sábado, 3 de septiembre de 2016

Cuando el globo explota, el mito del colapso financiero



El mundo capitalista y de consumo en que nos ha tocado vivir es similar a un globo que se va hinchando. Llegará un momento en que explotará. Para que esto no ocurriera, sería preciso que se dejara de hinchar.

Pero el propio sistema capitalista se basa en que el globo siempre tiene que recibir nuevo aire, por lo tanto la explosión es inevitable. Los "dueños" del globo no son estúpidos y son buenos conocedores de esta característica del sistema. Por lo tanto, jamás van a dejar que el globo explote por si solo, sino que van a ser ellos mismos los que provoquen una explosión que puedan controlar, con el fin de poder ser los propietarios "del nuevo globo" que sustituya al actual. Bajo nuestro modesto punto de vista estos uĺtimos meses del 2016, vamos a ser testigos de un nuevo once de septiembre. Tan solo que esta vez la implosión no afectará solamente a dos torres,... en esta ocasión van a explosionar a todo el sistema económico

Las últimas declaraciones de Simon Parkes en el canal de nuestra amiga Kerry de Proyecto Camelot , nos hacen pensar que ha llegado el momento. El actual sistema está apunto de explotar, lo que implica un escenario completamente diferente al habitual. De la noche a la mañana, la vida nos dará un giro de 180 grados:
  • Internet dejará de funcionar
  • Los bancos no podrán operar
  • Los medios de transporte dejarán de trasladar a las personas y las mercancías
  • Las gasolineras y estaciones energéticas quedarán obsoletas
  • Los hospitales no podrán operar ni ofrecer tratamiento a los enfermos
  • Las farmacias y supermercados quedarán con sus estanterías vacías
  • Las estaciones de TV dejarán de retransmitir
  • Policía, Bomberos y Ambulancias brillarán por su ausencia

Ante esta situación, una serie de preguntas nos vienen a la mente:

¿Qué hacer?

¿A dónde ir?

¿Cuales son los lugares más seguros para poder sobrevivir a los próximos acontecimientos?

Queremos compartir con todos vosotros las siguientes reflexiones realizadas por Simon Parkes:
  • Si el sistema colapsa, es todo el globo que explota. No existirá una región o país mas seguro que los demás.
  • Será importante estar rodeados por conocidos y convivir con gente de confianza. En situaciones de caos, siempre será mejor estar rodeado de familiares y amigos que de gente que desconocemos por completo.
  • Los expertos en estas lides sostienen que tras el colapso, cada uno de los países deberán reiniciar un nuevo sistema sin ayuda de los países vecinos. Calculan necesario un mínimo de 3 a 4 semanas para que cada país pueda empezar de nuevo a "sacar la cabeza".
  • Las familias y pequeñas comunidades que tengan almacenados víveres y puedan organizar su defensa, tendrán muchas más posibilidades de poder ver la "luz al final del túnel".
  • Los que tengan la ocasión de poder seleccionar su residencia, entre varios lugares (tu propia casa, la de tus padres, la de tu herman@, etc.), aconsejamos el lugar que este más alejado de las grandes ciudades.
  • Junto a la comida y agua, será bueno almacenar medicamentos y material de defensa y protección.
El ser humano con comida, agua y un techo puede sobrevivir 30 días sin ningún problema. La cosa se complica cuando no se tienen víveres, ya que entonces nos vemos obligados a conseguirlos, por lo que los riesgos quedan multiplicados. Pero si uno esta preparado la cosa cambia y entonces, solo tienes que vigilar que ningún extraño meta mano a tu despensa.



Que no te pille el toro cuando uno de sus dos cuernos haga explotar el globo!!!!!

Buena suerte para todas las personas de buena voluntad.

Nos vemos en el 2017 dentro de un nuevo globo

"De oca a oca, y tiro porque me toca"

Johnny McClue 3 septiembre 2016