jueves, 15 de marzo de 2018

El Papa Francisco I y su relación con el 666




Uno de los seguidores de este blog, tras leer el artículo dedicado a la simbología del escudo papal de Francisco I, nos hace una demanda que bien merece que le dediquemos un artículo.
"¿El valor numérico del nombre del actual Papa Francisco I, tiene alguna relación con el número de la Bestia ?"
Como veremos a lo largo de este artículo, de todos los sistemas de cálculo onomántico, solamente uno de ellos nos ofrece un resultado exacto al número de la Bestia.

Muy poco conocemos de antemano sobre este personaje de la Bestia que San Juan menciona en el capítulo 13 de su best-seller titulado Apocalipsis. Solo sabemos que una bestia y un dragón con muchas cabezas, salen del mar y la lían parda. Pero en su descripción San Juan solamente nos da una pista para poder identificar a la Bestia en cuestión, el famoso número 666:
16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente;

17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.

18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

Cuando Bergoglio fue proclamado Papa, se produjo una situación inaudita, la casa de Pedro nunca había sido habitada por dos Papas vivos, la proclamación de Francisco I estuvo rodeada de polémica desde el primer momento.

En toda la historia de la Iglesia Católica, es la primera vez que nos encontramos  con dos Papas que pasean "como Pedro por su casa" por los templos y palacios del Vaticano. Ante esta situación tan excepcional, muchos son los cristianos que se han preguntado cual de los dos Papas es el verdadero y cual es el impostor.

En las propias Sagradas Escrituras está profetizado que llegará un día en que el propio Satanás se sentara en la silla de Pedro. Y muchos creyentes son los que piensan que con Francisco I llegó el momento predicho, donde el diablo ocupa el lugar del máximo dirigente católico. Algunos ya hablan de que en el interior del Vaticano existe una gran división y disconformidad, otros hasta se atreven hablar de cisma. Pero el enigmático Papa Negro, jefe supremo de todos los jesuitas, parece tener la situación vaticana controlada. Por primera vez en toda la historia de la orden de los jesuitas, el encargado de ocupar el lugar de Pedro, es un jesuita.


Cuando Bergoglio fue proclamado Papa, empezaron a publicarse todo tipo de cálculos matemáticos para ver si aquel jesuita argentino tenía algún tipo de relación con el número de la bestia. En este sencillo blog ya dedicamos un artículo a los extraños cambios simbólicos detectados en el escudo oficial del actual Papa.

Veamos que valores numéricos tiene el nombre completo de Francisco I, segun los dos métodos de reducción numérica que el Profesor Lester utilizaba: el numero Vibracional de Nacimiento y el Valor Onomántico . En el caso de FranciscoI, su nombre completo es:  Jorge Mario Bergoglio Sivori.

Empezemos por calcular en primer lugar el valor onomántico de Jorge Mario Bergoglio Sivori. El valor onomántico se calcula con la lista de valores del Profesor Lester (imagen de la derecha), a partir del nombre completo de cada individuo.

JORGE MARIO BERGOGLIO SIVORI

16975     41996    259767396      194699

28            29          54                     36           = 147

1               2            9                       9            = 3

La suma total de los valores que forman el nombre completo del Papa nos da 147, un número que está muy lejos del 666. Para conocer el valor onomántico de Papa, tenemos que reducir 147 a una sola cifra. El resultado es un 3.

A continuación veamos cual es el número que corresponde a la vibración de nacimiento del actual Papa. El número de nacimiento de Francisco I se calcula una vez conocida la fecha de nacimiento. La fecha de nacimiento del pontífice argentino es 17 de diciembre del año 1936.

17 - 12 -1936 que de forma reducida sería 8 - 3 - 1 cuya suma y reducción nos da un total de 3.

Los dos valores coinciden, por lo que podemos afirmar que Francisco I tiene fuertemente marcado el caracter y personalidad correspondiente a la vibración de nacimiento del número3.

Pero hasta el momento el número de la Bestia no nos ha salido por ningún lado, sigue siendo un misterio sin desvelar.


 Uno de los sistemas de cálculo más utilizado en nombres castellanos es el Sistema Cabalístico Latino que el Profesor Lester nos enseñaba en sus apasionantes clases de Numerología y Simbología. Si analizamos los dos apellidos de Francisco I, utilizando la tabla del sistema Cabalístico Latino, obtenemos un resultado cercano al número maldito de la Bestia en cuestión.

Observar el resultado de sumar los valores de "Bergoglio Sivori" según dicho sistema latino que tan apreciado era por mi querido Profesor Lester:

  • B 2
  • E 5
  • R 80
  • G 7
  • O 50
  • G 7
  • L 20
  • I 10
  • O 50
  • S 90
  • I 9
  • V 200
  • O 50
  • R 80
  • I 9
  • SUMA TOTAL  669 
Nos pasamos solamente de 3 números,... pero en Numerología las cosas tienen que ser exactas. Las aproximaciones numerológicas no nos sirven para nada.

Si su primer apellido fuera Bergoglof, el resultado si que sería 666, pero con las letras de Bergoglio, el resultado nos da 669.

  • Bergoglio Sivori = 669
  • Bergoglof Sivori = 666

Así que ya lo sabéis, si conocéis a alguién que se llame Bergoglof Sivori, preguntarle si conoce a un tal San Juan.

Pero antes de acabar este artículo, me complace compartir un sistema numérico que nos ofrece un resultado exacto, 666. Nos estamos refiriendo al valor numérico que tiene Bergoglio, el primer apellido de Francisco I, según el sistema de uno de los códigos informáticos más utilizado y conocido con el nombre de código ASCII.

Mirar el valor de cada una de las letras del primer apellido del Papa según dicho código:



Como podéis ver resaltado en rectángulos rojos, cada una de las letras que forman Bergoglio tiene un valor concreto. La sorpresa surge cuando sumamos dichos valores:


¿Una prueba irrefutable de que la Bestia ya anda suelta por el Vaticano?

¿El creador del código ASCII fué un monje jesuita aficionado a la informática?

¿Las computadoras del infierno utilizan el código ASCII para comunicarse con el Vaticano?

¿Acaso el significado de las siglas ASCII esconden algún infernal secreto?

¿Simple casualidad de las casualidades de la vida casual?

El tiempo pasa y las respuestas no llegan.

Ya hace 2000 años que San Juan  esta esperando a que alguien con sabiduría y entendimiento sepa descifrar la identidad de la Bestia.

Solamente el protagonista del acertijo, la propia Bestia, es la que puede contestar tanta pregunta codificada, por que actualmente en la Tierra, la sabiduría y el entendimiento, brillan por su ausencia.


Johnny McClue 2018