lunes, 12 de septiembre de 2016

El ojo en la cúspide de la pirámide


La pirámide coronada por el ojo triangulado del billete de un dolar, se ha hecho popular de la mano del tema iluminati. En este blog ya hemos tratado por separado del símbolo del triángulo, el símbolo de la pirámide y el símbolo del ojo. Estamos ante tres símbolos sumamente importantes en el mundo de la simbología que suelen estar de moda entre la élite y la gente famosa del mundo del espectáculo.

Pero, ¿ que significa realmente mostrar solamente uno de los dos ojos?, ¿que extraño poder encierra este tipo de gestos, tan comunes en la élite? ¿que relación tiene un triángulo con un ojo? ¿que pinta una pirámide egipcia en un billete de USA?



Para los masones la pirámide es el símbolo de la construcción, la obra para llegar al Gran Arquitecto o Dios. El ojo, en tanto, es el símbolo de Horus y también representa al gran arquitecto del universo, es decir a Dios (el ojo de Horus, dios sol, también es utilizado por los cristianos y judíos para hacer referencia a Yahvé).

Con dos rectas no podemos formar ninguna figura, el primer espacio cerrado surge con tres rectas, el triángulo. Estamos ante los misterios encerrados en el ternario, tan importantes en la obra de Lao-Tse, titulada Tao-Te-King:
"El Tao engendró la Unidad, la Unidad engendró la Dualidad, la Dualidad produjo la Tríada, La Tríada dio vida a todas las cosas."

 Hay que llevar la Dualidad hacia la Unidad por medio del número 3. El Ternario constituye para los masones la representación intangible de la Unidad. Por esta razón la luz del Ternario es uno de los símbolos fundamentales de cualquier logia masón que se precie.

El triángulo como símbolo del Ternario es la imagen perfecta, la primera forma que adquiere el Gran Arquitecto, en Si mismo infinito y sin límites, para hacerse inteligible al hombre. La Masonería adopta el Ternario como uno de sus principales símbolos en forma de Delta Radiante.

Para otros el ojo que todo lo ve simbolizaría el control del mundo, la cúspide del poder mundial, lo que en el billete aparece demostrado claramente, ya que el ojo, instalado en la parte superior de la pirámide, aparece dominando la parte inferior de la misma. La parte superior de la pirámide, controla a la parte inferior. Unos pocos dominan a todo el resto de la humanidad. Son unos pocos que se creen iluminados.




Para la Iglesia Católica el triángulo y el ojo son representativos del Dios creador de todas las cosas. Su poder creador es tal que alrededor del triángulo que lo representa resplandece e ilumina la luz de la sabiduría. En la decoración de las iglesias encontramos numerosos ejemplos de este ojo triangulado que ilumina por todos lados.




Estas son las dos explicaciones que los masones y los cristianos proclaman ante tanto resplandor triangulado. Unos dicen que el ojo encima de la pirámide representa al Dios creador, señor y dueño de todo. Otros prefieren ver representado a una élite mundial iluminada que, entre ellos, se reparte todo el pastel. Para el resto de los seres humanos,... solo quedan unas insignificantes migajas.


Algunos analistas de esta cuestión afirman que el ojo del billete de un dolar, no es un ojo humano, sino que se trata de un ojo de un reptil. Pero un  ojo de reptil tendría que tener la pupila vertical y escamas al rededor del ojo. En la ampliación podemos observar de que se trata de un ojo con la pupila redonda.

Pero sin embargo, hay un detalle que pasa desapercibido y que proporciona la clave al ojo dibujado en el billete de un dolar:
"Toda la pirámide truncada está dibujada en tres dimensiones, pero el triángulo superior solamente está dibujado en dos dimensiones."
Esta diferencia nos indica que estamos ante dos elementos de procedencia completamente distinta. La pirámide tiene altura, anchura y profundidad. Sin embargo, el triángulo y el ojo carecen de profundidad, su naturaleza es diferente, no son de nuestro mundo. Estamos ante una pirámide con 13 niveles que está coronada por el ojo que todo lo ve. Un ojo que "no es de por aqui".

El propietario de la maquina de imprimir dinero, resulta que es de otra dimensión y nada tiene que ver con nuestro mundo de tres dimensiones con su correspondiente electricidad, magnetismo y gravedad.

Si esta cuestión del ojo triangulado, la valoramos según los musulmanes, nos encontramos ante una respuesta unánime: "El ojo dentro del triángulo que culmina la pirámide, representa a Dajjal (Satán, el Anticristo) sentado en el trono del mundo global."

Para el mundo islámico cuando Dajjal aparezca en la tierra solamente podrá ver por uno de sus dos ojos. Por tal motivo, los musulmanes no tienen ninguna duda respecto a que ele ojo del billete de dolar representa al mismísimo Satán.



Estamos ante un ser de otra dimensión que es el dueño de una "maquinita" muy especial,... la máquina de fabricar dólares.



Es en la alquímia donde podemos encontrar la respuesta a tanto ojo triangulado.
La Alquimia es una de las mancias que relaciona constantemente el triángulo con el ojo. Son muchos los expertos que han utilizado dicha comparación.

Según Robert Fludd, el ojo se compone de 3 partes:
  1. Parte vidriosa, en forma de lente transparente y de mediana consistencia.
  2. Parte acuosa, blanquecina y que engloba a la parte vidriosa como la clara envuelve a la yema.
  3.  Parte cristalina, brillante que alimenta a las demás partes con substancias nutritivas sacadas de la sangre.

El opus alquimista solía representarse en forma de globulo ocular. El lapis esférico, símbolo del pequeño mundo renovado, sale de la pupila, que a su vez simboliza el caos macroscopico de los cuatro elementos. Los brazos que levantan al lapis del fuego bautismal son las dos partes principales del opus, tal y como lleva escrito la figura central en sus dos brazos. La disolución del cuerpo, "Solve", y la solidificación del espíritu, "Coagula". Las aguas rojas y blancas que manan de los pechos del rebis, del doble aspecto de la materia, forman el cuerpo vidriado y viscoso del ojo del mundo, el oceano de tiempo y espacio.

El pájaro representa las tres fases del opus:
  1. El cuervo.- Putrefacto.
  2. El cisne.- Albedo
  3. El fénix.- Rubedo.
El nervio óptico de este globulo ocular, está representado por el Tetraktys pitagórico

El ojo y la piramide caminan de la mano desde tiempos inmemoriables. Es una simbiosis que constantemente nos recuerda una triste realidad:
"Los que están arriba de la pirámide gobernando,... proceden de otra dimensión"
PAZ
Johnny McClue