viernes, 23 de diciembre de 2016

El Ermitaño en lo alto de la pirámide truncada, abajo los Goyim en el Mar de la Confusión.- The Economist 2017


Los manifestantes amarillos con sus pancartas y letreros, no caminan hacia la Verdad, ni se dirigen hacia la Felicidad, más bien son conducidos al matadero por unos desalmados que piensan que son dueños del mundo entero!!!!
Hermes Trimegisto
La carta "The Hermit" que ocupa el cuarto lugar de la fila superior en la portada del anuario 2017 de la revista "The Economist", corresponde al noveno Arcano Mayor del Tarot, El Ermitaño. El axioma de esta carta ya nos da muchas pistas respecto a lo que El Ermitaño representa: "Yo soy fiel a mi mismo".

En la versión clásica del Tarot de Marsella El Ermitaño es un viejo con barba larga, túnica y capucha. Con su mano izquierda sostiene un largo bastón que apoya en el suelo y con la mano derecha sostiene un farolillo que tiene forma hexagonal. Se trata de la lámpara de Hermes Trimegisto, el tres veces grande, representando la "Luz velada de la Sabiduría".

Mediante la vida hermética y la renuncia a los placeres materiales, el hombre puede conocerse a si mismo y alcanzar la paz espiritual. Dicha tarea se torna imposible alcanzarla en medio del ajetreo de la vida cotidiana.

Muchos creen que la luz del farolillo del ermitaño es un faro que irradia conocimiento y sabiduría por doquier. Pero la luz de la lampara del ermitaño es muy tenue con el fin de que la sabiduría nunca se exponga a la furia de la ignorancia, ya que quedaría destruida como la pequeña llama de una lámpara que no estuviera protegida ante la tempestad.

Las 4 montañas de la parte superior izquierda, no tienen forma piramidal por casualidad. Al observar como es la montaña donde se encuentra El Ermitaño en la carta del The Economist, nos viene a la mente la famosa pirámide truncada del billete de un dólar y todo cobra sentido.

Apartado del Mundo y de sus pasiones es el "Maestro Secreto" que trabaja con las cosas ocultas para confeccionar y gestar el porvenir. Vive apartado en lo alto de las montañas con forma de pirámide que su poder ha "decapitado" y desde allí controla un rebaño de seres amarillos, los Goyim. El Ermitaño representa a las organizaciones secretas que durante muchos siglos han ocultado celosamente a todos los profanos la Antigua Sabiduría. Ya hemos dicho que la luz del farolillo es tenue, no estamos ante un faro con el que la gente puede guiarse.

El largo bastón simboliza el conocimiento que es el único apoyo del ser humano. Representa el largo peregrinaje que es necesario realizar en busca del conocimiento y la verdad. La rectitud del bastón también simboliza la justicia frente a los errores que cometen todos los humanos. Pero no hay que olvidar que Hermes también representa a Mercurio y al intelecto pervertido, por tal motivo es el protector de los ladrones.

A simple vista la multitud que se esta manifestando, parece una gente unida que protesta contra la globalización y los tratados de libre comercio internacional. Pero una vez analizados los elementos simbólicos de El Ermitaño en versión The Economist, tenemos que pensar que tanta manifestación y protesta debe de estar patrocinada con el fin de distraer al personal. El Ermitaño es un gran experto en el arte de la confusión y el camuflaje, donde en realidad, nada es lo que parece. La posición de The Economist ante tanta manifestación ha quedado bien clara en más de una portada, en donde afirman de forma rotunda que todos los manifestantes anti-globalización esta equivocados:



En la parte inferior derecha de esta carta diseñada por The Economist, aparece un globo terráqueo resquebrajado. Muchos analistas han relacionado esta imagen de nuestro planeta con que en el 2017 tendremos un importante evento sismico que tendrá un gran poder destructivo. Los más osados hasta hablan de que los sismógrafos registraran valores cercanos a intensidad 12. Otros análisis se decantan por predecir una grave crisis económica entre USA y Canadá.

Pero bajo nuestro modesto punto de vista simbólico, la grieta dibujada en la esfera terrestre representa a una de las formas con las que los propietarios de la revista económica utilizan para "firmar sus obras" utilizando símbolos y arquetipos. Una muestra de ello ya nos la ofrecieron en la portada del anuario 2015, en donde una enorme grieta nos mostraba los efectos causados por una de sus sociedades favoritas: la Sociedad Fabiana. En la portada del 2015 una tortuga representaba a la gente iluminada de la Sociedad Fabiana y en la del 2017 es El Ermitaño que a sus pies todo se agrieta y resquebraja.

La tortuga y la grieta que se forma a su paso en el anuario 2015
En el artículo dedicado al análñisis de la portada del 2015, ya explicamos que no se trata de una tortuga cualquiera. Estamos ante el elemento simbólico que estando en el centro y a primer término, nos muestra de forma encubierta, ante quien estamos en realidad. Contando el número de uñas amarillas y signos de admiración dibujados encima del caparazón, podemos conocer por donde van los tiros: 9 uñas amarillas y 11 signos de admiración.
Pero todo debe tratarse de una puta casualidad.

El logo de la Sociedad Fabiana era un lobo con piel de cordero, pero alguién debió pensar que era demasiado evidente y lo cambiaron por una tortuga con lema de los que hace temblar: "Cuando golpeo, golpeo fuerte"

Según nuestro humilde parecer, un buen resumen de esta carta del The Economist, podría ser:

El Ermitaño de la carta de Tarot diseñada por The Economist, es conocedor de la Verdad, vive en lo alto de una pirámide truncada y tiene un doctorado en mentiras y falsas banderas
Su poder es enorme y le permite cortar las cúspides de las montañas donde vive alejado del mundanal ruido que  los Goyim hacen en los valles donde habitan.

Unos valles que el poder del Ermitaño ha transformado en un gran Mar de la Confusión por donde los Goyim caminan sin conocer ni rumbo ni destino.

Muchos Goyim piensan que El Ermitaño es un guía que en la oscuridad actúa como un faro. Pero la realidad es muy distinta, El Ermitaño siempre esta arriba, mientras los Goyim siempre están abajo. Cuando los Goyim están a la izquierda, el Ermitaño esta a la derecha y cuando están a la derecha, el Ermitaño esta a la izquierda.

El paso del Ermitaño es lento y pesado, pero muy seguro, como el de la tortuga. Tras su paso la tierra tiembla y se resquebraja por culpa del peso de la Verdad y la Ciencia que el Ermitaño lleva siempre celosamente consigo.


Si alguno de vosotros desconoce el significado de la palabra "goyim", puede informarse en las declaraciones realizadas en el siguiente vídeo por personas que se creen superiores al resto de los mortales. Son personas que consideran que la raza a la que pertenecen es superior a la de los demás. En pleno siglo 21, puede parecer una idea descabellada, pero no se trata de un video grabado con actores que interpretan un papel. Es la triste realidad con la que unos pocos, que se creen el pueblo escogido, explota, esclaviza y engaña a todos los demás.


Mientras que la mayoría de analistas afirman que los manifestantes siguen al Ermitaño, nosotros pensamos que el diseño de esta carta muestra todo lo contrario. En la carta del Economist la gente que se manifiesta va en sentido completamente opuesto al del Ermitaño. Piensan que la unión hace la fuerza, pero desconocen que viven en un Mar de Confusión, donde la fuerza no flota y se hunde hasta llegar a las más oscuras profundidades.

Mientras van caminando El Ermitaño no los guía, más bien los vigila. Desde el lugar por donde caminan, la luz de la lámpara no es visible. En otras palabras, desde donde están, los manifestantes no ven una mierda!!!!

Este Ermitaño muy iluminado no debe de estar, cuando aún esta esperando al Mesías, sin percatarse de que hace ya más de 2000 años sus antepasados crucificaron a su tan deseado monarca.
Ya pueden ir esperando.

Feliz Navidad a todos los Goyim que saben que en el Portal de Belén nació uno de los más grandes avatares, habidos y por haber!!!!

La vida da muchas vueltas y lo que hoy esta abajo, mañana estará arriba,


Johnny McClue diciembre 2016