lunes, 27 de junio de 2016

Cáncer, signo de Agua analizado con la lámina de Johfra Bosschart



Vamos a por el primer de los signos de agua que de Johfra analizamos.

CANCER: Femenino, agua y cardinal

Planeta regente: Luna

Tendencias: amable, sensible, gran imaginacion, compasivo, protector, cauto, patriotico, tenaz, hogareño, hipersensible,caprichoso, irritable, rencoroso, desordenado y autocompasivo.

Si fijamos nuestra atención en la lámina de Cáncer, encontramos manos en actitud de sostener unas y de coger otras, nueve de ellas que toman frutos y perlas, simbolizando a la Esencia liberada y las virtudes del alma que se consiguen con la eliminación o desintegración de los defectos de tipo psicológico que en nuestro interior llevamos y los cuales tienen las virtudes prisioneras en el cofre. 

El número nueve es profundamente significativo; nueve edades permanece cualquier sistema planetario en el vientre de la Divina Madre Cósmica, nueve meses se gesta el ser humano en el vientre materno antes de ver la luz del sol y de inhalar el aliento vital, 108 existencias de un ciclo se asignan a las almas, cuya síntesis viene a ser el nueve. Este número en cábala y alquimia es la novena esfera que tiene su representación en el Sephirote Jesod y en el noveno círculo dantesco. 

El trabajador esoterista comienza a recoger los frutos de la acción, para lo cual es necesario eliminar los YOES de la falsa personalidad, elementos inhumanos de la cara visible de la luna psicológica. Recordemos que la luna tiene dos caras: la visible y la cara oculta y que las fuerzas más siniestras del ego llegan del lado invisible de la luna psicológica. 

El báculo, la copa, la espada, la cruz ansada egipcia, el triángulo, la llave mágica, el pentagrama esotérico, etc. son símbolos que el pintor engarza maravillosamente en su delicado metal que es la plata y que se corresponde con las fuerzas lunares femeninas. La serpiente, símbolo de sabiduría, rodeando la Cruz de San Andrés, nos indica que del cruce nace todo lo nuevo.

El escarabajo sagrado que carga la perla de Cáncer, es la fortaleza del alma y el caracol marino es el caracol de la existencia al cual estamos atados mediante la rueda de nacimientos y muertes. (Rueda del Samsara). 

Las dos tortugas representan el aspecto dual de la naturaleza y del cosmos, entre los antiguos mayas y algunos pueblos orientales, la tortuga representa al Zodiaco. 
Flotando en la atmósfera lunar y de color plateado observamos a Diana-Cazadora, en el aspecto de la Divina Madre particular, la que caza los Yoes, ella acude en auxilio del hijo que trabajando en las aguas de la vida, con pureza de corazón la invoca.

Así pues, la luna juega un papel muy importante en la formación de nuestro planeta, así como de los seres humanos que la habitan ya que tiene dos aspectos, la que se relaciona con procesos superiores del ser humano y la inferior con asuntos de tipo subjetivo e infrahumano. 

Metal: la Plata. 

La plata es uno de los siete metales conocidos desde la antigüedad. Se menciona en el libro del Génesis. Este metal es utilizado principalmente en: fotografía, medicina, electricidad, electrónica, joyería, monedas, etc. 
Piedra: la Perla. 
Las perlas más conocidas son las consideradas como gemas o piedras preciosas, por su simetría y su particular lustre. Las perlas preciosas son producidas en su inmensa mayoría por las ostras pertenecientes a la familia Pteriidae. 

Flor: la rosa blanca.

Las rosas se han popularizado mucho debido a su exquisita fragancia y desde tiempos antiguos se han empleado sus pétalos para hacer perfumes. Son muy decorativas y hay quienes dan significado a las rosas según su color, las blancas, dicen que representa la pureza, la sinceridad, el amor, la inocencia. 

Planta: el eucalipto

Los eucaliptus forman un género de alrededor de 700 especies, de la familia de los mirtos, son originarios de Australia. En la actualidad se encuentran distribuidos por gran parte del mundo. Debido a su rápido crecimiento, se utilizan en la industria papelera, maderera, o bien para la obtención de productos químicos (perfumes, jabones, medicinas) y además de su valor ornamental. 

Perfume: el alcanfor

Producto sólido, cristalino, blanco, urente y de olor penetrante característico, que se obtiene del alcanforero Cinnamomumc amphora tratando las ramas con una corriente de vapor de agua y se utiliza principalmente en la fabricación del celuloide y de la pólvora sin humo y en medicina, como estimulante cardíaco. 
El alcanforero es un árbol de la familia de las Lauráceas, de 15 a 20 m de altura, de madera muy compacta, hojas persistentes, alternas, enteras y coriáceas, flores pequeñas y blancas, y por frutos bayas negras del tamaño del guisante. Se cría en el Japón, China y otros países de Oriente, y de sus ramas y raíces se extrae alcanfor por destilación.

El signo de la maternidad del que han nacido grandes historiadores y donde todos sus nativos son coleccionistas de una u otra cosa. Su sueño: trabajar en un museo.

PAZ para todos.
Johnny McClue

jueves, 23 de junio de 2016

El simbolismo del número veinte - 20 - XX



En la ciencia de la Numerología el número 20 esta considerado el número gemelo del 10, en dómde también es su complemento. Es el símbolo de la unión del más allá y la realidad. Ya hemos visto en otros artículos la relación del número 10 con el árbol de la creación (la realidad), llamado en la Cabala árbol de Sefirot. El número 20 es el complemento a la realidad del número 10, su mundo paralelo invisible, la otra realidad que hay siempre detrás de la realidad.

Antiguamente el 20 era uno de los números básicos para poder contar, pues la gente contaba con los 10 dedos de las manos y los 10 dedos de los piés. El 20 fue una unidad de medida muy extendida y común. Los mayas y otros pueblos americanos, realizaban llos cálculos matemáticos, basándose en los sitemas vigesimal y duodecimal.

La importancia del 20 a lo largo de la historia ha quedado reflejada en lenguas como el francés y el danés, en donde el número 80 (quatre-vingts) se forma al multiplicar el 4 por el 20. Carlomagno impuso una división monetaria relacionada con el 20, que duró siglos, cuando 1 libra paso a valer 20 solidi o shilings. En Gran Bretaña este sistema no fue sustituido por el decimal hasta el año 1971 y es que los ingleses son muy ingleses.

El templo de Salomón tenía una longitud de 20 varas y una amplitud de otras 20 varas. Todo el interior del templo también estaba relacionado con el número 20.

La carta del Tarot con el número 20 corresponde a la carta de "El Juicio". Esta carta representa la indulgencia y la salvación. En la escena se nos muestra la triple naturaleza espiritual del hombre que se libera de las ataduras del sepulcro ya que se levanta y abandona el mundo de la materia.

El arcángel Gabriel esta soplando una trompeta abanderada con una cruz y nos anuncia que la época de la Quaresma ha finalizado y que ha llegado el tiempo de la salvación. El toque de trompeta representa la palabra creadora que libera al hombre cuando la pronuncia, dejando de ser esclavo de las limitaciones terrenales.

Muchos son los expertos que afirman que los tres ataúdes fueron añadidos posteriormente y que en las primeras versiones de esta carta solamente había un sepulcro. De hecho en la versión egipcia aparecen tres momias saliendo de un mismo sarcófago, en una clara alusión a que todo ser humano está formado por tres partes que cohabitan en un mismo cuerpo.

El siglo XX fue el final del segundo milenio desde que contamos los años a partir del nacimiento de Cristo. Sin dudas será recordado como el siglo de los grandes descubrimientos y avances tecnológicos. Pero no todas las mejoras han sido compartidas con el resto de la humanidad. Muchas patentes de excelentes inventos no llegaron a ver la luz en un loco mundo consumista y materialista.

En el siglo 20 unos cuantos hombres jugaron a ser dioses y con el pasar de los años aquellos hombres se fueron creyendo ser los reyes del mambo. Y así nos ha ido.



Johnny McClue 2016

viernes, 17 de junio de 2016

Corrado Malanga, Evide ON y el "I Ching"


En este artículo de hoy, vamos a intentar resumir al español el trabajo que recientemente Corrado Malanga ha publicado en italiano. Antes de leer este artículo aconsejamos haber leído nuestro anterior artículo donde expusimos los nuevos conceptos que el profesor Corrado Malanga plantea en su trabajo titulado Evideon.

El I Ching es un sistema de adivinación chino que se pierde en la noche de los tiempos. También llamado "Libro de las Mutaciones" o "Libro de los Cambios", cuyas referencias históricas nos remontan, con toda seguridad, más de cuatro milenios. Los expertos aseguran que este sistema de adivinación, es producto de más de un autor.

Según cuenta la leyenda los 8 trigramas principales fueron descubiertos en la concha de una tortuga sagrada. Este arte adivinatorio oriental esta estrechamente vinculado a la visión del mundo de la filosofía china y en especial en todo lo relacionado al cambio y al azar. El I Ching fue introducido en Europa en 1705 por Gottfried von Leibniz que ve en aquel simbolismo (linea discontínua = 0; linea unidad = 1) un perfecto ejemplo de numeración binaria.

Como casi todo el mundo sabe, el I Ching sería el primer ejemplo de código binario del mundo, descrito con la ayuda de líneas discontinuas y continuas en sucesión. La línea discontinua y la continua, representan los dos valores de la dualidad y la secuencia de las dos líneas describen la realidad virtual. La línea discontinua Yin y la continua Yang forman conjuntos de diferentes trigramas que sucesivamente dan origen a los hexagramas.

Los sesenta y cuatro hexagramas (63 + 1 : número de arquetipos según la fórmula general de 3n + 1) nos describen lo que es y, a través de un mecanismo de modificación, también nos describen el cambio. De las 6 líneas que componen el hexagrama, sólo la tercera y la sexta se pueden cambiar y vamos a ver que este aspecto del oráculo se incluye en la descripción evideónica de la estructura universal. De hecho, los vectores 3, 6 y 9, caracterizan las propiedades del eje de la energía del Evideon, que es el único eje que puede ser cambiado, según la teoría de Corrado Malanga expuesta en su trabajo "Evideon 3".

Los trigramas obtenidos con este sistema son 8 y se dan a continuación con sus significados arquetípicos alegóricos.

 

También debe hacerse hincapié en que estos trigramas están asociados a los colores fundamentales y a las posiciones espaciales correspondientes a los tres ejes que utiliza el catedrático italiano desde que desarrolló Evideon 1. Muchos autores habían intentado relacionar los colores y los números binarios con los 8 trigramas, sin seguir ningún criterio en cuanto a la colocación de los colores en cada uno de las coordenadas espaciales. El profesor Malanga nos da dos claros ejemplos de este descontrol que hace décadas se arrastra:





Pero si aplicamos la disposición de los colores descrita en el modelo de Evideon, podemos colocar sin ningún problema cada uno de los 8 trigramas junto a su correspondiente color en cada uno de los 8 vértices del cubo del que ya habíamos hablado en Evideon 1. Corrado Malanga afirma que existe inconscientemente una correlación arquetípica entre color, posición espacial y los Trigramas.



Los colores tienen su correspondencia con números binarios, pero también el I Ching es un sistema binario, y es posible notar fácilmente cómo todo el tablero es comparable al valor 1, mientras que la línea discontinua está conectada al valor 0 (cero).
Como hemos demostrado en trabajos anteriores, el cubo de color se puede construir mediante la colocación de los colores primarios en el centro de cada cara del cubo. En este contexto, los colores blanco y negro se superponen para terminar en el medio del cubo color. Este tipo de representación se superpone perfectamente a la estructura cúbica presentada en Evideon 1.






Se puede por lo tanto notar fácilmente que, dentro de la visión evideónica, las secciones continuas y discontinuas del Trigrama, se corresponden  perfectamente con los interruptores on-off correspondientes a los vectores de color. En esta óptica, los Trigramas poseen 3 líneas que numeramos de arriba hacia abajo con los números 1, 2, 3. El vector representado por la línea 1 corresponderá con el rojo, el 2 al verde y el 3 al azul. La línea discontinua representará un interruptor off (apagado) mientras que la continua un interruptor on (encendido). Se dará cuenta de que el color azul se representa con el interruptor rojo y verde y se volvió azul. Así que el color amarillo sea la imagen especular del Trigrama azul que tendrán los vectores rojo y verde on y el azul off.

En este contexto, se conecta la representación del mundo evideónico con la representación del mundo chino, a través del Libro de las Mutaciones. Además cada color es la representación de la suma vectorial de los tres vectores de color, aquí es donde la geometría de los signos del Trigrama está perfectamente contemplada en el modelo utilizado. Así, una vez más, todo parece geometría. También pueden entender el significado original de los Trigramas pero sobre todo se puede conectar la tabla general de los 64 colores principales con los hexagramas correspondientes.


Una vez que la geometría evideónica se ha unido a la geometría china del I Ching, podemos entender mejor todos los otros intentos que los científicos han hecho para conectar la máquina adivinatoria china con muchos aspectos de la ciencia moderna, ligados irremediablemente a los aspectos de la dualidad aparente.

Hasta aquí este primer capítulo del más reciente trabajo de Corrado Malanga. En próximos artículos intentaremos seguir compartiendo el resto de capítulos donde Malanga relaciona su querida tabla periódica de elementos y la estructura del ADN con Evideon.
 Johnny McClue



miércoles, 15 de junio de 2016

Los diferentes grafismos numéricos de las más importantes lenguas y culturas

Profesor Lester

Me complace compartir el cuadro con el que el Profesor Lester nos explicaba los diferentes caracteres numéricos existentes en los 5 continentes. Como podéis observar, el número 0 y la media unidad, ya no están contemplados en algunas culturas. De todas ellas la etíope es la cultura que menos caracteres expresa, muestra de un tipo de gente en donde tener más o menos, poco importaba.


En el siguiente cuadro podreis efectuar mejor las comparaciones de los 9 primeros números en los sistemas numéricos más usados en el mundo:



Johnny McClue 2016

viernes, 10 de junio de 2016

Cancer y sus 30 grados



En el artículo de hoy vamos a desgranar la simbología de cada uno de los 30 grados que forman el signo de Cáncer.

Grado 1: Se ve un reloj de péndulo, colgando de un lugar elevado, con una enorme esfera y sus manecillas intactas. Corresponde a alguien que domina el ritmo y la técnica de la música en forma notable. Alguien que encuentra placer en estudios dinámicos. Posee un agudo sentido de observación y se interesa especialmente en interpretar todo cuanto concierne a causa y efecto.

Grado 2: En un invernadero, un hombre riega mediante una regadera unos arbustos florecidos. Se refiere a alguien que encuentra satisfacciones en el estudio de las bellezas naturales y dedica mucho tiempo y energía en la conservación y desarrollo de lo bello, especialmente en el terreno de la floricultura.

Grado 3: Una profunda mina horadando la tierra y justamente por encima de ella, en el aire, se encuentra un globo suspendido. Tratase de una persona de buena cultura, familiarizada con conocimientos referentes a las diferentes capas y formaciones de la corteza terrestre y cuenta, además, con versación acerca de las más sutiles densidades de la atmósfera en las diferentes alturas. Será un hombre de ciencia de cierta notoriedad.

Grado 4: Veo el lado de la luna que no es visible para los que habitan en la Tierra. Es una visión peligrosa y deseo dar únicamente el significado del carácter que tipifica: Se trata de un temperamento extraño que nadie llegará nunca a comprender. Un individuo que posee energías desconocidas para el hombre de nuestros tiempos. Si su mente no se desequilibra se ocupará de estudios acerca de los cuales nuestra época no está aún familiarizada. No se mantendrá atado a ningún credo, no se dejará avasallar por nadie jamás. Será un mago, pero no pertenecerá a ninguno de los tipos conocidos. Se le tendrá por demente, aunque su cerebro y su mente se encontrarán perfectamente sanos. Su poderes serán extraños para el mundo dado que tal persona se desenvolverá como ajeno al ambiente de la vida común y todo cuanto interesa al hombre de todos los días no despertará en él la menor atracción o simpatía. Existirá un abismo entre él y la gente común.

Grado 5: Una persona mantiene en sus brazos una balanza y sus platillos se encuentran en perfecto equilibrio. Una persona justa que, de manera absolutamente espontánea, está en condiciones de descubrir una mentira, una falsedad o una injusticia.



Grado 6: Un gran lote de tierra cercado y subdividido en parcelas destinadas a granja y vivienda. Hace referencia a una persona que posee inagotables recursos; a un aventurero que generalmente lleva a término recursos; a un aventurero que generalmente lleva a término cuanto se propone. Todas sus especulaciones se ven coronadas por el éxito.

Grado 7: Yo veo una manzana grande y madura, bellamente coloreada, colgando de una rama. Se trata de la única que puede verse en el árbol. Señala a alguien que desde una intrascendente medianía escalará posiciones en las que no habrá nadie que pueda resultarle rival o aventajarle.

Grado 8: Un hombre tirando del badajo de una campana que se encuentra fijada a la copa de un árbol de gran tamaño. Una persona que encuentra especial satisfacción en dar a conocer todo cuanto sabe referente a los demás. Estaría bien ubicada como redactor de algún periódico, pero podrá verse en dificultades a menos que se cuide de caer en el delito de difamación.

Grado 9: En el rincón de una habitación, una araña observa atentamente el desplazamiento de los insectos que descuidadamente se ubican a su alcance. Esto alude a un defensor del orden y de la ley, a un jurista sagaz. Podría tratarse de un buen detective.

Grado 10: El bulbo de una planta, abriendo directamente su camino hacia la superficie de la tierra y comenzando a desarrollarse, muestra toda su belleza. Se refiere a una persona con gran vitalidad, poseedora de una gran fuerza espiritual. Alguien provista de poderes magnético y enorme voluntad.


Grado 11: Una jovencita tocando una lira. Se trata de una persona alegre que gusta de la juventud y de las diversiones artísticas y musicales.

Grado 12: Un ciprés. Una persona de carácter melancólico o irritable, serio y sombrío, que sufrirá mucho por sensibles pérdidas.

Grado 13: Un hombre que está cavando. Una persona activa especialmente en cosas de poca trascendencia y que ejecuta con gusto trabajos manuales.

Grado 14: Un hombre ubicado ante el público y provisto de todos los elementos propios de los prestidigitadores. Esto señala a alguien que es muy hábil, que posee muchos recursos y que jamás se sentirá desconcertado. Puede orientar su entendimiento y actividad hacia cualquier tipo de tareas.

Grado 15: Un charco de agua. Una persona tranquila que se conforma con poco. Escasa habilidad, algo bastante insegura, pero muy amante del hogar.


Grado 16: Este grado está en blanco (misterio con el número cuatro y su cuadrado). Ignoro lo que significa. Hay aquí un misterio en relación con el número cuatro y su cuadrado.

Grado 17: Un mapa mundi. Esto vaticina a alguien que viajará. A un investigador que hará muchos descubrimientos.

Grado 18: Con sus cuernos un toro arroja a un hombre por los aires. Esto se refiere a una persona terca, que siempre estará a la defensiva, y capaz de volverse agresiva. Para ella la propiedad personal, y capaz de volverse agresiva. Para ella la propiedad personal no es inviolable y su lema parece ser: lo que no puedo obtener me pertenece.

Grado 19: Un hombre tiene ante sí un libro muy antiguo. Tiene todo el aspecto de un antiguo documento. Se refiere a una persona estudiosa, a un pensador profundo apto para dedicarse a estudios abstractos. Alguien que ama a sus libros y a quien sus estudios le interesan más por la satisfacción que ellos le dispensan que por el afán de publicarlos dado que está libre de esa manía.

Grado 20: Un gran edificio con paredes de granito y aspecto desteñido y oscuro. Vaticina algo duradero. La persona llevará a cabo una hazaña que se recordará en la posteridad. Su mejor característica es su firmeza; estará libre de codicia y logrará una apacible ancianidad.


Grado 21: Un rey, un comandante o un emperador montado en su caballo. Este grado es un grado de poder y la persona disfrutará de grandes honores porque se encuentra en una posición de mando y no de obediencia.

Grado 22: Una cantidad de juguetes, de objetos de adorno, de vidrio y lentejuelas. Esto se refiere a una persona vanidosa afecta a lo artístico, pero muy superficial y de disposición irritable y gruñona. Siempre origina el descontento allí donde ella se encuentra.

Grado 23: Un hombre fornido que lleva puesto un delantal. Este grado indica trabajo en abastecimientos públicos. Resultaría eficiente como gerente de un restaurante, carnicero o posadero.

Grado 24: Una iglesia pequeña pero muy adornada y con una ostentación sólo observable en alguna gran catedral. Esto hace referencia a una persona muy devota, que cumple celosamente con los ayunos y festividades religiosas, pero con una mentalidad muy estrecha, intolerante y fanática.

Grado 25: Un pino muy alto. Señala a una persona noble, en cuyo pensamiento bullen elevadas aspiraciones y cuya influencia benéfica irá más allá de los límites de su vecindad inmediata. Sus acciones dirán mucho más que sus palabras.


Grado 26: Un caballero junto con varias damas se encuentran sentados en un coche. Esto significa una disposición delicada y bondadosa, una persona espléndida en sus obsequios, y en quien predomina una naturaleza benévola carente de circunspección. Un timón de Atenas.

Grado 27: Un peral cargado de hermosos y maduros frutos. Una persona plena de bondad cuya personalidad se encuentra impregnada de buenas influencias que fluyen espontáneamente. Se trata de un verdadero talismán viviente capaz de corregir cualquier conflicto resultante de una falta de armonía: un pacificador.

Grado 28: Montones de monedas de oro y plata. Esta persona logrará riquezas aunque sea de origen pobre y humilde. Obtendrá dinero y fortuna, y sabrá conservarlos, pero como apreciará el dinero solo por si mismo será un avaro.

Grado 29: Un hombre llevando a un toro o a un buey. Una persona con marcada afición hacia todo cuanto se refiere al ganado. Un comerciante de hacienda que de esa manera logrará prosperidad.

Grado 30: Un triángulo con una cruz en su vértice. Se trata de un individuo con una peculiar fuerza de voluntad, muy digno en su comportamiento, pero de aspecto autoritario. Logrará éxitos como empleado estatal.

PAZ
Johnny McClue 2016


lunes, 6 de junio de 2016

La Monita Secreta, un satánico manual de instrucciones



La Monita Secreta, supuestamente escrita por un jesuita, es uno de los típicos libros que tiene a todos los expertos divididos. Unos afirman la autenticidad de la obra y los otros sostienen la falsedad. El grupo formado por los detractores (los propios jesuitas) asegura que estamos ante una operación orquestada en contra de la orden. El grupo que afirma la veracidad de la publicación (los enemigos de la orden), sostiene que estamos ante el auténtico manual de instrucciones que todo jesuita conoce y tiene que cumplir.

Pero cuando uno empieza a leer los 27 capítulos en que consta la obra, empieza a comprender que no es ninguna casualidad, que el grupo de detractores sean todos miembros y seguidores de la orden religiosa en cuestión. La Monita Secreta es un verdadero manual de instrucciones para todos los jesuitas del mundo, en dónde se explica la estrategia a seguir para apropiarse del mayor número de riquezas, propiedades y tierras. Estamos ante un auténtico tratado donde se explica al detalle como un jesuita debe controlar y dirigir al resto de los mortales.

La Monita Secreta es una auténtica Biblia de como se debe de engañar y manipular para que la orden pueda sacar el máximo provecho. Ante tal manual de instrucciones completamente inhumano, no es de extrañar que los propios jesuitas sean los que digan que La Monita Secreta es falsa.

Nos hemos permitido seleccionar unos cuantos párrafos que no tienen desperdicio. Corresponden a la traducción al castellano de la versión original escrita en latín, que Fernando Garrido realizó en el siglo 19.

El primer párrafo del propio prefacio de La Monita Secreta, ya no tiene ningún desperdicio. Aún no ha empezado el primer capítulo, y en el prefacio ya se da la instrucción de esconder el ejemplar de la obra en lugar seguro, con el fin de que solo sea leída por los superiores de la orden:

"Los Superiores deben guardar entre sus manos cuidadosamente estas instrucciones particulares, y no deben comunicarlas más que a algunos profesos, instruyendo solamente a algunos de los no profesos, cuando lo exija la conveniencia de la Sociedad; y esto se hará bajo el sello del silencio, y no como si se hubiesen escrito por otro, sino cual si fuesen producto de la experiencia del que las da. Como muchos profesos conocen estos secretos, la Sociedad arregló desde su origen, que los que los sepan no puedan pasar a otras órdenes, a no ser a la de los Cartujos, por el retiro y silencio en que viven, y el Papa nos lo concedió."

El primer capítulo con el que comienza "La Monita Secreta" instruye de como los miembros la Sociedad deben introducirse en las ciudades utilizando el arma de la blandura:
"Para hacerse agradables a los vecinos del pueblo, importa mucho explicarles el objeto de la Sociedad, tal como está prescrito en las reglas, donde se dice que la Sociedad debe aplicarse con tanto afán a la salvación del prójimo como a la suya propia. Para esto deben realizar en los hospitales las funciones más humildes, visitar a los pobres, a los afligidos y a los presos. Es preciso oír las confesiones con benevolencia, y ser con los pecadores muy indulgentes, a fin de que las personas más importantes admiren a los nuestros y los amen, tanto por la caridad que muestren para todos, como por la novedad de su blandura.
Cuando la orden desembarca en una ciudad por primera vez, es indispensable no llamar la atención para no  ser acusados de acumulación de grandes riquezas:
"Al principio los nuestros deben guardarse bien de comprar propiedades; pero si juzgan necesario comprarlas, que lo hagan en nombre de amigos fieles, que den la cara y que guarden el secreto. Para que nuestra pobreza se vea mejor, conviene que las tierras que se posean junto a un colegio se asignen a otros que estén lejanos, lo que impedirá que príncipes y magistrados sepan a cuánto ascienden las rentas de la Sociedad."
Pero tanto trabajo en fundar colegios y escuelas, no puede ser en vano y tanto esfuerzo merece ser concentrado solamente hacia los ricos. Los pobres que se jodan:
"Que no se establezcan colegios más que en las ciudades ricas."
En cuanto a las riquezas que se vayan acumulando con el paso del tiempo, tener la boca cerrada es lo que todo jesuita tiene que hacer:
"Que sólo el provincial sepa en cada provincia a cuánto ascienden nuestras rentas; que a lo que asciende el tesoro de la Compañía sea un misterio sagrado."
Lo más importante es tener a los ricos y a los que mandan bien controlados, todo esta permitido para poder obtener información íntima de cada uno de los miembros de familias poderosas:
"Que cada uno haga cuanto pueda para obtener el favor de los príncipes, grandes y magistrados, a fin de que, cuando la ocasión se presente, obren vigorosa y fielmente por nosotros, aunque sea contra sus parientes, aliados y amigos.

A las princesas se las ganará fácilmente por sus doncellas; y para esto es preciso ganar la amistad de éstas, que es el medio de entrar en todas partes, y de conocer los asuntos más secretos de las familias."

Una gente que tiene un manual de instrucciones de este género, aprovecha todas las armas a su alcance. Y en este caso, los sacerdotes tienen uno de los mejores métodos para obtener información muy privilegiada y muy íntima: el sacramento de la confesión. La Monita Secreta dedica al poder de la confesión unas cuantas páginas, como no podía ser de otro modo en una obra dedicada al dominio de los demás:
"En la dirección de la conciencia de los grandes señores, nuestros confesores seguirán las máximas de los autores que dejan más libertad a la conciencia, contra las de los otros religiosos, a fin de que los abandonen, prefiriendo nuestra dirección y consejo

Que los confesores y predicadores recuerden que han de tratar a los príncipes con dulzura y acariciándolos, y no chocar con ellos en los sermones, ni en las conversaciones particulares, apartando de su ánimo todo temor, y exhortándoles principalmente a la fe, a la esperanza, y a la justicia política."
Según reza la Monita Secreta, para poder ingresar en la orden de los jesuitas hay que tener buena presencia, ser hermoso y fornido. Tanto requisito de hermosura es debido a un motivo muy concreto: hay que conquistar a las viudas ricas. Es un objetivo primordial para poder engrandecer los bienes y riquezas de esta sociedad que se auto denomina Compañía de Jesús. El tema de las viudas ricas es tan vital e importante para la Sociedad que todo esta permitido con tal de que la viuda no se case por segunda vez. El saco tiene que estar bien atado para que ningún inoportuno busca-fortunas aparezca en escena y joda la cosa. Cuando digo que todo esta permitido, estoy diciendo TODO:
"Que se escojan para ello padres avanzados en años, que sean de complexión viva y de agradable conversación. Que el confesor haga de manera, que se entretengan en adornar una capilla o un oratorio en su casa, en el que puedan entregarse a meditaciones u otros ejercicios espirituales, a fin de que se alejen de la conversación y de las visitas de los que las puedan buscar; y a pesar de que tengan un capellán, que los nuestros no dejen de ir a decirles misa, y particularmente a consolarlas, procurando dominar al capellán.
A las viejas viudas hay que encarecerles nuestra extrema pobreza, para sacarles todo el dinero que se pueda.


Una confesión general reiterada, aunque antes la hiciera con otro, nos servirá para conocer bien todas sus inclinaciones.

Se le mostrarán todas las ventajas del estado de viudez, y las incomodidades del matrimonio: los peligros en que se metería, y principalmente los que la conciernen.

Cuando haya seguridad de que está dispuesta a conservar la viudez, se le debe recomendar la vida espiritual, pero no la religiosa, cuyas incomodidades habrá que mostrarle. El confesor hará de suerte, que haga pronto voto de castidad por dos o tres años al menos, a fin de que cierre por completo la puerta a las segundas nupcias; hecho esto, debe impedírsele el trato con hombres, y que no goce ni con sus parientes ni con sus amigos, so pretexto de unirla a Dios más estrechamente.

Si han hecho voto de castidad, hacer que lo renueven dos veces al año, concediéndoles ese día un honesto recreo con los nuestros. Hay que visitarlas con frecuencia, entreteniéndolas agradablemente, y regocijándolas, según la inclinación de cada una.

Si están obligadas a vestir de luto, conviene concederles que se ajusten bien, que tengan buen aspecto, y que sientan a un tiempo algo de espiritual y de mundano, a fin de que no crean que están dirigidas por un hombre enteramente espiritual. En fin, con tal que no haya peligro de inconstancia por su parte, si son siempre fieles y liberales para la Sociedad, que se les conceda, con moderación y sin escándalo, lo que pidan para satisfacer la sensualidad. 

No deberá cuidarse menos su salud y su recreo que la salvación de sus almas; por esto, si se quejan de sufrir indisposiciones, se les prohibirán los ayunos, los cilicios, las disciplinas corporales, y hasta el ir a la iglesia; pero se las gobernará en la casa con secreto y precaución. Hay que dejarlas entrar en el jardín y en el colegio, a condición de que sea secretamente, permitiéndoles recrearse con los que más les agraden.

Si una viuda no da todos sus bienes en vida a la Sociedad, debe buscarse ocasión, sobre todo cuando esté enferma o tenga la vida en peligro, para hacerle presente la pobreza de nuestros colegios, y los muchos que están por fundar, induciéndola con dulzura, pero con fuerza, a hacer estos gastos, sobre los que fundará su gloria eterna.

Lo mismo hay que hacer con los príncipes y otros bienhechores. Se les debe persuadir a que hagan fundaciones perpetuas en este mundo, para que Dios les conceda la gloria eterna en el otro."

Las expulsiones desde el interior de la Orden de los jesuitas, siempre han estado en la orden del día. Los mismos jesuitas se vanaglorian de expulsar a los miembros que no están a la altura de obra de la Compañia:
"Debe expulsarse, bajo un pretexto cualquiera, por enemigo de la Sociedad, sin tener en cuenta condición ni edad, al que aparte a los devotos y devotas de nuestras iglesias, o del trato con los nuestros, o que a las limosnas les haga tomar el camino de otras iglesias y de otros religiosos, o que haya disuadido a algún hombre opulento, bien dispuesto a favorecer la Sociedad, de que la ayude.

Lo mismo debe hacerse con el que, al disponer de sus bienes, manifieste más afecto a sus parientes que a la Sociedad, porque esto prueba que su espíritu no está mortificado, y es preciso que los profesos lo estén por completo. También será expulsado el que dé a sus parientes pobres las limosnas de los penitentes o de los amigos de la Sociedad. Para que no se quejen de la causa de su expulsión, no se les despedirá en seguida; primero se les impedirá confesar, se les mortificará y fatigará, haciéndoles desempeñar las faenas más viles; se les obligará además cada día a hacer las cosas que les causen más repugnancia.

Se les apartará de los estudios elevados y de los cargos honrosos; se les reprenderá en los capítulos y en censuras públicas; se les excluirá de las diversiones y del trato con extraños; se suprimirá en sus vestidos y en cuanto usan todo lo que no sea absolutamente necesario, hasta que se aburran, murmuren y se impacienten; entonces se les despedirá, como a gente poco sufrida, y que puede ser perniciosa a los otros por su mal ejemplo. Si hay que dar cuenta a los parientes y a los prelados de la Iglesia, del por qué se les ha expulsado, se dirá que no hubo medio de inculcarles el espíritu de la Sociedad."

Los jesuitas que son expulsados saben muy bien que no pueden abrir la boca. Esta es la razón por la que nadie habla ni cuenta nada, una vez que ya no pertenece a la orden:
"Como los expulsados sabrán algunos de nuestros secretos podrán perjudicar a la Compañía, y habrá que contrarrestarlos del siguiente modo: antes de expulsarlos se les obligará a prometer por escrito, y a jurar que no dirán ni escribirán nunca nada perjudicial a la Compañía. Los superiores conservaran escritas por los mismos culpables, sus malas inclinaciones, sus defectos y vicios, confesados en descargo de su conciencia, según la costumbre de la Sociedad, y de los que en caso de necesidad de los superiores se servirán revelándolos a los grandes y a los prelados para que no los asciendan.

De todos modos habrá que impedir que los que por su voluntad se salen de la Sociedad, no adelanten en cargos ni dignidades en la Iglesia, a menos que no se sometan, y den cuanto tengan a la Sociedad, y que todo el mundo sepa que ellos mismos han querido volver a ella."
Los expulsados no dejan de ser sacerdotes, por lo que mucho cuidado con lo que dicen y hacen por esos mundos de Dios. Ya no son jesuitas, y conviene que sean buenos chicos, de lo contrario vendrá el Papa Negro y les hará pam-pam en el culito:
"Debe procurarse desde luego que no adquieran cargos importantes en la Iglesia, como son las facultades de predicar, de confesar, de publicar libros, para evitar que se atraigan la simpatía y el aplauso del pueblo. Para esto hay que investigar mañosamente su vida y costumbres, las compañías que frecuentan, sus ocupaciones, vicios, y descubrir sus intenciones, para lo que será conveniente ponerse en relaciones con alguno de la familia con que vivan después de ser expulsados. 

Cuando se descubra algo indigno y censurable en su conducta, deberá publicarse por medio de gentes de menor categoría, para que llegue a oídos de los grandes y prelados, favorecedores de los expulsados, a fin de que estos los repudien, temerosos de que su infamia recaiga sobre ellos. Si no hacen nada censurable, y antes bien se conducen honradamente, habrá que atenuar con sutilezas y palabras ambiguas las virtudes y acciones suyas que son alabadas, para menguar, hasta donde se pueda, el afecto y la confianza que inspiren. Porque importa mucho a la Sociedad, que los que expulsa, y sobre todo los que voluntariamente la abandonan, sean del todo suprimidos."

En La Monita Secreta se hace fundamental la forma con que se tienen que ir seleccionando los alumnos que desde jóvenes sobresalen y tienen aptitudes para ingresar en la Sociedad:
"Hay que trabajar con mucha cautela en la elección de los jóvenes de talento, hermosos, nobles, o que sobresalgan. Para atraerlos más fácilmente es preciso que mientras hacen sus estudios, los rectores y los maestros les muestren particular afecto, y fuera de clase les hagan comprender cuán agradable es a Dios que se consagren a él con cuanto posean, y particularmente en la Compañía de su hijo. 

Siendo la mayor dificultad el atraer a los hijos de los grandes, de los nobles y de los senadores, mientras vivan con sus parientes, si los educan con el propósito de que les sucedan en sus empleos, habrá que persuadir a los parientes, por medio de amigos de la Sociedad, que los envíen a otras provincias y Universidades lejanas, donde nuestros maestros enseñen, después de mandarles instrucciones tocante a su calidad y condición, a fin de que ganen su afecto hacia la Sociedad, con más facilidad.

Cuando tengan más edad habrá que inducirles a que hagan ejercicios espirituales, de los que se obtiene éxito, sobre todo con alemanes y polacos."

Otras de las cosas que hay que tener bien controladas son a las monjas para que no interfieran en los planes de la Compañía:
"Confesores y predicadores se guardarán de ofender a las religiosas, y de tentarlas contra su vocación, antes bien ganarán el afecto de las superioras, y harán lo posible para recibir sus confesiones extraordinarias, y les dirán sermones, si esperan recibir muestras de su reconocimiento, porque las abadesas, principalmente las ricas y nobles, pueden servir de mucho a la Sociedad, por sí mismas y por medio de sus parientes y amigos; así es como, introduciéndose en los monasterios, la Sociedad puede obtener la amistad de los habitantes de la ciudad.

No obstante, convendrá prohibir a nuestras devotas que frecuenten los conventos de mujeres, por si acaso aquel género de vida les agradara, y la Sociedad se viera frustrada en su esperanza de heredar sus bienes.

Debe instáleles a que hagan voto de castidad y de obediencia, en manos de sus confesores, mostrándoles que este método de vida está muy conforme con las costumbres de la Iglesia primitiva, puesto que así brilla la mujer en la casa, en lugar de estar oculta en el claustro, dejando a oscuras las almas; además, que a ejemplo de las viudas del Evangelio, harán bien a Jesús haciéndolo a sus compañeros. En fin, deberán decirles cuanto puede decirse contra la vida claustral: se darán estas instrucciones en secreto, no sea que lleguen a oídos de las monjas."

En definitiva, la vida es puro teatro y los jesuitas hace siglos que interpretan esta función a la perfección:
"Para que los clérigos seculares no puedan atribuirnos pasión por las riquezas, convendrá rehusar algunas veces las limosnas de poca importancia, ofrecidas cual recompensa de servicios prestados por la Sociedad, aunque se acepten otras menores, para que no se nos acuse de avaricia si sólo recibimos las más considerables

Será preciso aspirar a las abadías y a las prelaturas, cuando estén vacantes, lo que será fácil de obtener considerada la holgazanería y estupidez de los frailes. La Iglesia ganaría mucho en que los obispados fuesen regidos por jesuitas, y lo mismo la Sede Apostólica, sobre todo si el Papa se hiciese príncipe temporal de todos los bienes, por lo que paulatinamente, y con prudencia y recelo, hay que extender lo temporal de la Sociedad, y no hay duda de que, cuando esto suceda, se alcanzará el siglo de oro, y gozaremos entonces paz perpetua y universal, y por consiguiente, la bendición divina acompañará a la Iglesia."
Para finalizar este manual de instrucciones, se da por sentado que tanta acumulación de riquezas y tanta manipulación van a acabar oliendo a podrido. Pero si se han seguido al pie de la letra todos los pasos descritos en el libro, al final la recompensa esta asegurada:
"Si no se puede llegar a tanto, puesto que necesariamente ocurrirán escándalos, habrá que cambiar de política, según los tiempos, y excitar a todos los príncipes, amigos nuestros, a hacerse mutuamente guerras terribles, a fin de que, implorando por todas partes el socorro de la Sociedad, ésta pueda emplearse en la reconciliación pública, conducta que no dejarán los príncipes de recompensar con los principales beneficios y dignidades."


Tras este resumen no queda lugar a dudas del motivo por el que los jesuitas niegan la veracidad de La Monita Secreta. Los trapos sucios se tienen que lavar y quedar "escondiditos" en casa. Y La Monita Secreta es un enorme trapo sucio de una orden que se dice religiosa, cuando es totalmente militar, manipuladora, acaparadora y opresora,... Casi nada!!!!
Lo que decíamos al empezar este artículo: un satánico manual de instrucciones.

PAZ
Johnny McClue 2016