jueves, 21 de abril de 2016

El mito de que la vida es un sueño



A todos los pueblos les ha fascinado la idea de que este mundo, con los cielos, los infiernos y toda la materia no es más que un gran sueño que cada uno de nosotros tiene.

Calderon de la Barca en "La vida es sueño":
"...que toda la vida es sueño,
y los sueños,
sueños son."
Shakespeare en "La tempestad":
"Estamos hechos de la misma sustancias que los sueños,
Y nuestra breve vida está rodeada de sueño."
Un bosquimano del desierto del Kalahari:
"Hay un sueño que nos sueña"
Un poema azteca anónimo:
"No es cierto que vengamos a este mundo a vivir,
venimos sólo a soñar."
En un capítulo de Zhuang Zi:
"Una noche, Zhuang-Zhou,
soño que era una mariposa,
revoloteando feliz y contenta de serlo.
Pero no sabía que era Zhou.
De pronto Zhuang-Zhou se despertó,
sorprendido de ser él mismo.
Sin saber si era una mariposa
que soñaba ser Zhuang-Zhou
o Zhuang-Zhou que soñaba ser una mariposa."
Dentro de este pequeño estracto de citas relacionadas con el sueño, no podía faltar la del pintor catalán más experto en estas cuestiones, Salvador Dalí:



El sueño es una puerta escondida a los recovecos más íntimos y secretos del alma humana, una abertura a la noche cósmica que ya era psique mucho antes del surgimiento de la conciencia del yo. Toda conciencia tiende a la separación, pero en los sueños nos revestimos de similitud de nuestro ser más universal, más verdadero, más eterno, que mora en la oscuridad de la noche primordial. Allí el hombre es todavía la totalidad, y la totalidad vive en él, sin poderlo reconocer del resto de la naturaleza y sin poseer ningún sentido del yo.

La relación simbólica del sueño con la noche, salta a la vista. La noche a menudo ha simbolizado el envejecimiento del cuerpo y su propia muerte. En la cultura oriental encontramos constantemente un  claro paralelismo entre el sueño, la noche y la muerte. En una escala cósmica, en el hinduismo, la Noche de Brahma significa intervalo de ausencia de manifestación tras el catastrófico final de un ciclo. Mientras tanto, Vishnú duerme en el océano cósmico durante "esta noche de todas las noches" que lo abraza todo, la integridad y el encanto primordiales del universo vuelven a ser incubados.

Asclepio era un sanador de la antigua Grecia que utilizaba el sueño como terapia curativa. Se dice que un día llegó al santuario de Asclepio un paciente buscando una incubación en la cámara más secreta de aquel santuario. Una vez allí, el paciente quedo sumido en un profundo sueño. Mientras dormía, las profundidades más intimas podían efectuar sus potentes curaciones utilizando el sueño.

En una conocida representación de la concepción de Buda, aparece su madre Maya soñando con un elefante blanco que desciende en forma de nube y entra en su matriz. Para los budistas el color blanco es sinónimo de buen augurio. El hecho de que en el sueño  el animal representado, sea un elefante blanco,refleja la sabiduría, amabilidad, habilidad docente y autoridad real que Buda ostenta en todo el mundo oriental. Unas cualidades que Buda no adquirió estudiando en una universidad, más bien todo lo contrario, son unas cualidades que le fueron dadas antes de nacer de forma innata.

Los sueños han desempeñado un papel muy importante en todas las religiones, habidas y por haber. Entramos en la función de los famosos intérpretes que a lo largo de la historia han interpretado los sueños de reyes y monarcas de todo el planeta. En el capítulo 41 del Génesis, ya encontramos la interpretación por José del sueño del faraón en donde la numerología y la simbología son los auténticos protagonistas de dicho sueño faraónico: Vacas gordas, vacas flacas, espigas lozanas, espigas raquíticas y uno de los números más sagrados de la Biblia, el siete.

Pero una de las interpretaciones más famosas que relata la Biblia,  es la interpretación que Daniel hizo de un sueño que habia tenido el rey Nabucodonosor. Todos los expertos de la época en aquellas lides interpretativas, no supieron explicar el significado del sueño que el rey había tenido. Solamente Daniel supo dar una explicación a Nabucodonosor del significado de la estatua gigante con cabeza de oro y pies de barro soñada por el monarca.



 Ya en el siglo segundo antes de nuestra era, intèrpretes de sueños de nacionalidad griega, como Artemidoro, sentaron las bases de la actual forma con la que interpretar los sueños desde un aspecto puramente psicoanalítico. 

Tendríamos que hacer una distinción entre los sueños proféticos que anuncian sucesos futuros y los sueños que requieren interpretación dada la ambigüedad inherente a los símbolos utilizados por el onirismo. Las elaboraciones oníricas son una forma de experiencia vinculada al sueño, tal vez similares a la fantasía, pero la realidad es que no están explicadas todavía plenamente. También es importante diferenciar un sueño de una visión. Las visiones pueden acontecer estando despierto, pero para poder soñar hay que estar dormido.

Muchos autores son los que han intentado clasificar las diferentes clases y tipos de sueños, con dispares resultados. Esta es la clasificación que el profesor Lester enseñaba en sus apasionantes clases que impartía desde su domicilio particular de la ciudad de Barcelona:
  • Sueño didáctico.- se trata de una advertencia más o menos disfrazada sobre un acontecimiento crítico pasado, presente o futuro con un origen atribuido a las fuerzas celestes. Son los sueños proféticos relatados en muchas de las religiones.
  • Sueño iniciático.- Son los sueños que experimentan los chamanes que están cargados de mucha magia con el fin de poderse introducir en otros mundos. Algunos de estos sueños van en post de alcanzar un conocimiento que está oculto en la dimensión en donde viven los seres humanos. Muchos de los relatos del libro budista-tibetano del Bardo-Todol, corresponden a este tipo de sueños.
  • Sueño telepático.- Es el sueño que logra al sujeto poner en comunicación con los pensamientos y sentimientos de personas o comunidades alejadas en el espacio.
  • Sueño visionario.- es el sueño que predispone al ser humano a alcanzar un cierto grado de conciencia. Muy utilizado por algunos místicos orientales. No se trata ni de ningún presagio, ni de ningún viaje. Es una visión en el más puro sentido que esta palabra indica.
  • Sueño de presentimiento.- este sueño baraja una posibilidad, entre mil cuando hay que tomar una complicada decisión. Cuando la balanza de tomar una decisión importante está muy equilibrada es cuando el sueño del presentimiento rompe el equilibrio hacia una sola solución probable.
  • Sueño mitológico.- este tipo de sueños están íntimamente relacionados con los arquetipos y en ellos quedan reflejados de forma universal, todas las angustias del ser humano.
  • Soñar despierto.- No se trata propiamente de una clase de sueño, pero representa y simboliza a la perfección las dualidades fundamentales de nuestro mundo: estar despierto VS estar dormido, vida VS muerte, día VS noche, luz VS oscuridad,...


Soñar es tan necesario para el equilibrio biológico y mental como dormir, respirar y alimentarse. Una falta de sueño acarrea la demencia y la muerte del sujeto. Los sueños son la válvula de escape a impulsos reprimidos durante el día. Su función selectiva, como la de la memoria, alivia la vida consciente del ser humano, sin olvidarnos de un detalle de extrema importancia: los animales también sueñan.

Las funciones del sueño son muy profundas y es una de las asignaturas pendientes que la humanidad materialista y capitalista del siglo 21 tiene suspendidas con una calificación muy deficiente. Cuando mejor conozcamos los secretos del sueño, mejor conoceremos que coño estamos haciendo aquí.

Buenas noches y felices sueños!!!!
Johnny McClue 2016