martes, 12 de junio de 2018

Dos Razas: humanos con alma y humanos sin alma. 7 chakras Vs 3 chakras



En este sencillo blog, ya explicamos la teoría en que Corrado Malanga divide a los hombres y mujeres de este mundo: seres humanos con alma y seres humanos sin alma.

Muy pocos autores e investigadores han proclamado en sus teorías la existencia de dos clases de seres humanos, como defiende el Profesor y catedrático Corrado Malanga. Entre tan pocos expertos en estas cuestiones anímicas, hay un nombre que destaca: Mouravieff.

En los 3 volúmenes que componen la obra titulada "Gnosis", Mouravieff defiende la existencia de dos razas de humanos evolucionando en el Planeta Tierra: la raza Pre-adámica y la raza Adámica. Son en apariencia, dos razas muy parecidas respecto a los rasgos físicos, pero completamente diferentes desde el punto de vista espiritual.

Conviene tener presente que el significado del término "raza Adámica" utilizado por Mouravieff, no es el mismo que HPB nos da cuando nos afirma que la raza Adámica forma parte de las 7 razas descritas en su "La Doctrina Secreta".

Las creencias de Mouravieff se basan directamente en las Sagradas Escrituras e intentan dar una explicación a que en el Génesis se narran dos creaciones humanas diferentes, en donde la caída y expulsión del Paraíso Terrenal son piezas fundamentales. Según esta tesis, los centros de energía llamados chakras, son los responsables de que por este mundo anden dos razas diferentes de humanos.


Mouravieff nos está diciendo que originalmente existían DOS razas que evolucionaron en la tierra, y que esas dos razas, mientras que en el estado físico eran casi idénticas, eran totalmente diferentes desde un punto de vista espiritual. La raza Pre-adámica solamente posee los 3 centros de energia inferiores, correspondientes a los 3 primeros chakras. La raza Adámica, por contra, además de tener desarrollados los tres primeros centros inferiores, tiene la posibilidad de poder desarrollar los 4 chakras restantes correspondientes a los centros superiores.

Por tanto, para Mouravieff existen dos tipos de razas. La raza Pre-adámica que carece de alma y la raza Adámica que tiene alma. Sin ser conscientes de ello, las dos razas conviven y cohabitan desde los inicios. En la actualidad, en todas las familias existen seres almados y seres desalmados. La detección de unos y otros se hace extremadamente difícil, ya que la mayoría de los seres desalmados imítan a la perfección el comportamiendo de un ser con alma. En la actualidad muchos autores utilizan el término P.O. (Portales Orgánicos) para referirse a la raza Pre-adámica de Mouravief.

La raza Pre-adámica esta condenada a que su evolución siga la forma del círculo, donde nunca se evoluciona de forma ascendente y siempre se regresa al mismo lugar. La raza Adámica tiene la capacidad de poder progresar positivamente en su evolución en forma de espiral ascendente.

En algunos tratados sobre los 7 chakras encontramos alusiones a dos clases de chakras. Los chakras de expresión humana y los chakras de expresión divina. Los chakras de expresión humana son el primero, el segundo y el tercero. Los chakras de expresión divina son el quinto, el sexto y el séptimo. En esta clasificación el cuarto chakra hace de puente de unión entre lo humano y lo divino. Bajo este contexto el cuarto chakra separa lo inferior de lo superior, es el elemento que une ambas expresiones.

Los tres primeros chakras se ayudan y se refuerzan, mientras que su vivración va aumentando entre los colores cálidos. Son el rojo, el naranja y amarillo. El cuarto chakra que nos hace de puente es de color verde y nos conecta con los chakras superiores representados por los colores fríos y profundos del azul, indigo y violeta.

Diversas escuelas orientales nos hablan de que la potente energía de los chakras superiores ennoblece, con Luz y Conciencia, a todos los chakras inferiores. Si tenemos en cuenta la estrecha relación que existe entre el término "alma" y los términos "luz y conciencia", podemos concluir que Mouravieff y Malanga no andan mal encaminados.


Ultiamente Corrado Malanga no saca en sus conferencias el tema de los seres almados y seres desalmados. Desde que el profesor de Pisa estuvo invitado por el Vaticano a pasar un fin de semana en una de sus propiedades en Cerdeña, ciertos temas delicados han sido callados. Y no es de extrañar que el tema de los seres desalmados y seres almados, sea de vital importancia para unos sacerdotes y obispos que viven haciendose pasar por pastores de almas.

Pero en una reciente entrevista a Corrado Malanga realizada para el público de Francia, el entrevistador le lanza la "pregunta del millón" en el minuto 57m 42s y el recién jubilado catedrático de quimica italiano responde sin rodeos y aclarando que porcentaje de seres humanos son anímicos.
El entrevistador realiza las preguntas en francés, pero Corrado Malanga responde con su pausado italiano.



Esta teoría de las dos razas nos ofrece una perfecta explicación del motivo por el que todos nuestros gobernantes y directivos son unos ladrones que carecen de remordimientos. Los seres que carecen de Conciencia, no tienen remordimientos ni pesadillas nocturnas. Llegan a ocupar puestos de responsabilidad tras haber pisoteado a todos los seres almados que se le presentaban por el camino. Por tal motivo es imposible que un ser con alma pueda llegar a ocupar un lugar de dirección y gobierno.

Hay una carretera que conduce a poder desempeñar un cargo político. La cuneta de esta carretera esta repleta de cadáveres de hombres y mujeres que cometieron un grave pecado político:
Tener alma.

Johnny McClue 2018