martes, 16 de junio de 2015

El mito del chupacabras.


En los dos lados del océano Atlántico el personaje del chupacabras ha creado el pánico entre ganaderos y pastores. Siempre con la misma historia: extracción total de sangre y mutilación de partes muy concretas del cuerpo del ganado.

Mi querido amigo Andreas Faber-Kaiser era un apasionado de este fenómeno y a lo largo de su vida llego a recoger centenares de casos. En la actualidad, a falta de Andreas, uno de los mejores investigadores del fenómeno en todo el mundo es el ex-jesuita gallego Salvador Freixedo. Durante varios años Salvador siguió de muy de cerca el fenómeno. No como hacen la mayoría de investigadores que solamente investigan desde la pantalla de su PC. Salvador investigo en el continente americano dicho fenómeno desplazándose de forma inmediata al lugar de los hechos, nada mas la noticia era conocida.

Andreas y Salvador investigaron el fenómeno durante la
década de 1970

De esta forma Salvador pudo recoger de primera mano los testimonios de los afectados y comprobó con sus propios ojos que no se trataba de ninguna invención campesina o ganadera.

El fenómeno suele ocurrir de noche. pero hasta el amanecer los restos de los animales no suelen ser descubiertos. A los animales les falta hasta la ultima gota de sangre, es como si una potente aspiradora hubiera succionado todo el liquido sanguíneo del animal.

También suele ser común encontrar a los animales sin alguno de sus órganos sensitivos o sexuales. En estos casos lo mas sorprendente es la forma con que han sido cortados los órganos.
Son cortes muy precisos realizados con algún objeto que ademas de cortar, va quemando la incisión producida.

Este tipo de cortes y manera de succionar la sangre es lo que desconcierta mas a los investigadores que han buscado respuestas, sin encontrarlas. Los expertos dividen los casos en dos grandes grupos y muchos de ellos concluyen afirmando que se trata de dos chupa cabras completamente distintos:

  • El chupacabras que se alimenta de la sangre de los animales mediante su succión a través de una incisión en el cuello o cabeza de la victima.
  • El chupacabras que se alimenta solamente de ciertos órganos o partes del interior del animal. Las partes con que el ser humano se alimenta ( masa muscular y grasas) quedan intactas.


En las grandes ciudades el chupacabras se ha convertido en una manera mas de vender películas y libros. Los cinéfilos aficionados al terror ya tienen un personaje formado por todos los mejores ingredientes terroríficos.





















Los periódicos y revistas sensacionalistas también sacan buena tajada y cuando ocurre un caso, siempre sale en portada. Con tanta película de terror y primera plana sensacionalista, el fenómeno chupacabras no ha sido mostrado al gran publico con la seriedad y rigor que este tema precisa para poder continuar ser estudiado.



Pero los ganaderos que sufren el problema en sus reses, tienen una forma muy distinta con que enfocar este tema. Cuando se percatan como amanecen cierto día sus animales, el mito y leyenda se transforma en una terrible realidad. El estado con el que quedan los animales no es nada habitual.

Hay alguien que necesita mucha sangre y va por las noches tocando los cojones de los pastores y ganaderos. Pero nadie dice haber visto nada, solamente al hacerse de día, ven a su vaca degollada y desangrada.

Algunos investigadores ven los casos de mutilación como algún tipo de experimento a nivel genético de algún laboratorio o centro científico. Pero también apuntan de que los dueños de este laboratorio provienen de un mundo bastante alejado del nuestro.


En este caso se trataría de una clase de chupacabras que succiona desde arriba y que prefiere conducir su succionador volador a la luz de la Luna. Mientras el granjero duerme este tipo de chupacabras, practica el juego de los experimentos con ganado ajeno.


PAZ
Johnny McClue 2015