viernes, 14 de agosto de 2015

Horus, alias dios egipcio


Según el catedrático italiano Corrado Malanga estamos ante uno de los seres inteligentes mas legendarios y de extraño aspecto, que viene "relacionandose" con el ser humano desde tiempos inmemoriales.

Caracteristicas principales:

  • Muy altos, su estatura sobrepasa en posición erguida los tres metros y medio.
  • Son bípedos y sus piernas son delgadas y muy largas.
  • Encima de sus dos ojos se percibe un prominente tercer ojo vertical que sobresale de su frente
  • Su boca tiene forma de un pico de ave curvado
  • Debajo de su mentón destaca una perilla de considerables dimensiones, muy parecida a la perilla de las máscaras funerarias egipcias.
  • Tienen la capacidad de aumentar el ancho de su cuello de forma considerable, recordando al cuello de una gran cobra.
  • Su cuerpo tiene sobresaliendo de forma prominente los extremos superiores de sus dos esternones.
  • En su parte trasera del cuello y nuca porta algo parecido a unas largas plumas.
A juzgar por muchas esculturas y pinturas, este ser y su largo pico, hace milenios que va apareciendo a lo largo del Planeta.
El artista medieval que esculpio este estraño ser algo debía de saber
Debajo del ser de la foto anterior el artista esculpió a un diablo alado,
pero como siempre en estos casos, es todo casual


A esta extraña raza alienígena el profesor italiano de la Universidad de Pisa la ha bautizado con el nombre de Horus. Según parece provienen de Orión y Malanga los relaciona con el dios egipcio y con el aspecto que tenían los faraones, siempre mucho mas altos y grandes que el resto del pueblo egipcio.

Ya son mas de tres décadas las que el investigador italiano lleva recopilando información sobre este extraño ser. Malanga sospecha que podrían estar formados por dos distintas entidades. Una de las dos entidades carecería de cuerpo y colaboraría con la otra entidad con cuerpo, como si de un solo ser se tratara.

El ser humano no es el ser superior que nos han contado. Hay seres superiores a nosotros que se creen con derecho a tocarnos los cojones cuando les plazca. Y mientras tanto todos nosotros pensando que son dioses la mar de enrollados.


Esto da que pensar en la posibilidad de que el pobre pueblo egipcio fuera engañado y explotado por unos seres que se hacían pasar por dioses sin ningún tipo de problema. La civilización egipcia desapareció, pero estos extraños seres parece ser que aún andan por la Tierra tocando la pera, al que menos se lo espera.


Tanta piramide, tantos ojos iluminados, no podia ser casual. Y es que cuando el río suena,....


PAZ
Johnny McClue 2015