viernes, 12 de febrero de 2016

El mosquito y el virus del Zika, símbolos y arquetipos satánicos



El significado simbólico y arquetípico del mosquito es bastante jodido. Estamos ante un insecto que se alimenta de la sangre de un ser humano vivito y coleando. La sangre está intimamente relacionada con el alma y el espíritu vital. En este contexto, chupar sangre es sinónimo a chupar vida y energía, por tal motivo decíamos que la cosa a nivel arquetípico está muy jodida. Con el mosquito estamos ante un auténtico "vampiro energético" que se comporta como el peor de los parásitos. A nivel espiritual el mosquito tiene un profundo significado y en la Cábala hebrea esta considerado como "una cosa mala". El mosquito no solamente extrae sangre, ya que al ejecutar esta operación cuando nos pica, nos deja un regalito que no tiene nada de bonito: graves enfermedades y epidemias.

Un auténtico vampiro con alas
El mosquito es símbolo de agresividad al buscar obstinadamente violar la vida íntima de su victima y succionarle su sangre. El hecho de que el mosquito nazca en aguas estancadas, muertas y putrefactas, no ha ayudado mucho a que el mosquito tenga una buena fama, mas bien todo lo contrario. Hay que tener en cuenta que las aguas pantanosas es uno de los símbolos más arraigados que todos tenemos en lo más profundo de nuestro inconsciente. Las aguas estancadas y putrefactas solo se liberan cuando los canales de drenaje son abiertos. Si dichos canales no se abren, los mosquitos se reproducen y multiplican sin parar. En nuestros inconscientes, los canales de drenaje equivalen a las vías de la expresión y relación que todos los seres humanos podemos desarrollar: música, pintura, poesía, escultura, etc. Cuando los canales se abren y el agua circula, todo se purifica, pero esta operación de abertura de los canales solamente puede ser realizada por la persona propietaria. Aquí no sirven las ayudas y "golpes de manos" de otras personas. Solamente uno mismo puede realizar la apertura de sus propias compuertas.

Todo un prodigio de diseño por parte de la Madre Naturaleza
Por otra parte los mosquitos son unos excelentes propagadores de cualquier enfermedad relacionada con el riego sanguíneo. Estamos ante una jeringuilla y aguja hipodérmica que  vuela  de un sitio a otro con toda libertad y sin desinfectarse vuelve a utilizarse. Se trata de un ejercito aéreo especializado en la guerra bacteriológica que haría las delicias de cualquier malvado con ganas de dominar el mundo entero.

Los encargados de bautizar las diferentes especies de
mosquitos, son unos auténticos especialistas del terror:
Mosquito Tigre
No hay muchos seres que pasen tan desapercibidos como los mosquitos. Un ejercito aéreo que para poder volar, no precisa de queroseno y sus naves ya llevan incorporadas de fabrica a los pilotos, siempre listos para volar.

Desde hace unos cuantas décadas, empezar un nuevo año ha implicado conocer un terrible y catastrófico mal que nos hace vivir con pánico y miedo, mucho miedo (SIDA, vacas locas, Ebola, etc.). A este año 2016 le ha tocado bailar con un virus y con el mosquito que lo transmite.

El Zika es un virus cuyos efectos a corto plazo son terribles, pero si encima se le añade que el portador y provocador del contagio es un mosquito, la combinación virus-mosquito se torna letal. Estamos ante una asociación de dos símbolos que nuestra percepción interior lo relaciona con conceptos como muerte, contagio, asesino invisible, vampiro letal, etc.

Atención:
Peligro de muerte
El hombre queriendo jugar a ser Dios ha empezado a manipular geneticamente cualquier tipo de ser vivo y los mosquitos han sido de los seres vivos más utilizados en los laboratorios genéticos. Las consecuencias a corto plazo ya las conocemos,... pero es imposible conocer los efectos a largo plazo, por la sencilla razón que ha pasado poco tiempo. Si a corto plazo nos estamos encontrando con microcefalia,... ¿ que ocurrirá con todo este tema cuando ya hayan transcurrido décadas?

El hombre se ha creído con el derecho de modificar a su antojo su entorno. Pero los nietos de estos hombres, puede ser que no perdonen a sus abuelos. Unos abuelos que jugaron a ser dioses, hasta que unos mosquitos les enseñaron que con la madre naturaleza no se juega.

Nos complace finalizar este sencillo artículo con un vídeo musical dedicado a objetos voladores. El mosquito que sale al final, no tiene desperdicio. Un claro ejemplo de hasta donde puede llegar unas mentes perversas diseñando y manipulando.



PAZ
Johnny McClue