jueves, 12 de abril de 2018

La simbología del color naranja y las naranjas de la China



El naranja a medio camino entre el amarillo y el rojo, es uno de los colores de la paleta cromática que mas optimismo y alegría irradia. El naranja produce en las personas un efecto mucho más estimulante que excitante. La visión del naranja nos estimula nuestra motividad interior y hasta puede llegar a acelerar ligeramente nuestras pulsaciones.

Es el único color que da nombre a una de las frutas más populares en el Mediterráneo y muchos otros lugares: la naranja. Bajo este contexto, la acidez y el naranja van de la mano. Los zumos de naranja se han popularizado por doquier como la mejor forma natural de refrescarse.

La fruta de la naranja por sus numerosas pepitas está relacionada con la fecundidad, lo que ha provocado que el color naranja simbolice a todo lo relacionado con la gestación y la procreación.

En Asia el color naranja esta relacionado con la juventud y la religión. En Vietnam las naranjas eran los presentes que se ofrecían a todas las parejas jóvenes. En China regalar naranjas era sinónimo de petición de mano. Las populares túnicas naranjas de monjes y ermitaños muestran la intención de querer ir hacia la luz verdadera.


La industria farmacéutica ha sido una de las culpables de que todos nuestros cerebros relacionen al color naranja con la vitamina C. Bajo este contexto, la fuerza, la vitalidad y la energía se nos presenta con sendas letras y anagramas anaranjados.

Las tonalidades anaranjadas nos evocan la luz del Sol y la del fuego, dos experiencias relacionadas con el calor. Goethe definía al naranja como "la representación de la exaltación extrema y del suave reflejo del sol de poniente".


El color naranja simboliza la intuición y la alegría serena de toda fuerza equilibrada. Los expertos dicen que el naranja induce al optimismo, por tal motivo, es muy utilizado por los partidos politicos sin mucha historia democrática pero que proponen mejoras sociales para todo dios.

Un buen ejemplo lo tenemos en España con el recientemente creado partido de Ciudadanos, donde el naranja es el color que los representa y los distingue del resto de partidos políticos españoles que juegan a la democracia y son amantes de las urnas.

Cuando España fue el país organizador del Campeonato Mundial de Futbol de 1982, la mascota seleccionada fue una naranja aficionada al balonpie con el nombre de "Naranjito". No fue una mala mascota para un evento tan televisado, desde el punto de vista simbólico. Los colores de la bandera española son el amarillo y el rojo, no fue una mala idea que el color resultante de la mezcla fuera la propia mascota. "Naranjito" también fue protagonista de una serie infantil de dibujos animados que tuvo buena aceptación y fue doblada a diversos idiomas.



El hecho de que el naranja haya dado nombre a un nueva compañia de telecomunicaciones francesa, nos confirma que estamos ante un color que irradia juventud y novedad. Cuando "Orange" apareció en el mercado internacional, sus competidores ya llevaban un buen tiempo en el candelero. Los nombres de compañías como "Orange" no se seleccionan al azar, más bien todo lo contrario.

El caso de la compañía "Orange" es uno de los mejores ejemplos de como el nombre de la empresa influye en su imagen y la catapulta a los primeros lugares de la parrilla.



Una de las obras maestras del cine del sigloXX tiene el honor de llevar la palabra "naranja" en su título. Nos referimos a la famosa "Naranja Mecánica" de Stanley Kubrick's, aunque el color del zumo que los protagonistas bebían no era precisamente un color muy anaranjado. Más bien era de un color blanco lechoso con el que los muchachos del bombín y las hueveras practicaban un curioso deporte: la ultra-violencia.



El naranja nos indica que en toda obra el equilibrio siempre es necesario. Las musas de los cultos apolonios suelen estar representadas vestidas de colores anaranjados por ser hijas tanto del cielo, como de la tierra.

El color naranja lo vemos presente en la corona real británica, demostrando la sobriedad y templanza del monarca. El naranja también forma parte del emblema de una de las doce tribus de Israel que el gran sacerdote de Jerusalén luce en su espectacular pectoral.

En muchas regiones de habla castellana es muy popular escuchar o leer la expresión, "naranjas de la China". El origen de utilizar dicha expresión proviene del titulo de un viejo cuento infantil que se popularizó cuando fue publicado a principios del siglo pasado por el famoso editor infantil Saturnino Calleja. El editor madrileño publico "Las Naranjas de la China" dentro de la colección "Biblioteca de Cuentos para Niños", una de las primeras colecciones para niños que fue impresa en formato pequeño como si de un "libro de bolsillo" se tratara.



En "Las Naranjas de la China" se cuenta la historia de Anselmo que viaja desde España a Asia en busca de unas preciadas y muy especiales naranjas. Se trataba de unas naranjas excepcionales que por dentro eran de color rojo y que solamente crecían en el nacimiento de un río chino llamado Hoang-Ho. Un lugar remoto ,apartado y muy peligroso donde un espantoso monstruo, mitad hombre y mitad caballo,  plantaba y cultivaba los naranjos que producian las susodichas naranjas.

El monstruo solamente regaba sus naranjos con sangre humana que obtenía de las pobres víctimas que asesinaba cuando los humanos visitaban la región. Por tal motivo todas  sus naranjas por dentro eran completamente rojas. Pero poder ver y degustar una de aquellas naranjas tan especiales, era misión imposible ya que todos acababan desangrados por el monstruo. Solamente los héroes muy valientes podían salir airosos y regresar a casa con unas cuantas naranjas para los amigos. Pero con que esta clase de hombres valerosos suele escasear, las naranjas de la china se popularizaron como sinónimo de todo objeto o acción imposible e inalcanzable.

El equipo holandés de fútbol ha paseado el color naranja por todo el Planeta, consiguiendo que los aficionados identifiquen al equipo de fútbol holandés cuando la prensa deportiva habla del "equipo naranja". La segunda vestimenta deportiva del Barça, también ha utilizado el color naranja en numerosas temporadas. El paso de Johan por el club de la Ciudad Condal ha dejado una profunda huella en el club blaugrana.

Durante muchas décadas en España, las bombonas de butano estuvieron pintadas completamente de color naranja. Pero aquí no quedo la cosa, ya que los camiones de reparto de las bombonas y los uniformes de los repartidores, también lucían un inmaculado color naranja. 



Tanto color naranja utilizado por la compañía "butanera" provocó que todos los españoles relacionaran el gas butano con el naranja. Todo hijo de su madre reconocía desde la distancia, si el camión de reparto que se acercaba era el camión de las basuras, o el camión del butano.


Desde sus inicios la emblemática fabrica austriaca de motocicletas KTM, apostó por el color naranja y podríamos decir que acertó de lleno.

En la actualidad no hay aficionado a las dos ruedas que no relacione a KTM con el color naranja.

Este articulo tan anaranjado, a su final ha llegado.

Johnny McClue 2018