jueves, 23 de junio de 2016

El simbolismo del número veinte - 20 - XX



En la ciencia de la Numerología el número 20 esta considerado el número gemelo del 10, en dómde también es su complemento. Es el símbolo de la unión del más allá y la realidad. Ya hemos visto en otros artículos la relación del número 10 con el árbol de la creación (la realidad), llamado en la Cabala árbol de Sefirot. El número 20 es el complemento a la realidad del número 10, su mundo paralelo invisible, la otra realidad que hay siempre detrás de la realidad.

Antiguamente el 20 era uno de los números básicos para poder contar, pues la gente contaba con los 10 dedos de las manos y los 10 dedos de los piés. El 20 fue una unidad de medida muy extendida y común. Los mayas y otros pueblos americanos, realizaban llos cálculos matemáticos, basándose en los sitemas vigesimal y duodecimal.

La importancia del 20 a lo largo de la historia ha quedado reflejada en lenguas como el francés y el danés, en donde el número 80 (quatre-vingts) se forma al multiplicar el 4 por el 20. Carlomagno impuso una división monetaria relacionada con el 20, que duró siglos, cuando 1 libra paso a valer 20 solidi o shilings. En Gran Bretaña este sistema no fue sustituido por el decimal hasta el año 1971 y es que los ingleses son muy ingleses.

El templo de Salomón tenía una longitud de 20 varas y una amplitud de otras 20 varas. Todo el interior del templo también estaba relacionado con el número 20.

La carta del Tarot con el número 20 corresponde a la carta de "El Juicio". Esta carta representa la indulgencia y la salvación. En la escena se nos muestra la triple naturaleza espiritual del hombre que se libera de las ataduras del sepulcro ya que se levanta y abandona el mundo de la materia.

El arcángel Gabriel esta soplando una trompeta abanderada con una cruz y nos anuncia que la época de la Quaresma ha finalizado y que ha llegado el tiempo de la salvación. El toque de trompeta representa la palabra creadora que libera al hombre cuando la pronuncia, dejando de ser esclavo de las limitaciones terrenales.

Muchos son los expertos que afirman que los tres ataúdes fueron añadidos posteriormente y que en las primeras versiones de esta carta solamente había un sepulcro. De hecho en la versión egipcia aparecen tres momias saliendo de un mismo sarcófago, en una clara alusión a que todo ser humano está formado por tres partes que cohabitan en un mismo cuerpo.

El siglo XX fue el final del segundo milenio desde que contamos los años a partir del nacimiento de Cristo. Sin dudas será recordado como el siglo de los grandes descubrimientos y avances tecnológicos. Pero no todas las mejoras han sido compartidas con el resto de la humanidad. Muchas patentes de excelentes inventos no llegaron a ver la luz en un loco mundo consumista y materialista.

En el siglo 20 unos cuantos hombres jugaron a ser dioses y con el pasar de los años aquellos hombres se fueron creyendo ser los reyes del mambo. Y así nos ha ido.



Johnny McClue 2016