lunes, 3 de abril de 2017

Se acabó la fiesta, estás castigado!!!!,...Tus antepasados cometieron el peor de los pecados.



A un humilde servidor le enseñaron desde muy corta edad que todo el sufrimiento y maldad de nuestro mundo era debido a que nosotros vivimos fuera del Paraíso Terrenal. Es en el Paraíso terrenal donde todo es perfecto y la maldad no existe. Nuestros primeros padres tuvieron el placer de poder vivirlo y disfrutarlo, pero se portaron muy mal y fueron expulsados al mundo imperfecto en donde ahora nosotros continuamos viviendo.

Ya han pasado muchas generaciones desde que Adán y Eva fueron expulsados. Y según me enseñaron de pequeño, durante todo este tiempo nadie ha podido regresar al tan deseado Paraíso Terrenal, ya que la puerta de entrada a este maravilloso lugar esta custodiada por un ángel que tiene muy mala leche. Es un ángel que esta armado con una espada y que no necesita nunca descansar, siempre está atento y nunca pilla "la baja laboral". La espada en cuestión supera en creces a la mejor de las espadas láser del Imperio Galáctico. La prueba es que nadie se ha colado desde que la pareja primogénita fue expulsada.


En resumidas cuentas, desde muy pequeño me metieron dentro de mi cabeza que nuestra vida es una cruz por culpa de una manzana y una serpiente que habla con las mujeres. Cuando me enseñaban estas historias, un humilde servidor ya notaba que habia dos o tres cosas que no cuadraban. Pero la respuesta del educador siempre era la misma: "Lo dice La Biblia que es un libro sagrado escrito hace mucho tiempo por mandato divino". En el artículo que dedicamos al juramento de Trump, ya comentamos el increíble poder que la Biblia tiene aún en nuestros días.

Lo de los libros sagrados de las diferentes religiones del Planeta y la extremada notoriedad que han tenido durante siglos, dejará boquiabierto a más de un historiador del próximo milenio. El caso de las religiones monoteístas que siguen a la Biblia y la dichosa manzana es una clara muestra de como los libros sagrados han querido dar respuesta al porque´de tanto sufrimiento. Se trata de una respuesta que es digna del mejor de los manipuladores mentales y que, desgraciadamente, una gran parte de los seres humanos han creído, practicándola hasta límites increíbles.

Estamos castigados debido a que nuestros primeros padres se portaron muy mal cuando estaban viviendo en un Paraíso Terrenal. La que hicieron fue tan gorda que estamos condenados esperando a que los muertos se levanten de sus tumbas, suenen unas trompetas, vuelen unos caballos y aparezca una bestia con 7 cabezas.



El Profesor Corrado Malanga nos explica una historia, completamente diferente a la que cuenta el libro sagrado, pero mucho más coherente y creíble. Vamos,.... que lo de Malanga si que cuadra!!!!!!

Hemos venido a experimentar lo que significa nacer, vivir y morir, por que en nuestro verdadero hogar no existe la dualidad y por tanto desconocemos que significa ser joven o ser viejo, ser rico o ser pobre. Por esto nos encontramos en este Mundo, aprendiendo, practicando y experimentando la vida dual en un mundo de tres dimensiones.

Sin conocer de pequeño el verdadero motivo por el que convivimos con el bien y con el mal, es muy jodido, por que la experiencia que venimos a hacer se complica en gran manera. Nosotros mismos nos complicamos la existencia con unas guerras y hambrunas que originalmente no estaban contempladas en el guión de la experiencia que venimos a realizar. Bajo este contexto podemos afirmar que estamos castigados por que así lo hemos querido.

Lo que tenía que ser una bonita experiencia, la hemos acabado convirtiendo en una auténtica pesadilla. Ya lo dice uno de los versos de una canción familiar:
"En casa ajena con la madera y el metal fabrican cañones, fusiles y pistolas
En nuestro hogar con la madera y el metal fabricamos flautas, tenoras y trompetas."
El tema del Pecado Original contado en un libro escrito por dios sabe quién, nos ha complicado la vida y toda la experiencia, ya va siendo hora de que tomemos conciencia!!!!

Johnny McClue 2017