jueves, 17 de agosto de 2017

Atentado Falsa Bandera con firma y sello en las Ramblas de mi Barcelona natal



En esta ocasión a mi ciudad natal le ha tocado vivir en carne propia las consecuencias de vivir en un mundo comandado por unos desalmados que juegan a hacernos creer que los del estado islámico son muy malos. Como siempre, lo primero que han encontrado dentro de la furgoneta es el pasaporte de un mohamed. Para poder conocer el verdadero autor de esta masacre, como siempre, no nos queda otro remedio que mirar hacia el lado contrario del que se declara culpable.


Un solo hecho ya hace saltar todas las alarmas simbólicas: el lugar exacto donde la furgoneta blanca acabó su descenso mortal por la parte central de las Ramblas. Este preciso lugar no es un lugar cualquiera, se trata del mosaico de 400 metros cuadrados denominado "Pavimento Miró", una obra que Joan Miró diseño espresamente para este lugar de las Ramblas de Barcelona, con el fin de dar la bienvenida a todos los visitantes extranjeros que llegaban a Barcelona por mar.


Todo el pavimento central de las Ramblas de Barcelona es grisáceo. Ascendiendo las Ramblas, desde la  Plaza Colón a Plaza Cataluña, solamente hay un lugar a mitad del recorrido en donde el pavimento gris desaparece y el visitante se encuentra pisando la bienvenida diseñada por Miró. Esta situado en un lugar con un nombre,  "Pla de l'Os"  que en castellano significa "explanada del oso"y que en simbología representa a un país muy emblemático y que últimamente está de moda: Rusia. En el "Pla de l'Os" se encuentra el Liceo que ya fue testigo de otro de los atentados ocurridos en Barcelona, la famosa "Bomba del Liceo" un triste 7 de noviembre de 1893. Pero como siempre se dice, debe ser casualidad y pura coincidencia.

La furgoneta blanca se detuvo y quedó abandonada en un lugar muy concreto, en vez de seguir Rambla abajo. Fijaros el sombrero de una de sus últimas víctimas tirado en el suelo frente a la puerta lateral de la furgoneta. Es el sombrero plateado de una de las típicas estátuas humanas de la Ramblas que suelen situarse entorno al Liceo:


Parece que se trata del sombrero plateado de la estatua que representa a un burgués acomodado que está cagando mientras lee un periódico.



Pero es en la simbología representada en la obra de Miró donde encontramos que esta furgoneta lo tenía todo ensayado y muy bien preparado. No tenía que descender y desaparecer, tenía que quedar estacionada en un lugar que en las portadas de todos los periódicos quedara reflejada. Es así como dejan su firma estos desalmados que organizan estos atropellos masivos de turistas, donde el autor de la masacre desaparece de la escena de una forma que de improvisada no tiene nada. Todo estaba muy bien preparado para que el conductor se esfumara, sin necesidad de haber fumado nada.


Veamos, bajo mi modesto punto de vista, el significado simbólico de esta obra de Joan Miró pisada por millones de personas:
"La obra se encuentra encerrada dentro de un gran círculo con borde negro e interior de color blanco. Estamos ante el símbolo de la perfección y la totalidad formada a través de los 4 Elementos Fundamentales: Fuego (rojo), Tierra (amarillo), Aire (blanco) y Agua (azul). En el cristianismo el círculo representa a la Iglesia Universal, es el óvulo en dónde todo se desarrolla y crece. En esta obra el color negro juega un papel fundamental como quinto elemento que tantas filosofías y creencias admiten. El negro no solamente engloba a toda la escena, además también encierra a cada uno de los 4 elementos, llegando a formar un tridente y dos pequeños círculos completamente negros."


Justo el lugar en donde la furgoneta se detuvo, se encuentra el tridente. Un tridente que en "Símbolos, Mitos y Arquetipos" ya dedicamos un artículo donde tratamos su profundo y ancestral significado. La furgoneta blanca ha entrado dentro del mosáico de Miró a través del tridente. Ataque directo al interior del círculo.

El primer número de muertos que Reuters reporto de forma oficial no podía ser otro, el 13. Ataque directo al interior del círculo mediante la carta número 13 de todo Tarot: La Muerte. Una Muerte que el anuario 2017 del Economist ya nos anunciaba que viajaba en un vehículo de color blanco junto a un Sol rojo y dos mosquitos negros.

Pero por si a estas alturas alguien tiene dudas de hacia donde apuntan las pistas, permitirme un pequeño juego de palabras:
Mira el mosaico de Miró,
Mira es el Mosa & C.O.
Mira, no ha sido la media luna
Ha sido la puta estrella de 6 puntas
Las famosas cartas del juego Illuminati de Steve Jackson ya nos anunciaban la nueva moda de sustituir los kalasnickof por las cuatro ruedas.

Pero, como siempre, debe ser una puta casualidad.

Johnny McClue 17 8 2017