domingo, 27 de diciembre de 2015

Alma, Cuerpo, Mente y Espíritu - La teoría del profesor Corrado Malanga


Existe mucha confusión respecto al número de elementos principales que forman al ser humano del planeta Tierra. Los más simplistas afirman que los elementos principales solamente son dos: cuerpo y alma. Otros añaden un tercer elemento: mente, cuerpo y alma. En otras teorías este tercer elemento es el espíritu: cuerpo, alma y espíritu.


Hay un científico italiano que esta colocando las piezas de este rompecabezas de una forma en que todo cobra un nuevo significado. Según el catedrático de la universidad de Pisa, profesor Corrado Malanga, el cuerpo humano esta formado por 4 elementos o componentes:

  • el cuerpo
  • la mente
  • el espíritu
  • el alma

Segun Malanga la propia conciencia crea el universo virtual donde estamos, formado por tres vectores que actúan como ejes cartesianos. En este universo virtual es donde el ser humano depende por completo de dichos vectores.

Estos tres ejes o vectores son:
  • el del espacio
  • el del tiempo
  • el de la energía
Estos tres vectores y la conciencia son los cuatro elementos principales de todo el escenario llamado Universo. En dicho escenario  realizamos la experiencia de ser y existir. Los cuatro componentes anteriormente mencionados se relacionan con los cuatro vectores, del siguiente modo:

  • el cuerpo estaría formado por la energía, el espacio y el tiempo. El cuerpo no tiene conciencia. Es Inconsciente
  • la mente estaría formada por la conciencia, el tiempo y el espacio. Carece pues de energía. Es inerte
  • el espíritu estaría formado `por la conciencia, la energía y el tiempo. Faltaría por tanto el espacio. Es vital.
  • el alma estaría formada por la conciencia, la energía y el espacio. Carece del vector tiempo. Es eterna.
Profesor Corrado Malanga

Corrado Malanga presentó su teoría sobre el ser humano y sus 4 partes fundamentales en el año 2005. Dejemos que sea el propio profesor italiano el que nos cuente la composición cuaternaria del hombre y del cosmos, mediante un extracto de su artículo titulado "Buscando a Anima":

"El ser humano se define como la suma de cuatro componentes —Cuerpo, Espíritu, Mente y Alma—; cada uno, a su vez, es descrito por sólo tres ejes de coordenadas. En particular el Cuerpo estaría formado por el Espacio, Tiempo y Energía, pero no tiene conciencia: se trataría, por tanto, de una cáscara vacía.La Mente se forma de Espacio, Tiempo y Conciencia: será por tanto la información consciente y coherente del ser.El Espíritu se forma de Tiempo, Energía y Conciencia, y sería algo que está ahí fuera (la ausencia del concepto de Espacio), que actúa como «pegamento» entre la Mente y el Cuerpo.El Alma se forma a partir de Espacio, Energía y Conciencia, pero no tiene Tiempo: por lo tanto, se caracteriza por la inmortalidad".

Podemos, sin embargo, decir más: de los cuatro componentes propuestos (Alma, Espíritu, Mente y Cuerpo), es suficiente tener sólo dos para estar seguro de entrar en este Universo, ya que con sólo dos componentes, sin embargo, se garantiza la presencia de los cuatro ejes de coordenadas. En principio, se puede imaginar un hipotético ser que posee sólo Mente y Cuerpo, o Cuerpo y Espíritu, o simplemente el Cuerpo y Alma, pero también uno que tiene tres componentes, a saber: Cuerpo, Mente y Espíritu, o Mente, Cuerpo, y Alma, y, finalmente, nada prohíbe imaginarse a un hombre que posee todos los cuatro componentes.

Para el hombre, como sabemos, la presencia del componente del Cuerpo es obviamente obligatoria, pero no se puede excluir que, en éste o en otros Universos, hay Espíritus y Mentes sin Alma y sin Cuerpo (por ejemplo el ser que he definido como LUX en trabajos anteriores).

Pero la información disponible puede acercarse aún más a una descripción correcta del sistema tetragonal de coordenadas; de hecho, según la hipótesis descrita en SuperSpin (Malanga, Pederzoli), pero también en función de los descubrimientos más recientes de la física, el eje de la Energía iba a nacer antes que el del Espacio y el Tiempo. Lo que no daría lugar a la Energía, sino la voluntad de crearla, propia de la Conciencia. La Conciencia existía «antes» de la construcción de la virtualidad, lo que puede poner en sucesión Conciencia, Energía, Espacio y Tiempo.

Los componentes del hombre formados de sólo tres ejes presentarían, en el mismo eje, la misma contribución; en definitiva, tanto el Alma como el Espíritu o la Mente tienen Conciencia, pero no en cantidades iguales. Se puede resumir esta característica con la siguiente matriz, atribuyendo a cada eje una contribución entera, pero variable entre cero y tres (0, 1, 2, 3).
En el gráfico adjunto se muestran los valores numéricos con diferentes colores, con el fin de que se pueda apreciar mejor las combinaciones de uno y otro valor." 
En el esquema adjunto reproducimos el cuadro de las relaciones entre los 8 protagonistas del artículo que publicó Corrado Malanga en el 2005. En un bando tenemos a los 4 componentes del hombre: alma, espíritu, mente, y cuerpo. En el otro equipo tenemos a los vectores que forman el holograma: conciencia, energía, espacio y tiempo. Este esquema también estaba incluido en el trabajo de Malanga.


Los valores y colores de los números del gráfico adjunto son orientativos. Corrado Malanga los utiliza para que podamos comprender de que forma y en que proporciones estamos formados los seres humanos. La clave de la cuestión es comprender que el alma es muy diferente al espíritu. El espíritu se corresponde con los atributos del elemento Fuego y el alma se asocia a los atributos del elemento Agua. Y lo más importante, el Alma es eterna y tiene el mayor grado de conciencia. Como podemos observar en el gráfico el alma tiene mas cantidad de conciencia que el espíritu. Sin embargo es el espíritu el que tiene mas energía que el alma. Decimos esto porque existe una gran confusion entre estas dos palabras y en muchas ocasiones se llega a pensar que alma y espíritu son la misma cosa, la misma entidad.

Pero volvamos a los vectores del principio de este articulo, ¿de donde han salido y quien los ha creado?. Aquí es cuando Malanga encaja las piezas que muchos, y en los cuales me incluyo,  teníamos sin encajar. Malanga y la física de Bohm nos dicen que en este Universo donde estamos el espacio, el tiempo y la energía, son virtuales y no existen. No son reales, solo existen por creación de la conciencia que como  ya hemos visto es eterna. Esta es una de las grandes claves del enigma.

La conciencia crea a este universo virtual para manifestarse y ser, pues la conciencia al ser eterna no sabe lo que es nacer, no sabe lo que es morir, no sabe lo que es vivir. Para sentirlo, conocerlo y experimentarlo de forma completa, la experiencia tiene que ser realizada por la propia conciencia. En estos casos los encargos no sirven y los demás no pueden ayudar. Por esto la conciencia decide manifestarse.

Sino te manifiestas no eres, no existes. Para ser y existir tienes que manifestarte. La conciencia se encarna en el cuerpo, para poder tener la experiencia por ella misma de lo que significa existir.
Sin conciencia no hay vida, justamente es lo que diferencia un ser vivo de uno muerto, la presencia o ausencia de conciencia. En el universo virtual de Corrado Malanga, nosotros somos los actores del film, pero también somos los directores, cámaras e inclusive los propios espectadores. Somos todos los personajes al mismo tiempo.

La dualidad se explica dentro de un universo virtual. La conciencia es, ha sido y sera siempre igual, por lo que no puede ser dual. El espacio, tiempo y energía si que son duales. Por esto en este universo los arquetipos son tan importantes. Los vectores que forman parte de nuestro ser son la clave de muchas preguntas trascendentales que nos íbamos haciendo. Como decíamos antes, las piezas empiezan a encajar. Poco a poco,... pero empiezan a encajar.

PAZ
Johnny McClue