miércoles, 23 de noviembre de 2016

Droga dura, droga blanda y mucho THC para toda la vasca




Con este sencillo artículo no pretendo defender o atacar el consumo de estupefacientes. Solamente quiero hacer notar hacia donde quieren llevarnos unos seres desalmados que se creen iluminados y dueños de todo el planeta.

La mayoría de la población clasifica a las drogas según lo que han visto hasta la saciedad en los principales medios  de comunicación. Tal y como nos han ido machacando a lo largo de los últimos años, las drogas se dividen en dos grandes grupos: las drogas duras y las drogas blandas. Según dicha clasificación la heroína y la cocaína pertenecen al grupo de las drogas duras y la marihuana al grupo de las drogas blandas. Esta manera de mirar el problema de la droga fue hábilmente introducido para "agilizar" uno de los puntos anotados en una agenda iluminada:
Lograr la legalización de la marihuana.
Cuando en el siglo 20 lo más normal del mundo era fumar tabaco, hubieron una serie de compañías tabaqueras que durante décadas no pararon de dar multimillonarios beneficios. Hasta que llego un día en que la historia del cáncer del pulmón, les empezó a aguar la fiesta por completo. Pero todas estas compañías no se quedaron con los brazos cruzados cuando empezaron a ver venir la tormenta,.... y ya hace mucho tiempo que cambiaron los rumbos de sus empresas hacia nuevos negocios igual, o más lucrativos. Uno de estos nuevos rumbos es la legalización de la marihuana, con el fin de que el estanco de tu barrio en lugar de poder vender cigarrillos, puedan vender porritos de marihuana.

Comercialmente hablando este nuevo rumbo se les presenta muy atractivo y distraído. Antes con el tabaco los fabricantes solamente podían ofrecer a sus consumidores dos clases principales de cigarrillos: tabaco rubio y tabaco negro. Pero las perspectivas comerciales que la marihuana presenta son completamente diferentes teniendo en cuenta la gran variedad de semillas que de esta planta existen con diferentes genéticas, aspectos y aromas. Bajo este contexto la marihuana revolucionará a todos los vendedores de tabaco, como también ocurre en las tabernas con el alcohol y sus variantes. Para un alcohólico la taberna es un regalo del cielo, ya que en ella encuentra una gran variedad de alcoholes de forma completamente legal. La oferta de cualquier taberna o bar es inmensa para cualquier adicto al alcohol. Pues en los estancos fumetas del futuro ocurrirá lo mismo que ocurre hoy con el tabaco. Los consumidores podrán escoger sus marcas preferidas dentro de una gran variedad de diferentes calidades, precios, gustos y aromas.


Todo lo tienen desde tiempo muy bien planeado y los problemas que el nuevo rumbo podría traerles, han estado muy maquiavelicamente "maquillados" con mucho tiempo de antelación. Ya hace décadas que se empezaron a divulgar noticias relacionadas con que la marihuana es ideal para tratar a los pacientes con cáncer. De este modo nadie cuestiona que el consumo de la marihuana sea perjudicial.

Hay que reconocer que esta gente confecciona sus planes con una gran profesionalidad para influenciar en los gustos y consumos de la mayoría. Primero te enseñan que la marihuana cura el cáncer a todo dios y para demostrártelo usan la tierna imagen de un pobre niño afectado:




Te presentan una lucha contra el cáncer en donde la marihuana sale vencedora por decisión unánime del jurado:



Pero no debes preocuparte por que muy pronto una cosa tan y tan buena va a estar a tu alcance en uno de los comercios más cercanos a tu domicilio:




Las grandes mafias internacionales del narcotráfico internacional seguirán controlando los inmensos beneficios que les proporcionan las drogas duras, como la heroína y la cocaína. Mientras tanto la marihuana queda relegada a los Winston, Marlboro y Ducados de turno. En su día también hicieron lo mismo con el alcohol y las mafias pasaron el relevo a los Osborne, Chivas y Ballentines de turno.

Las fichas del tablero se han estado moviendo para que en un futuro próximo todo dios vuelva a fumar como antaño. Solo que en lugar de nicotina con alquitrán van a aspirar THC a tutiplan.

Johnny McClue 2016