier, dónde la energía atómica y nuclear nos puede llevar al desastre como especie.

Aún faltan 3 años para que en el 2022 toquemos fondo. Es importante que cada uno de nosotros tome sus próximas decisiones teniendo presente que esto no se va a arreglar con unas nuevas elecciones.

Dicen que quién avisa,... no es traidor.

Johnny McClue octubre 2019


martes, 22 de octubre de 2019

La simbología en los temperamentos humanos

La simbología fue de gran ayuda cuando la mayoría de seres humanos no sabían leer ni escribir. En aquellas épocas remotas los dibujos y las ilustraciones fueron fundamentales para que el conocimiento pudiera llegar a todas partes.

Los principales temperamentos del ser humano son cuatro: Sanguíneo, Colérico, Melancólico y Flemático. Cada uno de ellos esta vinculado a tres signos zodiacales que los representan. Pero en la antiguedad muy poca gente sabía leer y estos tipos de conocimientos solían difundirse mediante la técnica de los grabados

En las siguientes imágenes, los símbolos y signos de cada grabado van describiendo las características y propiedades de cada uno de los cuatro temperamentos humanos. En la parte superior de cada grabado se muestran los tres símbolos zodiacales que los representan.

TEMPERAMENTO SANGUINEO

El temperamento sanguíneo representa las cualidades de los signos zodiacales pertenecientes al Elemento Tierra: Libra, Geminis y Acuario.
Los dioses Venus y Júpiter son los encargados de presidir los músicos, artistas, danzas y romances que estos dos dioses representan.


TEMPERAMENTO COLERICO

El dios Marte es el encargado de presidir la escena bélica con la presencia de los tres signos zodiacales del Elemento Fuego: Aries, Leo y Sagitario.
Luchas, armas, fuego y metal con el que jugamos a la guerra desde tiempos inmemoriales.


TEMPERAMENTO MELANCOLICO

El dios Saturno devorador de niños es el protagonista con los signos pertenecientes al Elemento Aire: Tauro´Virgo y Capricornio.
La capacidad para comprender y saber el porque de las cosas, no siempre llega a buen puerto. Muchos son los que prefieren el "game over" anticipado.


TEMPERAMENTO FLEMATICO

La mismísima Luna es la protagonista del temperamento flemático y de sus signos zodiacales pertenecientes al Elemento Agua: Escorpio, Piscis y Cáncer.
Las aguas y todo lo que contienen. La imaginación y el poder creador.



Johnny McClue 2019

martes, 15 de octubre de 2019

Obeliscos



El Obelisco es un monumento egipcio de forma cuadrangular, recto y prolongado en forma de aguja, tipo monolito y que se sienta sobre una base de planta cuadrada que actúa de pedestal. Se trata de un pilar muy alto de 4 lados iguales que van adelgazando de abajo a arriba y terminan en la punta superior formando una pequeña pirámide.

Obelisco proviene de una palabra griega que significa "pequeña punta". Muy probablemente esto se deba a que los primeros monumentos de este tipo debieron ser de pequeño tamaño. Pero con el paso de los años se ve que la cosa se fue animando en cuanto a tamaño y altura hasta llegar a las enormes proporciones que algunos de ellos tienen.

Muchos expertos aseguran que los obeliscos representan al género masculino y todos sus valores representados por las lineas rectas que los forman. Recordemos que en simbología la recta es masculina y la curva es femenina.


Su utilización primitiva, fué al parecer, el de ser el lugar en donde se cincelaban inscripciones que contaban acontecimientos importantes y de especial relevancia. Posteriormente se introdujo la costumbre de colocar dos de éstos monumentos a ambos lados de las puertas de los templos, dándoles el nombre del rey que los habia hecho elevar, o del dios a cuyo culto se hallaba destinado el templo.

Muchos opinan que los primeros Obeliscos fueron erigidos en honor de Osiris, como un símbolo del curso del Sol, pues, según este, su nombre significa un rayo (solar), al que suponen que se parece, si se mira desde la cúspide hacia su base. Los primeros rayos de la aurora iluminan sus partes superiores con antelación al resto del monumento. Pero el carácter mas general de estos soberbios monolitos es el de monumentos vomitivos, destinados a eternizar el recuerdo de los sucesos memorables, como lo atestiguan todas las inscripciones que se han descifrado.


En la actualidad se conservan en pie unos 30 obeliscos y muchos de ellos no se encuentran en sus lugares originales. En Egipto solo quedan en pie 5 obeliscos. De los 30 existentes, hay 14 de ellos reinstalados en la ciudad de Roma, después de haber sido purificados con exorcismos y cruces cinceladas por doquier.

Exceptuando el obelisco del Vaticano, que se considera inacabado, el resto de obeliscos están repletos de inscripciones que nos confirman el motivo por el que los egipcios los llamaban "Dijeri anchai" que en egipcio y copto significa "columnas escritas".

Los obeliscos de Egipto ofrecen la particularidad de ser todos de granito rosa y estar sacados de las célebres canteras de Syene, en el alto Egipto. Tienen forma de prisma rectangular, con aristas vivas y en disminución hacia la cúspide que se halla rematada por una pequeña pirámide, o bellota, que parece separarse del cuerpo principal de la aguja, por una profunda ranura circular.

La tecnología utilizada para poder tallar y pulir el granito rosa sigue asombrando en la actualidad a todos los expertos. Es sabido que el efecto de la luz sobre una superficie pulimentada, da a ciertos cuerpos una apariencia de concavidad, que muchos, ignorando esta circunstancia, toman muchas veces por real; pues bien, los egipcios conocían esta propiedad y para neutralizar este efecto, daban a las caras de sus Obeliscos una convexidad exactamente proporcional a la de la ilusión óptica.


En general las cuatro caras del monolito se hallan adornadas con jeroglíficos, pintados en algunos, de varios colores. Como esta clase de obras era de muy larga duración, sucedía con frecuencia que el rey que las habia ordenado moría mucho antes que estas llegaran a su término. En este caso, su sucesor las hacia continuar, mandando añadir su nombre y la relación de sus hechos mas notables a continuación de los de su predecesor.

Los jeroglíficos, esculpidos en los obeliscos se leen verticalmente y por columnas, que ordinariamente son tres en cada cara. La primera que se llenaba era la del centro y en ella figura siempre el nombre del Soberano mas antiguo. La mayor parte de estos monolitos fueron elevados durante la época de las dinastías, 16 y 19. El mas antiguo de los que se conocen, se halla en Heliópolis: lleva el nombre del rey Osartasas I (16 dinastía), y data próximamente del año 2530 antes de nuestra era.


Las dimensiones de esta clase de monumentos llegaron a tomar proporciones tan gigantescas que hay quien asegura que algunos excedieron de 200 codos de elevación. Diodoro hace mención de los dos de Sesostris, erigidos delante del templo de Phta en Tebas, que tenían ciento veinte codos de altura. Heredoto cita otros dos, el uno en Sais, situado en la entrada del templo de Nehit y el otro en la del templo del Sol en Heliópolis, que median cien codos cada uno. Plinio, que es el autor que da mayores detalles sobre esta clase de monumentos, confirma estos datos y añade que generalmente en la pequeña pirámide que remata la aguja del Obelisco, suele haber siempre un bajo relieve representando al príncipe que lo mandó erigir, en actitud de presentar sus ofrendas a la divinidad del templo al que se consagraba.

El Obelisco figura entre los emblemas de la Masonería como imagen del Sol y como símbolo de la iniciación en ciertos altos grados. Los masones están convencidos que los obeliscos estabilizan los lugares en dónde se levantan. La historia de los dos obeliscos que estaban situados en la entrada del templo de Heliópolis, son un magnífico ejemplo de ello, ya que los masones los utilizaron para ayudar a reconciliar Inglaterra de Estados Unidos tras la Guerra de la Independencia.


Heliópolis era una de la ciudades más grandes de Egipto y era el lugar en dónde los dos reinos egipcios se unían. Un gigantesco templo conocido como La Gran Casa, se construyó alrededor del 2000 antes de Cristo con los dos espléndidos pilares en su entrada. Pero en el año 13 antes de Cristo el emperador romano Augusto los mandó transportar a Alejandría y allí permanecieron hasta que un terremoto en 1301 los derrumbó.

Los dos obeliscos derrumbados nunca más fueron reconstruidos y quedaron completamente olvidados hasta que en 1878 el gobierno egipcio vendió los dos obeliscos derrumbados a un grupo de masones ingleses y norteamericanos. Los dos obeliscos que representaron la unidad del reino egipcio fueron adquiridos con la idea de que representaran una nueva unión entre Europa y América. Uno de los obeliscos fue transportado a Londres en un barco especialmente diseñado para la ocasión llamado "Cleopatra".




El obelisco de Cleopatra llegó a Londres en julio del 1878 y fue levantado en medio de una gran ceremonia masónica de caracter público aquel 12 de septiembre. El segundo obelisco fue transportado de Alejandría a Nueva York en un barco de vapor en 1880. El 2 de octubre de 1880 fue brillantemente instalado en Central Park por todo lo alto y más de 9000 masones desfilaron luciendo todas sus galas. Aquel dia la ciudad de la manzana quedo invadida de curiosos, desde la calle 14 hasta la calle 82.


Pero de todas las re-instalaciones de obeliscos realizadas, la más sensacional y espectacular fue la que se realizó en Roma ordenada por el Papa SixtoV. Dicha instalación fue técnicamente ejecutada por Domenico Fontana en el año 1588. Se trata del obelisco que fue comenzado por Tumosis III y terminado por su sucesor, Tumosis IV frente a la puerta meridional del templo de Karnak. Los grabados de sus cuatro lados se han convertido en verdaderos símbolos vivientes de aquellos tiempos donde los faraones estuvieron de moda.

No ha habido ningun arqueólogo que no se haya sorprendido al contemplar estos enormes monumentos construidos con el más duro de los granitos. Durante el Renacimiento muchas ciudades quisieron construir su obelisco particular, fue entonces cuando el ser humano empezó a comprobar que fabricar e instalar obeliscos no es tarea facil.

Me complace acabar este artículo con alguno de los ejemplos que muestran de como los técnicos del Renacimiento se las ingeniaron para instalar estos mastodontes pétreos.

Johnny McClue 2019