martes, 18 de agosto de 2015

...y el premio al mejor guión, va para el Doctor Karma.


Cada ser humano lleva a cuestas su Karma. La acciones que vamos realizando en esta vida, sean buenas o malas, se van sumando al Karma que cada uno de nosotros poseemos. Una comunidad de seres humanos, tambien tiene su propio Karma. Un país o una nación, como máximo exponente de una comunidad, tambien disfrutan de un Karma, acumulado con el paso de los siglos.

El Karma de una nación se va formando conforme las acciones y deseos de sus millones de ciudadanos. El Karma de una nación, no puede ser ignorado, su importancia y repercusión es enorme. Una nación que viva en paz con sus vecinos y practique el amor desinteresado hacia el prójimo, irá acumulando un Karma completamente positivo. Un país que invada de forma violenta a sus vecinos, no los respete y los mate, ira acumulando un Karma terriblemente negativo.



En los últimos siglos de nuestra historia tenemos dos claros ejemplos de Karmas negativos:
  1. El Karma de España construyendo su Imperio en donde no de ponía el sol
  2. El Karma de Gran Bretaña y Francia aniquilando a todos los Pieles Rojas para ocupar sus tierras
Con la escusa de la evangelización, los solados y sacerdotes españoles "conquistaron" unas tierras que no les pertenecían a golpe de espadas y cañonazos. El Karma de España se fue cargando de todo aquel sufrimiento e injusticia sufrido por los millones de indígenas que tan tranquilamente vivían en sus tierras.

Pero el Karma de USA tiene un ingrediente que lo diferencia del español. Los indígenas norteamericanos fueron literalmente exterminados y los causantes del exterminio, ocuparon, como si nada, aquellas tierras que no eran suyas. Los descendientes de aquellos asesinos de pieles rojas, son los que en la actualidad quieren dirigir a todo el mundo desde una casa de color blanco. Ignorando que las leyes del Karma dicen: "No hagas con el prójimo lo que no quieras para ti".


Los culpables de tantas atrocidades, injusticia y sufrimiento les está empezando a llegar de vuelta el boomerang que ellos mismos lanzaron: España, Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Italia y el Vaticano. Todas estas naciones tienen un karma extremadamente negativo y están empezando a pagar las consecuencias. Unas consecuencias muy duras, pues van a sufrir sobre su piel, el mismo trato que ellos tuvieron con todos los autenticos propietarios de aquellas tierras.


Viajando  por el continente americano desde el extremo sur, hacia el norte, la evidencia salta a la vista. La gran mayoría de los americanos muestran rasgos que nos recuerdan que sus antepasados indígenas se mezclaron con los "colonizadores". Pero al llegar al norte de México y cruzar la frontera hacia USA, la cosa cambia. Los norteamericanos y canadienses no tienen ningún rasgo que los identifique con los indígenas que habitaban aquellas tierras, los Pieles Rojas.


Por aquellos tiempos en que Colón surcaba los mares, aquel continente fue bautizado con el nombre de "El Nuevo Continente" y toda Europa se pensó que podía hacerse con un cachito de aquel nuevo continente. Pero aquel continente no era nuevo y pertenecía a unos seres humanos que no eran ni salvajes, ni infieles, simplemente eran muy diferentes a aquellos europeos. Unos europeos que a golpe de metal y pólvora, exterminaron a los propietarios de aquellas tierras tan diferentes y maravillosas.


Ha llegado el momento de pasar cuentas y de que todo que de equilibrado. Es un momento que llega a todas las personas y a todos los países y comunidades.
Nadie se escapa, nadie. Es la ley del Karma.



Este próximo mes de septiembre, el Papa Francisco viaja a Estados Unidos. El Gobierno norteamericano y el Vaticano son conscientes de que se encuentran en el borde del precipicio y quieren intentar evitar una mortal caída. Pero no hay forma humana de poder esquivar estas leyes, no están legisladas en la Tierra, son universales.



Alguien tendría que informar al Pentágono y al Vaticano que las leyes universales no pueden ser manipuladas ni alteradas por el hombre. Estas dos instituciones llevan tanto tiempo manejando los títeres de la función, que se creen que ellos tambien escriben el guión de la obra. Seria bueno que alguien les avisara  que el verdadero guión de la obra, lo escribe un tal Doctor Karma.


PAZ
Johnny McClue, agosto 2015